Crece la tensión diplomática entre la UE y Pekín tras las sanciones por "violaciones graves de derechos humanos" de China

El alto representante para la Política Exterior de la Unión Europea (UE), Josep Borrell.

Andrés Gil

Corresponsal en Bruselas —

0

Los ministros de Exteriores de la UE decidieron este lunes imponer medidas restrictivas a 11 personas y cuatro entidades responsables de violaciones y abusos graves de los derechos humanos en distintos países del mundo. Junto con la inclusión de cuatro ciudadanos rusos a principios de este mes, estas 15 designaciones forman parte de un primer paquete de inclusiones en las listas con arreglo al régimen de sanciones de la UE de alcance mundial en materia de derechos humanos.

"Las sanciones son una señal de la firme determinación de la UE de defender los derechos humanos y de actuar de manera tangible contra los responsables de violaciones y abusos", afirma la nota del Consejo de la UE.

Entre las violaciones que se sancionan este lunes se encuentran "las detenciones masivas arbitrarias de personas —y en concreto, de uigures en la región de Xinjiang— en China, la represión en la República Popular Democrática de Corea, las ejecuciones extrajudiciales y las desapariciones forzadas en Libia, la tortura y la represión en Rusia dirigidas contra personas LGBTI y contra los opositores políticos en Chechenia, y las torturas, ejecuciones y homicidios extrajudiciales, sumarios o arbitrarios en Sudan del Sur y en Eritrea".

En virtud del régimen de sanciones de la UE de alcance mundial en materia de derechos humanos, establecido en diciembre de 2020, las personas y entidades que figuren en las listas son objeto de una inmovilización de activos en la UE.

Las personas incluidas en las listas se hallan también sujetas a la prohibición de viajar a la UE. Asimismo, las personas y entidades de la UE tienen prohibido poner fondos a disposición —de forma directa o indirecta— de quienes figuren en la lista.

La respuesta china ha sido rápida. "Esta medida, basada únicamente en mentiras y desinformación, ignora y distorsiona los hechos, interfiere gravemente en los asuntos internos de China, viola flagrantemente el derecho internacional y las normas básicas que rigen las relaciones internacionales y socava gravemente las relaciones entre China y la UE", afirma una nota del ministerio de Exteriores chino. Así, China decidió: "Sancionar a las siguientes 10 personas y cuatro entidades de la UE [no queda claro que se sanciona a todos los miembros de esas entidades y organismos, que no son nombrados indivualmente] que dañan gravemente la soberanía y los intereses de China y difunden maliciosamente mentiras y desinformación: Reinhard Butikofer, Michael Gahler, Raphaël Glucksmann, Ilhan Kyuchyuk y Miriam Lexmann, eurodiputados; Sjoerd Wiemer Sjoerdsma, diputado del Parlamento holandés, Samuel Cogolati, del Parlamento Federal belga; Dovile Sakaliene. del Seimas de la República de Lituania; el académico alemán Adrian Zenz; el académico sueco Björn Jerdén; el  Comité Político y de Seguridad del Consejo de la Unión Europea; el Subcomité sobre Derechos Humanos del Parlamento Europeo; el Instituto Mercator de Estudios de China en Alemania; y la Fundación Alianza de Democracias en Dinamarca".

A consecuencia de ello, el Gobierno decretó la prohibición "a las personas interesadas y sus familias de entrar en el continente, Hong Kong y Macao. Ellos y las empresas e instituciones asociadas con ellos también tienen prohibido hacer negocios con China". Además, China "insta a la UE a reflexionar, afrontar directamente la gravedad de su error y corregirlo. Debe dejar de sermonear a otros sobre derechos humanos e interferir en sus asuntos internos. Debe poner fin a la práctica hipócrita de los dobles raseros y dejar de seguir por el camino equivocado. De lo contrario, China reaccionará".

Etiquetas