Elecciones en Francia

El futuro del programa de gobierno de Macron se decide en las legislativas del domingo

Fotografía de archivo del presidente francés, Emmanuel Macron

Ángel Calvo

EFE / París, Francia —

0

Más de 48 millones de votantes están convocados a las urnas este domingo para la primera vuelta de las legislativas francesas. Estas elecciones son cruciales para que el presidente Emmanuel Macron pueda proseguir con su programa de gobierno. Las encuestas no le garantizan que consiga renovar su mayoría absoluta en la Asamblea Nacional.

La votación empezó ya este sábado en varios de los territorios de ultramar de la República Francesa. En primer lugar a partir de las 10.00 GMT en el archipiélago de Saint Pierre et Miquelon, frente a las costas atlánticas de Canadá, y luego sucesivamente en Guayana, las Antillas, Wallis y Futuna, Nueva Caledonia, La Reunión y Mayotte.

En las once circunscripciones de los franceses del extranjero (como en la Polinesia Francesa) esta primera vuelta se llevó a cabo el 4 y el 5 de junio, y el bloque macronista tuvo allí un primer revés con la eliminación de Manuel Valls, su candidato investido para el área que incluye España, Portugal, Andorra y Mónaco.

En la Francia metropolitana, los colegios electorales abren mañana a partir de las 8.00 locales (6.00 GMT) y se puede votar hasta las 18.00 horas en las zonas rurales y en las pequeñas ciudades, y hasta las 20.00 en las grandes urbes.

El peligro de la abstención

Uno de los elementos que pesará en el resultado final será la previsible desmovilización del cuerpo electoral, teniendo en cuenta que los institutos demoscópicos anticipan una abstención de entre el 51 % y el 55 %, que por tanto probablemente superará el récord alcanzado en las últimos comicios de 2017, con el 51,3 por ciento.

Esos mismos institutos demoscópicos, en los sondeos realizados a mitad de esta semana, calculaban una situación muy igualada en la primera vuelta entre el bloque del jefe del Estado, reunido bajo la marca Ensemble, y la nueva coalición de izquierda NUPES que reúne a La Francia Insumisa (LFI) de Jean-Luc Mélenchon, a los ecologistas, a los socialistas y a los comunistas.

Una victoria en la primera vuelta de la Nueva Unión Popular Ecológica y Social (NUPES), que ha conseguido convertirse en la protagonista de la campaña con la idea de convertir a Mélenchon en el nuevo primer ministro y obligar a Macron a una cohabitación, situación inédita desde 2002, es una hipótesis posible aunque no la más probable, según esas encuestas.

El instituto Elabe preveía un casi empate, con Ensemble con el 27 % de los votos, frente al 26,5 % de la NUPES, y a bastante distancia por detrás la ultraderechista Agrupación Nacional (RN) de Marine Le Pen (19,5 %) y los conservadores de Los Republicanos (LR, 11 %).

Opinion Way, por su parte, auguraba un 28 % para el bloque macronista, por delante de la coalición liderada por Mélenchon (25 %), de la RN (18 %) y de LR (11 %).

Si la NUPES termina mañana en primera posición, sería un triunfo más que simbólico para una izquierda que había aparecido muy debilitada en las presidenciales de abril, relegada entonces por el tirón de Le Pen, que parecía destinada a ser durante los próximos cinco años la verdadera oposición a Macron.

La disputa por la mayoría simple y la aspiración a la mayoría absoluta

De cara a la segunda vuelta del 19 de junio, la cuestión es si el oficialismo contará con una mayoría absoluta. Una mayoría relativa obligaría al presidente reelecto Emmanuel Macron a negociar cada proyecto de ley y tal vez a renunciar a algunas de sus programas electorales.

Dada la escasez de reservas de votos de la NUPES y las particularidades del sistema electoral de las legislativas (con circunscripciones uninominales), los institutos demoscópicos han calculado que Ensemble podría obtener al final entre 280 y 330 de los 577 diputados de la Asamblea Nacional, cuando la mayoría absoluta son 289.

La NUPES pasaría a ser el principal bloque de oposición con entre 160 y 190 escaños, mientras LR con sus aliados centristas se verían reducidos a 50-70 y la RN se tendría que contentar con una representación una vez más testimonial con entre 13 y 50 diputados.

En la Asamblea Nacional saliente, el bloque macronista disponía de 346 escaños. Esta mayoría ha permitido al presidente adoptar la mayor parte de sus propuestas legislativas casi sin problemas. El principal grupo de oposición, Los Republicanos, estaba muy por detrás con 101 diputados.

A años luz habían quedado los socialistas (28 diputados), los centristas de la UDI (19), los comunistas y regionalistas de ultramar (15) y los miembros del grupo mixto, entre los que estaban los siete de la RN.

AGB

Etiquetas
stats