La participación a las 17 horas en la segunda vuelta de las elecciones francesas bajó dos puntos respecto a 2017

Carteles electorales de los dos candidatos a la presidencia francesa, Emmanuel Macron y Marine Le Pen, junto a un colegio electoral en Henin-Beaumont, Francia. EFE/EPA/Ian Langsdon

elDiario.es


0

La participación en la segunda vuelta de las elecciones francesas bajó dos puntos respecto a la segunda ronda de las elecciones de 2017 (63,23% frente al 65,3%) en el dato ofrecido a las 17:00 horas de este domingo, a dos horas de que cierren los primeros centros electorales. En aquellas elecciones ya se enfrentaron Emmanuel Macron y Marine Le Pen, un duelo que se repite este año. Este 63,2% es, además, una cifra también casi dos puntos inferior al dato de la primera vuelta a la misma hora el pasado 10 de abril, que fue de un 65%.

El descontento popular francés sin opción ante un balotaje presidencial entre Macron y Le Pen

El descontento popular francés sin opción ante un balotaje presidencial entre Macron y Le Pen

Según los medios franceses, hay que remontarse a la segunda vuelta de 1969, que enfrentó al “gaullista” Georges Pompidou con el democristiano Alain Poher, para encontrar una tasa de abstención más baja a falta de dos horas para el cierre de los primeros centros.

La segunda vuelta de las elecciones presidenciales estuvo marcada por el enfrentamiento entre ambos candidatos, que pasaron más tiempo pidiendo el voto contra su rival que para sí mismos. Casi todas las encuestas auguran una nueva victoria de Macron, especialmente después del debate televisado frente a Le Pen. El presidente habría aumentado la distancia respecto a su rival: 56,5% frente a 43,5%, de acuerdo con el último barómetro de Ipsos. Un avance significativo logrado en las últimas dos semanas: en los días previos a la primera vuelta, la diferencia entre los finalistas llegó a estrecharse hasta los seis puntos. 

La candidata de extrema derecha, no obstante, continuó registrando una intención de voto más alta que en 2017 y aspira a que la movilización del electorado más descontento con el presidente le permita dar la sorpresa en la jornada electoral.

Durante este domingo de votaciones, Le Pen votó durante la mañana en su feudo electoral de Hénin Beaumont, una pequeña localidad junto a la frontera belga, mientras que Macron lo hizo en la población costera de Le Touquet, también en el norte.

El nivel de abstención es una de las claves de la jornada. Otra es el comportamiento del candidato de la izquierda radical, Jean-Luc Mélenchon, que quedó en tercera posición en la primera vuelta del 10 de abril con el 21,95% de los votos.

Etiquetas
stats