Alberto Fernández: “Un imbécil me llamó dictador. ¿Cuál es la dictadura, cuidar a la gente?”

Alberto Fernández defendió las nuevas medidas restrictivas.

elDiarioAR

0

Alberto Fernández confirmó que volvió a dar positivo en el test de coronavirus que le hicieron en las últimas horas, pero remarcó la importancia de haberse dado la vacuna y aseguró que la “sacó barata” en comparación con la gran cantidad de gente que sufre la enfermedad y sus consecuencias.

Suspenden las actividades sociales y prohíben circular de 0 a 6: todas las medidas del Gobierno

Suspenden las actividades sociales y prohíben circular de 0 a 6: todas las medidas del Gobierno

En declaraciones a Radio con Vos, el Presidente aseguró que no tuvo "ninguno de los síntomas que dicen que trae esta enfermedad. La saqué barata a la luz de muchos otros que la pasaron mal y eso tiene que ver definitivamente con los anticuerpos que generé a partir de la vacuna. Ayer (por este miércoles) volví a dar positivo, pero la carga viral es muy baja", aclaró.

Con respecto a las nuevas medidas restrictivas anunciadas en cadena nacional y la controversia que generan en sectores de la oposición, el mandatario dejó en claro su postura: “Estamos en un país federal; si yo dispongo cosas que las autoridades policiales provinciales no cumplen, es como si no hubiera dicho nada. Entonces necesito acuerdo con los gobernadores, como con Horacio Rodríguez Larreta. Él me dijo que cerrar los restaurantes a las 10 de la noche podía generar un daño innecesario. Me dijo que se comprometía a reducir el aforo y controlarlos. Creo que nos entendimos con él", remarcó.

En cuanto a la disparada en el número de contagios en la segunda ola de Covid en la que está inmersa la Argentina, Fernández pidió a la población "entender que es el tiempo que nos toca, que debemos cuidarnos y preservarnos, y evitar toda reunión social, que es donde ocurren los contagios. No ocurren en las fábricas ni escuelas, ocurren en el transporte público y en las reuniones sociales", sentenció.

A la hora de explicar su pensamiento tras el comunicado de Juntos por el Cambio en el que el partido opositor criticó las restricciones y se manifestó estar convencido de “defender la mayor normalidad posible, que implica garantizar el derecho a la educación, el trabajo y el ejercicio de las libertades fundamentales", el Presidente fue contundente:  "Me impactó, se oponían porque sí. Me quito el traje de presidente, me visto de ser humano, y no me es grato ver chicos contagiados, que se pasan la botella de cerveza transmitiendo el virus. Después contagian a sus padres y abuelos. Lo que estoy haciendo no es más que lo que hace el mundo. Ayer, un imbécil me llamaba dictador. ¿Cuál es la dictadura? ¿Cuidar a la gente? Miren los números, 20 mil casos. Hay que ser un imbécil profundo para decir esas cosas o una muy mala persona. Dicen que estoy haciendo esto para evitar las PASO. Por favor, cómo pueden pensar semejante barrabasada. Si tengo que perder una elección por esto la pierdo", confesó.

Sobre la falta de camas en hospitales y la cercanía con el colapso sanitario tras la exponencial suba de casos positivos, Fernández agradeció haber hecho "la cuarentena, porque me dejaron un país sin hospitales, una gobernadora (por María Eugenia Vidal) se jactaba de no construir hospitales, teníamos una Argentina con vacunas vencidas, con el sarampión de nuevo. Salvamos decenas de miles de vidas por la cuarentena", agregó.

El mandatario admitió que el escándalo de las vacunas de privilegio que terminó con la renuncia del entonces ministro de Salud Ginés González García, “no debió haber pasado y por eso tomé la decisión que tomé, que me costó muchísimo. Desde entonces puse cuatro ojos sobre el tema para que no vuelva a pasar".

Fernández también explicó por qué no hay vacunas de Pfizer en el país: "La negociación con Pfizer es un problema de Pfizer, dejen de mentir a la gente. Ahora tienen juicios en todo el mundo. Tengo la certeza de que Pfizer no quiso generarse problemas con nosotros porque sabía que no iba a poder cumplir su contrato. Creo que Estados Unidos, de algún modo, embargó todas las vacunas producidas en Estados Unidos y que por eso no las pueden sacar".

El Presidente también tocó el tema de las tarifas: "Para mí, el tarifario es un tema delicado y cualquier modificación debe hacerse teniendo en cuenta la situación que atraviesan los argentinos. Un argentino no puede más tener que elegir entre comprar remedios y pagar la luz. Hay que admitir que vivimos en un mundo en desequilibrio, está toda la economía mundial dada vuelta. Hay que moverse con racionalidad", reflexionó.

Por último, Fernández explicó la situación con la concesión de la Hidrovía: "Ha sido, hasta acá, una concesión del Estado a una empresa que la tuvo 30 años. Para mí, la Hidrovía es un canal muy importante para el desarrollo del norte argentino y necesita mejores controles. Decidí que el llamado a licitación, la adjudicación y el organismo instituido involucre a todas las provincias ribereñas: Formosa, Misiones, Corrientes, Chaco, Santa Fe, Entre Ríos y Buenos Aires. La idea es dotar a la Hidrovía de la máxima transparencia en su funcionamiento. Esta es la mejor forma de democratizarla. Me dicen que el Estado se haga cargo, pero el trabajo que se necesita lo hacen pocas empresas en el mundo, es difícil que lo pueda hacer el Estado por la tecnología necesaria", concluyó. 

IG

Etiquetas
stats