40 años de Malvinas

Alberto Fernández, a la BBC: “Lo único que tengo claro es que las Malvinas no son inglesas”

Alberto Fernández habló de Malvinas

elDiarioAR


0

Dos días antes de la incursión argentina en las islas Malvinas, miles de personas se congregaron en la emblemática Plaza de Mayo de Buenos Aires para protestar en contra de la junta militar que gobernaba el país desde 1976.

Robert Griffiths, líder comunista de Gran Bretaña:  “Los isleños les importan más a los argentinos que a los británicos”

Robert Griffiths, líder comunista de Gran Bretaña: “Los isleños les importan más a los argentinos que a los británicos”

En esa histórica marcha estaba el hoy presidente argentino, Alberto Fernández, quien por entonces tenía 22 años, era empleado judicial y estudiaba derecho. “Estábamos todos muy conmovidos por esa marcha y por lo que había pasado”, dijo en una entrevista exclusiva con la BBC Mundo que él mismo quiso hacer en el Museo Malvinas de Buenos Aires, ubicado en el predio de la antigua Escuela de Mecánica de la Armada, un centro de tortura durante el régimen militar.

Es la primera vez que un mandatario argentino da una entrevista a un medio británico sobre las Malvinas. “Y repentinamente apareció el 2 de abril de 1982 y nos despertamos (esa) mañana con que la Argentina había ocupado Malvinas”, añadió. “Fue un momento muy conmocionante para todos nosotros, porque evidentemente era una medida adoptada por la dictadura en el máximo secreto y nadie sabía bien cómo había ocurrido, quién había tomado esa decisión”, recordó.

Tanta era la incertidumbre, dijo, que muchos llegaron a pensar que la incursión era pactada: “Especulamos con que era un tema medio conversado, porque Inglaterra definitivamente no le prestaba atención a las Islas Malvinas por entonces (…) Solamente así se podía entender que hicieran algo de ese tipo”.

Como presidente, Fernández ha seguido la política de Estado argentina de reclamar la soberanía sobre las islas a través de la diplomacia y en consonancia con las resoluciones de las Naciones Unidas.

Reino Unido mantiene que su control de las islas es anterior a la llegada de Argentina y que los isleños han manifestado su deseo de no cambiar su condición. Por eso, se han abstenido de negociar con Buenos Aires.

La disputa por estas islas ya existía entre españoles y británicos en la época colonial. Desde su independencia de España en el siglo XIX, Argentina las consideró propias como parte del territorio heredado de la colonia. Pero Reino Unido insistió en sus derechos de soberanía con el argumento de que el primer asentamiento en las islas fue británico. Y en 1833 volvió a ocuparlas.

Muchos en Argentina consideran que la derrota en la guerra de Malvinas fue lo que permitió poner fin al régimen militar y recuperar la democracia. Consultado sobre esto, Fernández reconoció que la guerra aceleró ese proceso. Pero aseguró que “la caída ya se había iniciado y en todo caso se precipitó como consecuencia de la guerra”.

La guerra, señaló, “no contó con el consenso popular y el pueblo no fue consultado (…) En todo caso, lo que hizo fue promover la recuperación de las tierras que siempre fueron argentinas. La reacción militar de más después fue de Reino Unido”.

Contrario a lo que opinan algunos en su país, Fernández consideró que el conflicto no trajo “ningún efecto positivo” para Argentina.

“Fue una guerra declarada por una dictadura que mandó a una generación de jóvenes valientes, héroes, a combatir en situaciones de mucha desigualdad con el contrincante. Por eso nuestro recuerdo eterno y nuestro respeto eterno”, afirmó.

“Los que comandaron la guerra fueron genocidas, pero los que murieron en Malvinas fueron héroes”, remarcó durante otro tramo de la entrevista.

Sin embargo, Fernández reconoció que la derrota argentina trajo un cambio importante. “Después del 14 de junio los argentinos no quisimos nunca pensar a un militar en el gobierno y todos los argentinos aprendimos que la democracia es lo más valioso que tenemos”, dijo.

Fernández también rechazó la posibilidad de negociar una soberanía compartida de las Malvinas, afirmando que su aspiración es que “la Argentina tenga plena soberanía. Son nuestras tierras”.

“Es como si usted usurpa una casa mía y después yo tuviera que discutir con usted a ver cómo compartimos los derechos sobre la casa. Si usted la usurpó, no tiene ningún derecho. Y eso es lo que pasa en Malvinas”, resumió.

Según Fernández, el reclamo argentino se basa, entre otras cosas, en el hecho de que el archipiélago es “una continuidad” del territorio: una parte de la plataforma continental argentina. “Es absolutamente incomprensible pensar que esas islas, que son una continuidad de nuestros Andes, que en algún momento se sumergen y vuelven a emerger y forman estas islas, que esas islas sean de otro territorio que no sea la Argentina”, dijo.

“Además las ocupábamos antes que los ingleses las usurparan en 1833. Y desde entonces venimos reclamando”, señaló, haciendo referencia a un argumento histórico que Reino Unido rechaza. “Si algo tengo claro, lo único que tengo claro, es que inglesas no son las Malvinas, eso sí lo tengo claro”, dijo enfáticamente el mandatario argentino.

El futuro

Fernández cree que la derrota argentina en la guerra frenó las negociaciones por la soberanía de las Malvinas. “Uno de los argumentos del Reino Unido es que han ganado la guerra y eso postergó el diálogo claramente”, afirmó. “Pero la guerra no da derechos”, opinó.

También confesó que no ve factible que los británicos se sienten a dialogar. “Francamente no lo veo, porque la actitud del Reino Unido es una actitud no solamente de no hablar, sino de avanzar sobre las islas”, acusó.

“Pero que no lo vea posible no quiere decir que desista del intento. Lo voy a seguir intentando las veces que pueda”.

Para leer la nota completa, hacé click acá.

Por Daniel Pardo, BBC

Etiquetas
stats