Correo: la jueza ordenó inhibiciones y prohibiciones de salida del país contra ejecutivos de Socma

Correo Argentino SA explotaba la concesión del servicio postal durante los 90. En 2001, entró en concurso de acreedores.

Tras decretar la quiebra de Correo Argentino SA, la jueza comercial Marta Cirulli ordenó varias medidas contra la compañía de la familia del expresidente Mauricio Macri y contra sus administradores, quienes responden a Socma, principal accionista de la empresa quebrada y cabeza del holding familiar. 

Cirulli prohibió la salida del país hasta el 1° de noviembre próximo a los administradores y decretó “la inhabilitación definitiva” de Correo y la de los administradores, por el plazo de un año contado, según el fallo de este lunes publicado en el sitio oficial del Poder Judicial de la Nación.

En su escrito, Cirulli ordenó incautar la totalidad de los bienes de Correo e intimó a “sus apoderados y terceros” para que entreguen o pongan a disposición del síndico de la quiebra “la totalidad de los bienes de la deudora” en el plazo de cinco días, según consta en el escrito. 

También les ordenó que en 24 horas se “entregue al síndico los libros de comercio y demás documentación relacionada con la contabilidad” de la compañía.

La magistrada dispuso que la quiebra sea informada oficialmente a la Inspección General de Justicia (IGJ) y al Banco Central de la República Argentina (BCRA), para que este último “comunique el estado de falencia a todas las instituciones de crédito del país, las que deberán trabar embargo sobre todas las sumas de dinero y otros valores que se encuentren depositados a la orden de la fallida (Correo), y procedan a transferirlos al Banco de la Ciudad de Buenos Aires”, donde se encuentra la cuenta bancaria oficial de la compañía destinada al pago de sus deudas, dice el fallo de Cirulli.

La jueza también dispuso mantener “la inhibición general de bienes” de Correo y ordenó que los registros de propiedades que “informen acerca de la existencia de bienes registrados como de titularidad de la fallida, y/o que hayan estado registrados a su nombre dentro de los dos años anteriores al presente decreto”. 

A partir del fallo de este lunes, la Sindicatura General de la quiebra tiene un plazo de diez días para constituir un comité de control, que actuará como controlador de la etapa liquidatoria. El síndico también “deberá confeccionar el inventario de los bienes que eventualmente incaute”.

La magistrada decretó la quiebra de Correo en base a las supuestas maniobras fraudulentas para evitar la quiebra de la compañía -que venían siendo advertidas por la fiscal general Gabriela Boquin desde finales de 2016- y en la imposibilidad de Correo para cumplir con los requisitos legales que podrían haber garantizado el salvataje de la sociedad anónima, según su escrito. 

*Este artículo se modificó este martes a las 08:47 para corregir la fecha del fallo de este lunes.

ED

 

Etiquetas
stats