UN GIGANTE EN TRIBUNALES

Cruces, demoras y críticas entre jueces y fiscales de Brasil y Argentina por el caso Techint

El Procurador General de Brasil informa al juez del caso que solicitó al Ministerio Público Fiscal de Argentina colaboración urgente para notificar a Zabaleta.

0

Desde hace más de un año, la Justicia de Brasil intenta citar al exdirector de Administración de Techint, Héctor Alberto Zabaleta, por los supuestos delitos de sobornos y lavado de dinero, pero la Justicia suspendió desde Buenos Aires la citación del contador argentino. La dilación obligó al juez federal de Curitiba, Luiz Antonio Bonat, a desmembrar la causa contra la multinacional y uno de los fiscales del equipo Lava Jato planteó que las autoridades argentinas estarían poniendo una “excusa” para evitar la citación del exejecutivo del grupo que lidera Paolo Rocca, según los documentos que consta en el expediente de Brasil y la transcripción de una audiencia del 25 de agosto último a la que accedió elDiarioAR

Un exdirector de Petrobras admitió coimas de Techint por US$10 millones y dijo que eran ordenadas desde Argentina

Un exdirector de Petrobras admitió coimas de Techint por US$10 millones y dijo que eran ordenadas desde Argentina

El trámite está actualmente a cargo de la jueza María Eugenia Capuchetti, pero pasó por otros jueces. La magistrada aguarda información que la Justicia de Brasil habría enviado a Argentina vía Cancillería para evaluar si Brasil está garantizando el derecho de defensa del exdirectivo de Techint, explicó una fuente judicial del caso.

El contador Zabaleta, un hombre de extrema confianza de la familia Rocca, fue director de Administración del grupo Techint hasta 2011 y está acusado en Curitiba de haber participado en el pago de supuestas coimas a Renato De Souza Duque, exdirector de Servicios de Petrobras (2003-2012), según consta en el expediente al que accedió este medio. Zabaleta declinó hacer comentarios ante la consulta de este medio sobre las acusaciones en su contra. Techint, a través de sus voceros, también rechazó responder la consulta.

El caso

En el expediente de Brasil, Duque admitió el 25 de agosto último haber cobrado unos US$10 millones en pagos ilegales para garantizar a Techint contratos sin licitación con la petrolera brasileña y dijo que, según la información con la que contaba, los supuestos sobornos eran ordenados desde Argentina, como informa este domingo este medio.

En Brasil, Zabaleta es el único argentino acusado en el caso Techint. Los otros diez investigados son brasileños, varios de ellos, exejecutivos de Confab, la subsidiaria de Tenaris-Techint en Brasil, controlada por el grupo. Todos han nombrado abogados defensores y varios de ellos han contradecido las acusaciones de los fiscales brasileños, argumentando falta de pruebas. La denuncia por corrupción contra Zabaleta y otros acusados mayores de 70 años prescribió en Brasil -por una norma del país- y sólo podrá ser acusado por los supuestos delitos de lavado.

El 10 de septiembre último se cumplió un año desde que la Justicia de Brasil pidió que la Justicia argentina notifique a Zabaleta que está acusado en Curitiba, de acuerdo con el expediente del país vecino. Este paso es obligatorio para poder proceder con la investigación en su contra, ya que el argentino no puede ser juzgado en ausencia y debe fijar un abogado que garantice su derecho de defensa. 

Se solicitó al Ministerio Público argentino que colabore en la obtención de dicha información, con la prioridad que requiere la urgencia del caso.

Viajando por la nube

En los tribunales de Comodoro Py, el pedido de Brasil ya pasó por varios jueces, llegó a la Cámara Federal porteña y a la Cámara Federal de Casación. 

El 1° de octubre de 2020, el exhorto de Brasil llegó a Comodoro Py, vía Cancillería. Por sorteo, se asignó el trámite al juzgado federal número 6, que se encuentra vacante. El 23 de diciembre de 2020, el juzgado informó a las autoridades brasileñas que ordenaba “aplazar el cumplimiento de la solicitud” del juez de Curitiba, luego de que el fiscal Eduardo Taiano y la defensa de Zabaleta se opusieron a que el ejecutivo declare en Brasil con distintos planteos.

El fiscal Taiano argumentó que el avance de esta citación en el país vecino puede poner en riesgo una investigación a su cargo porque se trata de los mismos hechos, según consta en los documentos de expediente brasileño al que accedió este medio. Una fuente de la fiscalía dijo a elDiarioAR que la decisión no busca frenar la investigación de la Justicia brasileña sino velar porque se cumpla la ley argentina. El expediente local no tiene avances ni citaciones por el momento.

La defensa de Zabaleta, además, planteó en Comodoro Py que su cliente no puede ser juzgado en dos países por los mismos hechos y que al ser argentino, el exejecutivo tiene derecho a ser juzgado en su país.

El 10 de septiembre de 2020, Brasil otorgó un plazo de 10 días a Zabaleta para comparecer ante el juzgado de Curitiba, en el estado de Paraná. En junio de 2021, el juez Marcelo Martínez De Giorgi -entonces a cargo del trámite- respondió a Brasil que según la legislación argentina, la notificación debía ser con al menos 45 días de anticipación para presentarse ante la Justicia. 

La respuesta fue enviada en junio, pero no llegó a Brasil. Tampoco llegó a Buenos Aires la información sobre el proceso requerida por la Justicia argentina para evaluar si debe hacer lugar al pedido del juez de Curitiba de citar a Zabaleta. 

El 20 de agosto, el Procurador General de Brasil, Antonio Augusto Teixeira Diniz, informó al juez Bonat que la Secretaría de Cooperación Internacional que trabaja para los fiscales tenía la siguiente información: “La solicitud de referencia de cooperación aún no ha sido atendida por las autoridades argentinas”. El funcionario dijo que solicitaría nueva información al país. “Asimismo, le informo que se solicitó al Ministerio Público argentino que colabore en la obtención de dicha información, con la prioridad que requiere la urgencia del caso”. La urgencia se debía a las audiencias del 25 de agosto.

El 23 de agosto, ante la imposibilidad de notificar al exdirector de Administración de Techint en Argentina, el juez Bonat ordenó el desmembramiento de la acción penal para poder avanzar con las audiencias de testigos. El 25 de agosto debían declarar el colaborador Duque -quien ya fue condenado por corrupción- y otros testigos. De esta manera, el magistrado brasileño debió formar un expediente separado para Zabaleta, a la espera de la respuesta de Comodoro Py, según consta en el expediente al que accedió este medio.

El 25 de agosto, durante una de las audiencias de testigos en la causa, el fiscal del equipo Lava Jato que participó en los interrogatorios informó al juez Bonat que acababa de recibir por Whatsapp la respuesta de Comodoro Py, exigiendo que el acusado debe ser notificado con un plazo de al menos 45 días para presentarse en el expediente, tal cual establecen las normas argentinas. 

En medio de la audiencia, el fiscal expuso: “Recibí información de un colega de la Secretaría de Cooperación Internacional, en WhatsApp, a primeras horas de la tarde, de que las autoridades argentinas se habrían negado ahora a notificar a Zabaleta (si no se cumple) el plazo de menos de 45 días hasta la audiencia, según un oficio de junio que nos llega ahora”. “Bueno, más allá de lo que provoca este tipo de respuesta, considerando que lo enviamos hace más de un año, voy a pedir que se adjunte (la respuesta) al expediente desmembrado y pido a Vuestra Excelencia que fije una nueva audiencia, con la debida antelación, para que no exista tal excusa”, concluyó el fiscal en su planteo, según la transcripción de la audiencia.

ED

Etiquetas
stats