Cristina, obligada a negociar en el Senado: el FdT no pudo remontar en Santa Fe, La Pampa y Chubut, y se quedó sin nada en Córdoba

Cristina Kirchner, en la presidencia del Senado.

Cristina Kirchner perdió el quórum en el Senado. Los resultados de las elecciones legislativas dieron su veredicto y la vicepresidenta sufre una de las mayores derrotas del Frente de Todos, al retroceder el número de la bancada oficialista en la Cámara alta de 41 a 35, alejándose de los 37 escaños necesarios para abrir cualquier debate. 

Dominar el Senado es clave para obturar o ratificar cualquier proyecto que provenga de Diputados, así como avalar nombramientos de jueces, tema siempre sensible para Cristina Kirchner. Así, estará obligada a negociar con la oposición o acordar más que nunca con sus habituales aliados provinciales, como el rionegrino Alberto Weretilneck y la misionera Magdalena Solari Quintana.

La derrota tiene un significado histórico: a partir del próximo 10 de diciembre, será la primera vez, desde el regreso a la democracia, que el peronismo pierde el quórum propio en la Cámara alta. 

El retroceso del FdT tiene como contraparte un importante avance de la oposición, con el bloque de Juntos por el Cambio pasando de 25 a 31 senadores propios. El resto de las bancadas –seis de las 72 que tiene el Senado–, quedaron para fuerzas provinciales.

La derrota del kirchnerismo se consumó a partir de los resultados en contra en seis de las ocho provincias que este año renovaron sus legisladores, una tendencia que ya habían marcado las PASO de septiembre. No pudo revertir el revés en La Pampa, Chubut y Santa Fe, las provincias donde reinaba la incertidumbre y el Gobierno había hecho grandes apuestas. 

De las tres bancas que cada jurisdicción puso en juego –dos van para la primera boleta y una para la segunda– el FdT consiguió apenas un senador por Santa Fe, La Pampa, Chubut, Corrientes, Mendoza. Logró la mayoría en Catamarca y Tucumán. Y se quedó con las manos vacías en Córdoba, al quedar tercero el senador Carlos Caserio, que buscaba renovar su banca. De los 15 lugares que puso en juego en esta elección, el kirchnerismo apenas recuperó nueve. 

En la oposición la historia es otra. Salvo en las provincias peronistas de Catamarca y Tucumán, consiguió las victorias en todas las restantes. No solo consiguió renovar las ocho bancas propias que revalidó, sinó que sumó seis más.

Los principales resultados

La caída del kirchnerismo en el Senado se preveía horas antes de conocerse los resultados. “Nos acercamos en algunas provincias, pero sin modificar el resultado”, expresó a elDiarioAR una fuente parlamentaria, para luego mencionar los tres distritos claves donde se esperaba mejorar el resultado de las primarias de septiembre, pero que finalmente no iban a ser: La Pampa, Chubut y Santa Fe.

Con más del 90% de los votos escrutados, en La Pampa esta vez el kirchnerismo no pudo repetir la remontada de 2017 y quedó casi 12 mil votos por debajo de Juntos. En la provincia patagónica, las presiones de la Casa Rosada para que el gobernador Mariano Arcioni bajara su listas fue en vano: Juntos sacó 38%; el FdT, 28%, y la lista del mandatario local, 15%. Y en Santa Fe, la lista macrista encabezada por la periodista Carolina Losada superó por ocho puntos al FdT: 40 a 32 por ciento.

Las victorias más significativas de la oposición fueron en Corrientes –59% a 36% frente al kirchnerismo– y en Córdoba, donde le ganó hasta la boleta del gobernador Juan Schiaretti –54% para JxC; 25%, Hacemos Córdoba, y apenas 10% el FdT–. Y en Mendoza, el radical Alfredo Cornejo obtuvo 49%, frente al 26% del kirchnerismo.

Las provincias de Catamarca y Tucumán fueron bastiones peronistas. En la primera el FdT sacó el 50% frente al 37 de JxC, mientras en el terruño del jefe de Gabinete, Juan Manzur, obtuvo el 41% sobre el 39% de JxC.

Patricia Bullrich, quien durante toda la campaña había repetido el latiguillo de quitarle cinco senadores al FdT para que pierda el quórum, expresó el significado de la victoria en la Cámara alta. “Cristina Kirchner no va a poder manejar el quórum a solas. Cambia todo el panorama institucional argentino, con una nueva realidad del Senado”.

MC/WC

Etiquetas
stats