Manes ya tiene mesa política, una encargada de comunicación y el apoyo de Posse

Facundo Manes, ante su primer desafío electoral

0

En la primera aventura televisiva de Facundo Manes en su papel de candidato, el neurocientista se negó a confrontar con Diego Santilli. En realidad se resistió a rivalizar con cualquier dirigente porque, según explicó, “mi interna es con la decadencia argentina y no con una persona”. Así, confirmó su condición de outsider pleno. El cirujano y autor bestseller se consolida como una rareza dentro de la legislativa. Su discurso de campaña para ser diputado por la Provincia se centrará en la idea del futuro, en la educación y en un enfoque multidimensional de la crisis argentina.  

Manes evitará las peleas retóricas con el espacio amarillo de Santilli, por más que Elisa Carrió o Patricia Bullrich lo suban al ring. ¿Se trata de un speech demasiado frío y etéreo para la competencia bonaerense? Un dirigente que milita en su espacio admite que a Manes le está costando calzarse el traje de candidato. 

Un asesor directo lo relativiza. “Nuestra campaña se basará en valores. Y no es por marketing. Es lo que Facundo cree. Queremos sacar a relucir su autenticidad y su visión, aunque un poco más diferida para llegar a un público amplio. Eso no significa que no sea fuerte, emotivo y genere esperanza”, explica un consigliere del médico criado en Salto, un pueblo bonaerense de 40 mil habitantes. 

Toda la comunicación de la alternativa radical estará centrada en su figura. Manes será presentado como un candidato ajeno a la grieta y con una prédica superadora de la polarización. El primer objetivo de su equipo será revertir el alto nivel de desconocimiento que muestra en el Gran Buenos Aires: alrededor de un 50% de la gente no lo registra. 

Cerca de la esperanza radical apuestan por la experiencia de Manes como difusor. “Veremos quién logra emocionar más con su propuesta”, retrucan ante quienes desdeñan el mensaje del neurocientista, por abstracto y naif. Y le retrucan especialmente a Carrió: “Fue socia del PRO y hace anticorrupción selectiva. A ella le incomoda que Facundo no tenga manchas”. Lilita le había apuntado a Manes durante el lanzamiento de Santilli en City Bell, planteando que el médico no sabe redactar un proyecto de ley. 

Por detrás del frontman radical, ya se conformó una mesa política para empujar su postulación y darle músculo territorial. La integra un combinado interpartidario: el diputado provincial Maxi Abad, presidente de la UCR bonaerense y jefe del bloque de Juntos por el Cambio; la exdiputada y titular del GEN Margarita Stolbizer; Gastón Manes, el hermano abogado de Facundo; más dos peronistas (ex)amarillos que detentan cierto peso y experiencia en el armado en el conurbano. 

Son el ex presidente de la Cámara de Diputados Emilio Monzó y el exintedentente de San Miguel y ministro vidalista Joaquín de la Torre. El dúo arrastra una estela de massismo residual: el que componen los exintendentes Sandro Guzmán, Jesús Cariglino y Luis Acuña. A ese núcleo se le suele sumar algún radical rotativo. Por ejemplo, Martín Lousteau o sus embajadores. 

La conformación de la boleta se terminará de definir el sábado, pero ya está prácticamente confirmado que a Manes lo secundará Stolbizer y Monzó. En las últimas horas, el espacio del excirujano de Cristina Kirchner incorporó una figurita difícil: el intendente de San Isidro Gustavo Posse, que bajó su candidatura. El radical díscolo se sumará al team Manes y ubicará un puñado de candidatos a concejales en la Provincia. El otro dirigente que estuvo a apoyar a Manes es el senador macrista Esteban Bullrich. Negoció hasta último momento molesto con la designación del porteño Santilli en Provincia, pero al final terminó apostando por la unidad y a paz amarilla.

Respecto a la estrategia comunicacional, finalmente no será Ramiro Agulla el elegido. El autor intelectual de las campañas de Fernando de la Rúa en 1999 (con su inolvidable “Dicen que soy aburrido") y de Carlos Saúl Menen en 2003 (con el grito de batalla "¡Vamos Menem!") es amigo de Facundo y Gastón Manes. Y si bien el publicista mantuvo algunas reuniones y acercó ideas, los Manes tercerizaron esa tarea clave en otra persona. ¿El experimentado consultor Guillermo Seita, que ya trabaja para el gobierno porteño, el de Córdoba y de Santa Fe? Tampoco. En la escudería Manes lo niegan rotundamente.

La designada es la politóloga Ana Iparraguirre, directora de la consultora Dynamis. Iparraguirre vivió y trabajó en Washington. En 2009 fue una de las tantas analistas que colaboró con la campaña de Barack Obama en 2009. Después volvió a la Argentina y fue contratada por varios candidatos en Sudamérica. Por ejemplo, el venezolano de derecha Hernán Capriles, quien enfrentó a Hugo Chávez en las presidenciales del 2012. Sus servicios también fueron requeridos por la oposición a Evo Morales en Bolivia. En 2015 trabajó para la campaña de Daniel Scioli. A Manes lo conoce desde 2019, cuando el neurocirujano ya coqueteaba con pegar el salto que finalmente se animó a dar en estas legislativas. 

AF/WC

Etiquetas