El oficialismo pulsea por las PASO y JxC hace una contraoferta: pide boleta única

Sergio Massa en el Congreso

Sin relato único en el Frente de Todos (FdT) pero con una hoja de ruta de reforma, el oficialismo pondrá en agenda, por primera vez de modo oficial, la discusión sobre las PASO: Sergio Massa apura para este miércoles una cumbre con los jefes de los bloques opositores que se programa en el Congreso pero de la que participará, según confirmaron en Casa Rosada, el ministro del Interior Eduardo "Wado" De Pedro.

Massa, luego de encabezar la cruzada por la reforma de Ganancias -que ahora espera sanción en el Senado-, maniobra para ponerse al frente de la avanzada para suspender las PASO, fusionarlas con la elección general o, en la variable menos potente, postergar las fechas para evitar los meses que, en teoría, podrían ser más críticos para una tercera o cuarta ola.

Juega con lógica y discurso propios. En el menú del tigrense, el plan A es suspender las PASO en base a un doble argumento: sanitario, porque podría coincidir con un pico pandémico o de mínima con el plan de vacunación, y económico, a partir del "costo" de las primarias. "Prefiero gastar en vacunas antes que en boletas", suele decir el diputado.

La "pseudo lema" podría ser el artificio que permita unificar las posiciones dentro del FdT: deja en pie, aunque modificadas, las PASO y concentra todo en un día de votación para reducir concurrencias y gastos como piden los gobernadores y Massa.

Es un libreto que agrada a segmentos medios, mercado donde es fértil la anti política o la queja por el llamado "gasto político", posición con la que disiente Máximo Kirchner, el jefe del bloque del FdT, que avisó que "las elecciones no son un gasto". Kirchner transmitió, además, que no validará un plan para suspender las PASO aunque apoya la postergación o, eventualmente, un sistema por única vez de "pseudo lemas": que el mismo día se voten primarias y generales.

No es el formato más práctico: implicaría una especie de ley de Lemas donde los candidatos de la listas A y B del partido X compiten por cargos legislativos, la sumatoria de ambos indica cuántos legisladores le corresponden al partido X que luego se distribuyen, proporcionalmente, entre A y B según los votos que logró cada uno. Sería una PASO falsa porque el formato normal permite votar al candidato no al partido y si ese postulante luego pierde, en la general uno puede no votar a ese partido. Con fecha unificada, todo se mixtura.

Pero podría ser el artificio que permita unificar las posiciones dentro del FdT: quedan en pie, aunque modificadas, las PASO y se concentra todo en un día de votación para reducir concurrencias, logísticas y gastos. Se respeta la postura de Máximo Kirchner, de no eliminar las primarias, y se atiende la posición de los gobernadores que piden que haya una sola fecha de elección, no dos.

Divisiones

A la aplicación compleja, se le suman dos dificultades: una numérica, referida a juntar los votos para el quórum y la mayoría especial que requiere modificar una ley electoral -es decir, 129 votos-, la otra una especie de precondición que puso, y todavía sostiene, Alberto Fernández, respecto a que una modificación del esquema electoral requiere de un consenso amplio, algo que no se lograría sin el apoyo de al menos parte de Juntos por el Cambio (JxC).

Este martes, los jefes de los bloques y partidos de Juntos, harán consultas cruzadas y quizá una reunión para tratar de unificar una postura respecto a la convocatoria del gobierno para discutir el calendario electoral y, a la vez, sobre qué posición tendrán frente a la iniciativa de suspender, unificar o postergar. Hay algunas líneas claras: la suspensión no tiene, hasta acá, consenso en el principal bloque opositor.

Cristian Ritondo, jefe del bloque PRO, cruzó este lunes a Massa, quien consideró un sometimiento hacer dos elecciones en el año en medio de la pandemia. "Participar de elecciones nunca debe ser un sometimiento, sí debemos someternos a respetar las reglas escritas. La idea de suspender las PASO sólo reafirma que no hay seguridad ni firmeza en el plan sanitario, ni de vacunación", apuntó Ritondo, uno de los mejores interlocutores que tiene Massa en JxC, donde choca seguido con Mario Negri.

Pero en la oposición, además del interrogante sobre cómo pegará la pandemia, hay una historia reciente de planteos de suspensión o, incluso, de eliminación de las PASO y entre sus votantes hay posiciones anti primarias, que adhieren a la tesis del gasto político que ahora milita Massa. Es lo que detecta Elisa Carrió que se mostró a favor de suspender las primarias y fundamentó su postura en que los votantes "independientes" de JxC no concurren a votar en las PASO mientras el PJ tiene un "electorado cautivo". Contrarió a sus diputados que fueron de los primeros en salir a rechazar una suspensión.

Aparece, a su vez, una necesidad propia: la UCR, en particular, quiere resolver disputas territoriales y por candidatos con el PRO vía primarias, algo que antes estaba condicionado por la jefatura que ejercía, como presidente, Mauricio Macri.

Aparece, ahí, una carta en la baraja de JxC: proponer que a cambio de modificar el calendario electoral, incluso con cambios sobre las PASO, el oficialismo acepte introducir la boleta única de papel, sistema que funciona en Córdoba y Santa Fe, con procedimientos diferentes entre sí, y que proponen hace tiempo distintos sectores. En la oposición dan por hecho que el FdT rechazará esa propuesta y que, de ese modo, quedará saldada -sino enterada- la discusión sobre las PASO.

PI

Etiquetas
stats