La economía en crisis

Escasez de gasoil: el Gobierno asegura que habrá 7,5% más en el mercado pero no hay certezas de que frene el faltante

Darío Martínez y Martín Guzmán

En 2022, la oferta de gasoil en el mercado interno, a partir de la suma de producción local e importación, es 21% superior a la del año pasado y un 14% mayor a la de la prepandemia. Con una economía que cayó en 2020 y rebotó en 2021, la ecuación matemática es que no hay razones objetivas para que falte gasoil. Es el argumento técnico político que hacen en el gobierno y sobrevuela la última decisión oficial orientada a aumentar el volumen de gasoil en los surtidores.

Con la suba, vía resolución, del corte de biodiesel en el gasoil de 5 a 7,5 y un DNU presidencial que por un lapso de 60 días -con posibilidad de 90- lleva el corte a 12,5, el gobierno espera que en una semana o diez días, se incremente en el orden del 7,5% la disponibilidad de gasoil en el mercado interno. Sin embargo, no hay certezas si eso será suficiente para satisfacer la demanda.

La incertidumbre se ata con lo que consideran razones objetivas del faltante de gasoil, que según las cámaras de transporte, se registra en 21 provincias del país. De ahí, en un clima político hostil y de tensión con las entidades del campo, escala la hipótesis de que el faltante no está, en términos objetivos, justificado por la demanda convencional y que sirve para generar una tensión que podría, incluso, derivar en una protesta de la Mesa de Enlace.

“Con el gasoil se da la misma histeria que con el dólar: se habla de faltante, entonces, el que pudo, salió a stockearse. Es histeria y especulación”, explica una fuente oficial que está involucrado en el proceso y señala, como otra anomalía, el hecho de que con el precio mayorista más arriba que el minorista, la demanda mayorista se desplace a la mironista, lo que agrava el el desequilibrio en esos dos mercados que, en general, se reparten fifty-fifty. En verano, por las vacaciones, hay más demanda de naftas y en invierno, por las cosechas, la zafra y los cítricos, aumenta la de gasoil.

Medidas

Esta semana, con las dos medidas sobre el biodiesel, el gobierno activó una de las herramientas a su alcance para tratar de ordenar la demanda de gasoil en todo el país. Subyace la idea de que no hay razones objetivas que expliquen el faltante más allá de la especulación o la amenaza de faltante -la profecía autocumplida- pero sobre todo visibiliza, asumen en el oficialismo, la incapacidad para resolver con la legislación a mano las cuestiones sobre un mercado desregulado que este año aportó un dato inusual: Axion, por primera vez en mucho tiempo, subió los precios -hasta 12%- antes de que lo haga YPF.

Aunque en lo formal los precios son libres, por el predominio que tiene en el mercado local, YPF funciona como precio testigo. Si las demás compañías suben corren peligro de perder mercado frente a la petrolera de mayoría estatal. Con el faltante de gasoil y una demanda creciente, Axion aumentó y la siguió Shell. Al final, lo mismo hizo YPF.

El aumento del corte del biodiesel para el gasoil fue saludado por las refinerías. “Ante las medidas anunciadas por el gobierno nacional destinadas a incrementar la capacidad de abastecimiento de gasoil en un contexto de excepcional demanda del combustible, las principales empresas de refinación del país, lideradas por YPF, Raizen, PAE y Trafigura, profundizan sus esfuerzos para contribuir a paliar la situación actual”, apunta un comunicado conjunto de esas firmas.

“El sector de refino acompaña las medidas adoptadas por el gobierno nacional con el objetivo de dar una solución a esta coyuntura, como es el aumento transitorio del corte obligatorio de biodiesel en el gasoil. Frente a este escenario, cada compañía, de acuerdo a su política comercial y en función de sus particularidades logísticas, adoptará las medidas que considere más convenientes para paliar desequilibrios en la demanda”, apuntan.

Y destacan, además, la otra medida: la que compensa el IFL al gasoil que importen en la medida que mantengan una posición en el mercado que sea similar a la del 2021. Esa es una medida que apunta al otro eje crítico: el referido a los precios. Al compensar el IFL, el gobierno envía una señal a las compañías que tienen exportan “a pérdida” por el precio internacional y los valores en el mercado doméstico.

Dos sobre el biodiesel

Las dos medidas respecto al biodiesel tienen componentes diferentes. Uno, el que lleva el corte de 5 a 7,5, está dirigido a las PyMEs del sector y atiende una demanda que viene de largo aliento, y fue motivo de intenso debate cuando se discutió la ley de Biodiesel en el Congreso en el año pasado. El sector PyME que produce biodiesel, que está alcanzado por esa ley, está en crisis en buena medida porque el insumo -el aceite de soja- es más caro que el gasoil.

A su vez, desde las provincias se plantea que la industria PyME es una opción para mejorar el abastecimiento de gasoil a nivel local. Y esa opción fue la que eligió el gobierno cuando subió el corte. Adicionalmente, involucró a las grandes exportadoras para que aporten un 5% de corte restante. Con el salto de 5 a 12,5, si el proceso funciona, se incrementaría un 7,5% el volumen de gasoil en el mercado local.

Los tiempos varían pero se estima que, si funciona bien, podría notarse ese aumento de disponibilidad entre una semana y 10 días, atado claro a que las PyMEs estén con stock de biodiesel y el proceso logístico se haga sin problemas.

Como, además, las medidas oficiales le ponen tope al precio -lo equiparan al precio del gasoil a nivel internacional- eso no debería impactar, se supone, de manera substancial sobre el precio de surtidor aunque en el gobierno dan por hecho que habrá algún rebote.

La medida fue celebrada por el gobierno de Santa Fe qué, según dice el gobernador Omar Perotti, concentra el 70% de las PyMEs que producen biodiesel. “Es una gran noticia que el gobierno nacional haya aceptado aumentar la participación del biocombustible en la producción de gasoil. Es una decisión que los santafesinos estábamos esperando y que venimos reclamando hace tiempo, porque impulsará una industria muy importante para nuestra provincia. Es un gran paso, pero esperemos que esto sea un piso para que de acá en adelante aumentemos todos los años el corte de biocombustible en el país”, dijo el diputado Roberto Mirabella. Hay, además, productoras de biodiesel en Córdoba y la provincia de Buenos Aires.

Todo el segmento celebró la medida.

PI

Etiquetas
stats