Gira presidencial

Fernández espera verse con Georgieva en la previa de una definición clave del FMI

Alberto Fernández y Kristalina Georgieva

0

La última vez que se vieron mano a mano, hace casi un año, el titular de Economía era Martín Guzmán. Pasó, luego, Silvina Batakis y llegó, más tarde, Sergio Massa. Dos ministros después, Alberto Fernández tiene previsto encontrarse en Nueva York, como parte de su gira presidencial por EEUU que comienza este domingo, con la mandamás del Fondo Monetario Internacional (FM), Kristalina Georgieva.

Cuando se produjo aquella cita, en Roma, el dólar blue cotizaba a 185 pesos y la brecha entre con el oficial era de 88%. En medio pasaron crisis políticas y corridas financieras, y se fue del gobierno Guzmán, un ministro que tenía vínculo preferencial con la titular del FMI. Hubo, también, contactos y conversaciones y hasta un equívoco: 48 horas después de que Georgieva, tras ajustar su agenda contrarreloj, recibiera a Batakis, Fernández ejecutó el ingreso de Massa a Economía en condición de superministro.

Hubo, incluso, otro ruido: fuentes oficiales circularon que había existido una comunicación entre Fernández y Georgieva luego de ese cambio, intempestivo de ministro de Economía, pero luego se aclaró que se trató de mensajes cruzados, indirectos a través de colaboradores.

Fernández quiere avanzar con una idea más general que viene repitiendo en todos los foros: que sea los organismos multilaterales los que, por motu proprio, impulsen revisiones más laxas a partir de lo que ocurrió en el último año

El encuentro, en proceso y que oficialmente no fue confirmado debería producirse entre lunes y martes, los dos días que el presidente estará en Nueva York como parte de su asistencia a la Asamblea Anual de las Naciones Unidas, donde hará su primer discurso presencial porque tanto en el 2020 como en el 2021, esa actividad fue remota a raíz de la pandemia del COVID-19.

Fernández llegará este domingo a Nueva York luego de enviar al Congreso el presupuesto 2023 que mantiene, tal como se acordó con el FMI en enero pasado, una tendencia de baja del déficit fiscal. Expresa la voluntad de mantener, más allá de recalibraciones, la perspectiva que fijó el acuerdo original sobre las metas, algo que ratificaron Batakis y Massa en sus viajes a Washington.

La cita entre Fernández y Georgieva, de concretarse, se produciría en la previa de que el board del Fondo Monetario Internacional (FMI), trate la aprobación de las metas del gobierno argentino luego de los sacudones de los últimos 90 días. Hay una pauta climática repetida en Washington: a la hora de la aprobación de las revisiones, es más importante la perspectiva que se da que los números que se muestran.

Massa, en ese sentido, jugó una carta poderosa: su llegada produjo un cambio de tendencia y sembró expectativas, además de hechos puntuales como el crédito acelerado por el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), que ayudará al BCRA a reforzar sus reservas. La gira de Massa por Washington sirvió a ese fin y aceleró las conversaciones con el FMI que tiene que aprobar, en su directorio, las metas del segundo trimestre y poner en debate lo que el Gobierno quiere respecto a las pautas que quedan hasta fin de año.

Por lo pronto, Massa envió esta semana que pasó el proyecto de Presupuesto 2023 que respeta lo acordado con el FMI. Una de las últimas conversaciones de Fernández con Georgieva fue cuando el FdT no pudo aprobar el presupuesto del 2022 en la Cámara de DIputados, lo que fue advertido por el FMI como un inconveniente. Luego volvió a tener Zoom y conversaciones.

Ahora, Fernández quiere avanzar con una idea más general que viene repitiendo en todos los foros: que sea los organismos multilaterales los que, por motu proprio, impulsen revisiones más laxas a partir de lo que ocurrió en el último año, sobre todo a partir de la guerra de Ucrania con las consecuencias que eso tuvo a nivel internacional en segmentos muy sensibles como la energía. Solo en Argentina, eso significó una pérdida de 5 mil millones de dólares extra a lo pautado a principios de año.

Fernández partirá este sábado a Nueva York, donde participará de la Asamblea General de las Naciones Unidas. Tiene previsto arribar el domingo y permanecer en la ciudad hasta el miércoles. Luego viajará a Houston para hacer una presentación sobre las oportunidades de desarrollo que tiene Argentina, con foco en Vaca Muerta y los gasoductos. El embajador Jorge Argüello trabaja sobre esa agenda y según el detalle que dan en Casa Rosada, participarán más de cien empresas vinculadas a los hidrocarburos y la energía.

Es uno de los tres pilares de la agenda “de fondo” del gobierno junto a alimentos y minerales estratégicos. Sergio Massa, el ministro de Economía, estuvo hace 10 días en Houston y mantuvo conversaciones y bilaterales con varias compañías, entre ellas cuatro de las empresas más grandes con inversiones en Vaca Muerta, como Chevron y Pan American.

PI

Etiquetas
stats