¿Gobernadores al Gabinete? Cristina propuso a Manzur, que se reunió con Alberto en Olivos

Alberto Fernández y Juan Manzur

Tras otra jornada frenética en el seno del Gobierno, el gobernador de Tucumán, Juan Manzur, apareció en el centro de la escena, luego de que Cristina Kirchner anunciara en su carta pública que le propuso a Alberto Fernández que lo designe como jefe de Gabinete, en reemplazo de Santiago Cafiero, tras la derrota en las PASO.

Horas antes de la misiva de la vicepresidenta, el jefe de Estado recibió a Manzur en la Quinta de Olivos, pero oficialmente aún no trascendió que el mandatario tucumano haya aceptado el ofrecimiento. De hecho, la secretaria de Legal y Técnica, Vilma Ibarra, dijo esta tarde que todavía “no se ha aceptado ninguna renuncia” entre sus ministros. 

Manzur tiene su propio dilema para aceptar el cargo: si deja la gobernación, quedaría en el cargo su actual vice, Osvaldo Jaldo, con quien mantiene una disputa abierta.

Más allá de las especulaciones políticas, el propio Manzur expresó públicamente esta mañana, a través de un comunicado oficial, que “está todo a disposición del Presidente de la Nación”. Por entonces ya había dialogado por teléfono con Alberto Fernández por segunda vez en las últimas 24 horas. “Habrá que esperar a ver qué hará el Presidente”, cerró el gobernador en la gacetilla que difundió la provincia, sin dar más precisiones. Pasadas las 15, se conoció que había viajado a Capital Federal y que estaba de visita en la residencia oficial.

La búsqueda del Presidente de encontrar una salida a la crisis y eventualmente armar un gabinete más federal con el apoyo de los gobernadores comenzó a tejerse bien temprano, cuando a la mañana recibió al sanjuanino Sergio Uñac en la residencia oficial. Justamente eligió como interlocutores a dos mandatarios que no pueden ser reelectos en 2023 y ganaron las PASO del domingo pasado.

“Me llamaron todos los gobernadores. Me decían que les aceptara las renuncias, que los sacara”, dejó trascender durante la tarde Alberto Fernández a través de Página 12 sobre las decisiones de los funcionarios kirchneristas en renunciar. También allí dijo que con la vicepresidenta había “acordado nombres”.

Y Cristina Kirchner en su carta confirmó esa estrategia. “Le manifesté (al Presidente) que era necesario relanzar su Gobierno y le propuse nombres como el del Gobernador Juan Manzur para la Jefatura de Gabinete”, detalló la vice sobre su encuentro el martes, también en Olivos. Con sorna, la vicepresidente dejó en claro en ese párrafo que la idea había sido suya: “Habían transcurrido 48 horas sin que se comunicara conmigo y me pareció prudente llamarlo y decirle que tenía que hablar con él. Deje pasar 48 horas deliberadamente, para ver si llamaba (debo decir que de las 19 reuniones, la mayoría fueron a iniciativa mía)”.

Cristina también ponderó la figura de Manzur como reemplazante de Cafiero, pese a sus diferencias políticas, pero le destacó que fue uno de los pocos gobernadores peronistas que ganaron en las últimas elecciones. “Sé que sorprenderá mi propuesta, es de público y notorio las diferencias ya superadas que he tenido con quien fuera mi Ministro de Salud desde el año 2009, cuando debí remover a quien entonces era mi Ministra de Salud por el fracaso en el abordaje de la pandemia de la gripe A (H1N1) -escribió la vicepresidenta-. Juan permaneció en su cargo hasta que renunció para disputar la candidatura a Gobernador de la Provincia de Tucumán en el 2015, cargo que obtuvo y revalidó por el voto popular no sólo a través de su reelección, sino también en la elección del pasado domingo”.

Más allá de Manzur y Uñac, los demás gobernadores peronistas alineados a la Casa Rosada también estuvieron en contacto con el Presidente. Incluso, hubo llamados entre los propios mandatarios para diseñar estrategias conjuntas, según confirmaron a este medio desde el gobierno de Entre Ríos. 

Desde ayer, Alberto Fernández recibió gestos de apoyo explícito del mandatario de Catamarca, Raúl Jalil; de Tierra del Fuego, Gustavo Melella; de Misiones, Oscar Herrera Ahuad; de Neuquén, Omar Gutiérrez y de San Luis, Alberto Rodríguez Saá.

Distinto fue la estrategia de otro gobernador peronista, pero más vinculado al kirchnerismo: Axel Kicillof, que “siguió con su agenda de gestión”, según confiaron desde la gobernación. De hecho, en sus redes sociales el mandatario se limitó a comunicar la cantidad de personas vacunadas hasta el momento en la provincia. “Los cambios del gabinete nacional no alteran nuestro día a día”, dijeron desde La Plata. Tras la derrota en las PASO, el gabinete entero de Kicillof puso a disposición su renuncia, pero él no las aceptó.

Si bien Alberto Fernández ponderó durante la pandemia el rol de los gobernadores, el mapa de apoyos a nivel provincial no es el mismo luego de las últimas elecciones. El propio Presidente había calificado de un “plebiscito” las PASO y la boleta del del Frente de Todos perdió en 17 provincias, incluso en algunas gobernadas por caciques peronistas aliados a la Casa Rosada. 

Apenas cosechó victorias en siete provincias, ubicadas en las regiones del NOA y Cuyo: San Juan, La Rioja, Catamarca, Santiago del Estero, Formosa y Tucumán. Quizás en esas geografías y de la mano de alguno de sus gobernadores, Alberto Fernández encuentre la llave para destrabar la crisis actual.

MC

Etiquetas
stats