¿Quién es quién en la interna del mileísmo?

Javier y Karina Milei, junto al diputado Eduardo Bolsonaro en San Pablo

0

El internismo llegó al único espacio que no se mostraba en crisis. Explícitas tanto en el Frente de Todos como en Juntos por el Cambio, las pujas de poder intra-partidarias se mantenían un poco al margen de La Libertad Avanza. La tribu libertaria daba una imagen más compacta que las demás coaliciones. Pero esa postal empezó a crujir. Si bien las diferencias existen desde fines del año pasado, el disparador ocurrió el viernes pasado. Fue el acto que Javier Milei protagonizó en la cancha de El Porvenir. Se trató del debut del diputado libertario en el conurbano, en su condición de aspirante a la presidencia. Un precandidato que amenaza con romper la ley de la polarización electoral que rige desde 2017.

Milei: entre el rock y la planilla de excel

Milei: entre el rock y la planilla de excel

La convocatoria al evento de Gerli, sin embargo, estuvo muy por debajo de las expectativas propias y ajenas. Hubo menos de dos mil personas en El Porve. La decepción se festejó como un gol en Juntos por el Cambio. 

Tras ese mal paso en la provincia de Buenos Aires, afloraron malestares que se mantenían por debajo del radar. El abogado liberal Carlos Maslatón fue el encargado de ventilar la interna. 

“Karina es Kikuchi y Kikuchi es Karina. A no engañarse. Isabel era López Rega y López Rega era Isabel. Nosotros, Avanzan los Aliados, somos el nacional-sindicalismo”, tuiteó Maslatón. Y arremetió con una mezcla de referencias históricas domésticas y globales, al borde de la autoparodia: “El líder Milei (Perón) debe reaccionar. Antes de que el Eje Karina-Kikuchi lo lleve a la catástrofe irreversible”, señaló Maslatón.

En las filas de La Libertad Avanza evitaron polemizar con el ex concejal de la UCeDé. “Maslaton no fue ni es parte de La Libertad Avanza. Él mismo se definió como un miembro inorgánico del espacio. Por lo que no se puede hablar de interna”, retrucaron. Con el objetivo de minimizar los tironeos, relataron que “apenas terminó el acto Javier se fue a San Pablo para participar de la CPAC 2022. Luego, a Colombia, donde tiene charlas de economía pautadas. Él sigue con su agenda internacional. No está atento a las declaraciones de ningún personaje que esté en búsqueda de centralidad, lugar en los medios y la posibilidad de ser tendencia en twitter”.

Pero lo cierto es que la inquina al interior de la escudería libertaria excede el arranque tuitero de Maslatón, (¿ex?)amigo y consejero de Milei. Para seguir en detalle la crisis que se desbordó en el mileísmo, aquí identificamos a los actores centrales del sainete libertario, revelando los motivos de los cruces y enojos. 

-Carlos Maslatón: Se autopercibe puntero de la causa de Milei. Ambos se conocieron en 2014, cuando Maslatón conducía un programa en FM Identidad. El economista era un habitué del show radial del abogado. Desde ese momento se volvieron cercanos. Ex concejal porteño, Maslatón fue una de las figuras del liberalismo en los ochenta. En los noventa se retiró de la actividad política y se dedicó a las finanzas, con especial interés por las criptomonedas. Asegura que el fenómeno actual de los libertarios supera al de la UCeDé. “A Javier lo vota el pibe de Rappi”, afirma. Maslatón considera que Milei debería delegar su armado político en el legislador Ramiro Marra, en detrimento de Karina, la hermana del economista, y del periodista Carlos Kikuchi.  

-Karina Milei: Alias “El Jefe”, tal como la llama cariñosamente Javier, es la única persona en la que el diputado libertario confía. “Mi hermana cumple varias funciones. Pero una de las principales es que nadie me conoce como ella”, explicó Milei. Sobre el rol que Karina cumpliría en una hipotética presidencia libertaria, el diputado eligió el de “primera dama”. Dos años y medio menor que él, ella excede largamente el rol de una asistenta. Karina se recibió de licenciada en relaciones públicas en la Universidad de Belgrano, la misma en la que estudió Javier. Hizo cursos de cocina y, a diferencia de su hermano economista, prefiere mantener un perfil bajísimo. En el Instituto Cardenal Copello, sin embargo, los papeles estaban invertidos. El introvertido era él, mientras Karina disfrutaba de protagonizar actos y celebraciones de ese colegio religioso.

-Carlos Kikuchi: Fue jefe de prensa del ex ministro Domingo Cavallo en la campaña presidencial de 1999. Ganó peso en el armado de La Libertad Avanza desde principios de este año. En tensión permanente con los legisladores Ramiro Marra y Eugenio Casielles, mantiene una alianza táctica con Karina Milei. “Estuvimos repasando con Javier Milei el armado en Provincia. Me dijo que tenemos que contener, del centro a la derecha, a todos aquellos que abracen las ideas de la libertad, sean idóneos, austeros y buenos administradores. El planteo es moral, no político”, explicó Kikuchi hace algunas semanas.

-Mariano Gerván: Fue prosecretario del senado argentino en representación del bloque PRO. Dirigió la Carrera de Posgrado de Especialización en Políticas Públicas y el Centro de Estudios Legislativos de la Universidad Católica de la Plata. Es una suerte de armador en las sombras de Kikuchi. Entre ambos idearon algunas de las alianzas objetadas por Ramiro Marra, Eugenio Casielles y Maslatón. Por ejemplo, los acuerdos concretados con el conservador Partido Demócrata mendocino, con la fuerza de Ricardo Bussi en Tucumán y con el sanjuanino Juan Alfredo Avelín, presidente de Cruzada Renovadora.

-Ramiro Marra: Legislador porteño, broker y youtuber financiero, Marra ya tuvo un acercamiento a la política electoral. En las presidenciales de 2019, se postuló para senador nacional en el espacio conducido por un dirigente de “la casta”: el economista Roberto Lavagna. En esa elección no tuvo suerte. Pero encontró revancha en las legislativas de 2021, ya apadrinado por el economista libertario. Mantiene una relación pésima con Kikuchi, y muchas veces se solapan en la tarea de armar un partido casi desde cero. Estructurado y detallista, Marra armó una planilla de excel con nombres, características y contacto de 500 referentes bonaerenses de La Libertad Avanza, o aspirantes a serlo, repartidos entre los 135 municipios de la provincia. “No existe aún un mileísmo. En realidad tampoco lo estamos construyendo. Queremos que esta propuesta se mantenga en el tiempo. Nuestro ismo es el liberalismo”, analizó ante elDiarioAr a fines del año pasado. 

-Eugenio Casielles: Se arrimó a la política a raíz del derrumbe del 2001. Lo sedujo la figura de Eduardo Duhalde. “Fue capaz de ponerle el pecho a una situación a la cual varios no se animaban”, argumentó Casielles. Después trabajó para Sergio Massa, hasta que accedió a una banca en la legislatura porteña en 2019 a través del lavagnismo. En el 2021 Casielles se mudó a la escudería de Milei. Su amigo Marra facilitó el salto. Ambos se consolidaron como operadores de La Libertad Avanza. Pero en los últimos meses Casielles brilla por su ausencia en el mileísmo, molesto con la conducción de Karina y Kikuchi. 

-Alberto Benegas Lynch: Amigo y asesor ideológico de Milei, “Berti” es hijo de una suerte de prócer del liberalismo en la Argentina. Alberto Benegas Lynch padre fue el difusor de las ideas de la llamada escuela austríaca en el país. Su hijo continúa en esa línea académica. Es doctor en Economía de la UCA. Y es una de las voces más escuchadas por Milei. Al margen de la influencia intelectual que ejerce sobre el candidato a diputado por la Ciudad, Benegas Lynch le machaca con un consejo práctico y entendible para cualquiera: que no recurra al lenguaje soez. “Hace años la palabra liberal era un improperio. Ahora eso cambió, no lo suficiente. Tenemos que seguir haciendo esfuerzos”, opinó ante este medio. “Berti” se inclina por una alianza entre Milei y Mauricio Macri, al punto de acercar posiciones entre ambos.

AF/MG

Etiquetas
stats