NEGOCIOS EN LA CIUDAD

Los Mastronardi, dos hermanos que suman contratos millonarios con la policía porteña

Entre el 5 de noviembre y el 2 de diciembre, el ministerio de Seguridad, a cargo de Santilli, adjudicó tres contratos de la policía a los empresarios Mastronardi.

La provisión de ropa para la policía de la Ciudad de Buenos Aires desató una puja entre proveedores por la adjudicación de una licitación por $242.250.000 a la empresa South Tech, que cuenta con sólo cuatro empleados registrados y no paga la mayoría de los impuestos que dicen tributar sus competidores, ya que opera en la zona franca de General Pico. José Luis Mastronardi, dueño de la textil, dijo a elDiarioAR que espera contratar al menos 17 personas para confeccionar las 17 mil camperas para los policías, y que su empresa tiene maquinarias e infraestructura. Las prendas se harán en tandas y a pedido durante un periodo de dos años, según lo requiera el ministerio de Seguridad porteño. 

La Ciudad adjudicó la provisión de camperas para la Policía por $242 millones a una empresa con 4 empleados

La Ciudad adjudicó la provisión de camperas para la Policía por $242 millones a una empresa con 4 empleados

El domingo 27 de diciembre, este diario publicó la controversia sobre la ropa para la policía. Durante la semana pudo establecer que el hermano del proveedor de camperas también tiene varios contratos con el ministerio de Justicia y Seguridad. elDiarioAR habló con ambos para conocer su versión de los hechos. 

Carlos Alberto Mastronardi, el hermano de José Luis, es propietario y presidente de Miavasa SA, una constructora que ha ganado distintas licitaciones con la policía porteña en los últimos cinco años y con ministerios del gobierno de Horacio Rodríguez Larreta. Doce días después de la adjudicación a South Tech, el 2 de diciembre, el ministerio de Seguridad de la Ciudad le adjudicó a Miavasa un contrato por más de $236 millones para el “mantenimiento integral, preventivo y correctivo” de los edificios de la Policía de la Ciudad ubicados en la zona 1, según el Boletín Oficial porteño. “Miavasa sólo ganó una de las ocho zonas de la licitación”, respondió el ministerio. El resto de las zonas se adjudicaron a otras compañías. La zona de Miavasa es la más costosa del contrato. 

Los hermanos sostienen que las empresas (la textil South Tech SA y la constructora Miavasa SA) no están relacionadas entre sí y aducen el timing de las adjudicaciones paralelas con la policía a una coincidencia. Carlos Alberto Mastronardi, propietario y presidente de Miavasa SA, dijo a elDiarioAR que su constructora está en el mercado desde hace más de 30 años. “Este es el cuarto año que ganamos el contrato para el mantenimiento de los edificios de la policía” porteña, afirmó el empresario. Aseguró que no está relacionado con la compañía textil de su hermano que ahora venderá las camperas para la fuerza policial y otras prendas para los cadetes.

En 2016, Miavasa también ganó otras licitaciones con Seguridad para el Instituto de formación de cadetes de la policía, como la construcción de pabellones de dormitorios ($82.220.316) y la ampliación del comedor ($95.460.324). También ganó un contrato para la refacción de una comisaría (unos $9 millones), según el boletín oficial de la Ciudad.

El ministerio a cargo de Santilli dijo que “se estaba en conocimiento del vínculo entre las dos empresas pero no hay ningún tipo de incompatibilidad”. South Tech “se presentó a una licitación y ganó por precio”, aseguraron.

Miavasa es una contratista recurrente del gobierno porteño. Entre 2015 y 2019, la constructora fue adjudicada con otras licitaciones del ministerio de Espacio Público y Medio Ambiente, entre ellas para el mantenimiento de centros de reciclado ($23.251.119); y para obras en general del Plan Recuperación Vial de la Ciudad Etapa V ($119.995.242). El ministerio de Desarrollo Urbano también le otorgó un contrato por $6,7 millones; y realizó el mantenimiento de veredas por $70.942.812. Con el Instituto de Viviendas sumó otra licitación por $48.880.000. Además fue contratada para obras en el Metrobús y el Centro Trasbordo Constitución, entre otras.

Santilli debe decidir sobre las camperas

En noviembre, la textil South Tech ganó sus primeras dos licitaciones con el ministerio de Justicia y Seguridad porteño, a cargo del vicejefe de gobierno, Diego Santilli. Su llegada rompió el esquema de proveedores de indumentaria para la policía y originó la denuncia por las condiciones en las que la empresa fue contratada por el gobierno porteño. 

Confecciones José Contartese, la textil que proveía las camperas de los policías hasta la llegada de South Tech y que perdió la licitación millonaria, solicitó al vicejefe de gobierno que suspenda la adjudicación a South Tech y que declare que la empresa “no tiene capacidad operativa, estructura ni antecedentes” para obtener el contrato, según el recurso jerárquico que presentó ante la autoridades, como informó elDiarioAR en su edición del domingo 27. La denunciante planteó que South Tech “declara tener sólo cuatro empleados; es una firma no idónea, sin antecedentes, que ha falseado datos sobre estructura de costos inexistentes”, según el escrito al que accedió este medio.

El recurso jerárquico para suspender la adjudicación del contrato de las camperas se presentó el 14 de diciembre. El vicejefe de Gobierno tiene un plazo de 15 días para analizarlo. En el ministerio de Justicia y Seguridad adelantaron a este medio que el funcionario rechazará la presentación y el contrato con South Tech seguirá su rumbo. Las camperas destinadas a los policías deberán estar listas para el próximo invierno.

Empezamos a entregar remeras de algodón este lunes.

Para su denunciante, Mastronardi es un “recién llegado” al territorio porteño, pero el dueño de South Tech dice que con anterioridad fue proveedor indirecto y que tiene su marca de ropa de nieve, Duke. También afirmó que, además de ganar la licitación de las camperas, South Tech fue preadjudicada el 5 de noviembre con parte de otra licitación para proveer indumentaria para los cadetes del Instituto Superior de Seguridad Pública (por $5.019.800). “Empezamos a entregar remeras de algodón este lunes”, dijo a elDiarioAR. En la licitación compitió con Contartese, que ganó otros renglones del pliego (por $8.342.000), y con otras empresas, algunas de ellas, asiduas competidoras del rubro, como Indumax, que se llevó la mejor adjudicación por $32.542.521.

Una presentación realizada en 2018 por la ONG La Alameda planteó que entre 2014 y mediados de 2017, la Ciudad destinó más de $840 millones a la compra de indumentaria policial y que las ganadoras de las licitaciones eran siempre las mismas seis empresas, según publicó Tiempo Argentino. Ese escenario se repitió en 2020, según confirmó también Confecciones José Contartese, una de las ganadoras usuales en el rubro, pero en el caso de las camperas y la ropa para los cadetes, se sumó South Tech.

Habla Mastronardi

“No soy mediático”, se excusa el dueño de South Tech. Tras seis días de intentos por contactarlo, el empresario explicó que está de vacaciones y accedió a dar su versión de los hechos en una conversación telefónica. “Nuestro fuerte es la ropa técnica”, afirmó. La empresa, asegura, cuenta con “maquinaria semiautomática de última generación” y “una planta de 600 metros cuadrados”.

-Según los registros de Anses, su empresa tiene cuatro empleados registrados, ¿cómo va a elaborar 17.000 camperas?

- South Tech trabaja linealmente con Snow Tech, ambas son empresas mías. En Snow Tech la cantidad de empleados es mayor (tiene 7 trabajadores registrados, según los últimos registros de Anses consultados por elDiarioAR). Estamos instalados en la zona franca desde 2003, tenemos una cantidad de maquinaria importante y tenemos un plantel de gente a la espera de la demanda de trabajo.

-¿Cuántos trabajadores piensa incorporar?

-Va a depender del plan de entrega que necesita el gobierno de la Ciudad. Al ser una compra abierta aún no está verificada cuál va a ser la demanda. Va a depender de la cantidad de prendas que requiera. Calculamos no menos de 17 personas. 

South Tech nació en 2010. Fue fundada por Mastronardi y un grupo de socios, entre ellos, el poderoso empresario de Bahía Blanca, Gustavo Elías, actual dueño del diario La Nueva Provincia, del multimedio La Brújula y uno de los principales referentes del negocio de la logística en la ciudad bonaerense. Ante la consulta de elDiarioAR, Elías dijo que está desvinculado de South Tech SA desde finales de 2012, que vendió sus acciones a Mastronardi y que fue un negocio trunco para él pero que todo terminó en buenos términos. Buscaban instalar locales de venta de ropa de nieve.

Al estar radicada en la zona franca de General Pico, South Tech está exenta de cargas patronales, del Impuesto al Valor Agregado (IVA), Ingreso Brutos, impuestos municipales y otros beneficios, explicó Germán Luqui, presidente del organismo oficial del gobierno de la provincia de La Pampa que controla el funcionamiento del área. Mastronardi niega que esas condiciones le hayan permitido ofertar una camperas más barata que el resto de las textiles que compitieron por el contrato.

-La Ciudad dice que su empresa ganó por precio pero uno de los competidores dice que con los beneficios impositivos que usted tiene en la zona franca no pueden competir...

-No, tiene que ver con un combo. Acá hay un tema de mejores costos laborales o por el markup (margen de ganancia) que cada empresa elige. En la licitación de prendas para los cadetes, yo perdí con la misma empresa (denunciante, Contartese) en dos renglones porque fueron más baratos que nosotros y me ganaron por precio. 

La campera de South Tech le costará a la Ciudad $14.250 la unidad, según una fuente con acceso directo al expediente. La prenda de Contartese hubiese costado $17.000 cada una. “La diferencia es que si le descontamos el IVA, como South Tech, nuestra campera cuesta $14.049”, respondieron en la empresa perdedora. “South Tech cumple con todos los requerimientos técnicos, administrativos, económicos y financieros y resulta ser por el precio la oferta económica más conveniente”, respondieron en el Ministerio de Justicia y Seguridad porteño sobre la compañía radicada.

El ministerio tiene la potestad de solicitar siempre lo que considera que es lo mejor.

Contartese también reclamó ante el ministerio que, según los fabricantes nacionales de telas para camperas (Tessile y Texcom), el pliego de la licitación requería un insumo textil que “no era posible de realizar a nivel nacional”, dijo un representante de Contartese. Mastronardi confirmó que, a diferencia de sus competidores, trabaja con telas importadas de China. Tras las quejas de los oferentes, la Ciudad cambió los requerimientos de las telas para que más empresas pudieran ofertar. “El ministerio tiene la potestad de solicitar siempre lo que considera que es lo mejor”, respondió Seguridad ante la consulta sobre por qué habían requerido telas importadas en la licitación.

Mastronardi dijo: "Decimos acelerar las compras para estar en condiciones de entregar en tiempo y forma. Los insumos están ingresando a mediados de enero”, agregó Mastronardi.

-¿Por qué cree que Contartese insiste en sus planteos por la licitación de las camperas?

-Quizás esté dolido porque fue el que ganó con anterioridad (el contrato) y ahora perdió.

-Su hermano es contratista del gobierno de la Ciudad, en especial de la policía porteña. ¿Cómo llegó usted a estas licitaciones de la policía?

-Por el BAC (el sitio web Buenos Aires Compra), que es un portal abierto. Nosotros ya habíamos proveído de manera indirecta, a través de otro proveedor, y ahora decidimos presentarnos directamente nosotros.

ED

Etiquetas
stats