UN CONTRATO POR $300 MILLONES

La Ciudad adjudicó la provisión de camperas para la Policía por $242 millones a una empresa con 4 empleados

El vicejefe de Gobierno, a cargo del Ministerio de Justicia y Seguridad, junto a miembros de la Policía de la Ciudad.

El gobierno de Horacio Rodríguez Larreta cambió al actual proveedor de camperas de invierno para los policías de la Ciudad de Buenos Aires y adjudicó una licitación por $242.250.000 a una empresa con 4 empleados que no paga la mayoría de los impuestos, ya que opera en la zona franca de General Pico. El caso desató una puja por la provisión de indumentaria para los agentes y sobre las condiciones en la que la Ciudad comprará las prendas. 

El propio vicejefe de Gobierno porteño, Diego Santilli -a cargo del ministerio de Justicia y Seguridad-, deberá analizar la contratación y decidir si la avala, luego de que el actual proveedor presentara un recurso jerárquico para solicitar a las máximas autoridades que suspendan la adjudicación, según confirmaron a elDiarioAR en el ministerio.

La empresa que ganó la licitación en noviembre es South Tech SA y está radicada en la zona franca de General Pico, La Pampa, única área de este tipo donde las compañías pueden exportar el 100% de lo que producen al territorio nacional. Por operar en esta zona, están exentas de cargas patronales, del Impuesto al Valor Agregado (IVA), Ingreso Brutos, impuestos municipales y cuentan con otros beneficios, según confirmó el gobierno de la provincia a elDiarioAR.

“La empresa South Tech S.A. cumple con todos los requerimientos técnicos, administrativos, económicos y financieros y resulta ser por el precio la oferta económica más conveniente”, respondieron en el Ministerio de Justicia y Seguridad porteño.

La empresa que venía proveyendo las camperas en los últimos dos años y que ahora perdió la licitación es Confecciones José Contartese y CIA SRL, con sede en provincia de Buenos Aires. Tiene 41 trabajadores verificados, según las últimas cifras de Anses, pero en la compañía dijeron que son “56 trabajadores registrados, todos los días del año”.

Contartese presentó un recurso jerárquico el 14 de diciembre con la solicitud ante Santilli de que suspenda la adjudicación y declare que la empresa ganadora “no tiene capacidad operativa, estructura ni antecedentes” para obtener el contrato. El funcionario tiene 15 días para responder. En el ministerio dijeron que “existen (otras) presentaciones de recursos jerárquicos”, pero que “no hay antecedentes de similares características”. “Entendemos que el planteo de la empresa se va a desestimar”, agregó una fuente oficial. 

La empresa South Tech SA cumple con todos los requerimientos técnicos, administrativos, económicos y financieros y resulta ser por el precio la oferta económica más conveniente.

En el documento, al que accedió elDiarioAR, Contartese solicitó que se declare que la firma South Tech SA “jamás podría haber sido adjudicataria de este trámite”. “Declara tener sólo cuatro empleados; es una firma no idónea, sin antecedentes, que ha falseado datos sobre estructura de costos inexistentes”, dijo la empresa en su acusación.

Según los registros de Anses, South Tech SA tiene cuatro empleados registrados, como había adelantado el medio Nuestras Voces. Fue fundada en 2010 por una serie de socios, entre ellos, su actual presidente, José Luis Mastronardi.

South Tech es su segunda empresa textil radicada en la zona franca de General Pico. Su desembarco allí fue con Snow Tech Argentina SA, fundada en 2001 en la localidad bonaerense de Quilmes y trasladada en 2003 a La Pampa. Snow Tech tiene otros siete trabajadores verificados, según los registros de Anses. Es la dueña de la marca de ropa de nieve Duque. 

Esta empresa jamás podría haber sido adjudicataria de este trámite.

La licitación de camperas de la Policía porteña es una licitación abierta, por lo que la proveedora deberá entregar a pedido de la Ciudad. “No existe fecha cierta ni cantidades determinadas” y “el proveedor cuenta con un plazo de 30 días para cada entrega luego de notificada la solicitud de provisión”, informaron en el ministerio. 

La legisladora porteña Victoria Montenegro (Frente de Todos) realizó un pedido de acceso a la información pública sobre esta licitación, pero la Ciudad no respondió, confirmó la diputada.

“La principal preocupación tiene que ver con la transparencia de esta licitación. No cierran los números para que una empresa con 4 empleados elabore 17.000 camperas”, afirmó Montenegro. “La empresa no presenta evidencia de tener capacidad productiva. Eso nos lleva a dos alternativas: las camperas se van a importar o su fabricación se va a tercerizar. ¿A quién se le va a tercerizar y en qué condiciones laborales?”, se preguntó la legisladora.

La principal preocupación tiene que ver con la transparencia de esta licitación. No cierran los números para que una empresa con 4 empleados elabore 17.000 camperas.

“Una vez adjudicada la licitación y determinado el plan de entrega y fechas establecidas por vuestro Ministerio, dimensionaremos los recursos (entre ellos los de la mano de obra) para cumplir en forma y tiempo con el cronograma de entrega”, sostuvo la compañía durante la licitación, ante una requisitoria de la Ciudad. South Tech aseguró entonces que puede contratar personas “que se encuentran actualmente sin trabajo” y que cursaron una capacitación que les brindó la empresa en una escuela que conduce también en General Pico. Además, dijo que cuenta con “maquinaria semiautomática de última generación” y “una planta de 600 metros cuadrados”.

Ante la consulta de este medio a la Ciudad sobre qué pruebas había entregado South Tech de que podrá complir con estos requisitos en tiempo y forma, el Ministerio de Seguridad respondió que la firma lo incluyó en una declaración jurada.

Germán Luqui preside el Comité de Verificación de la zona franca de General Pico, el organismo oficial del gobierno de la provincia de La Pampa que controla el funcionamiento del área. “Tanto South Tech como Snow Tech tienen empleados registrados, seguro laboral y ART, y trabajan juntas. En la zona franca de General Pico no existen empresas fantasma”, respondió el funcionario ante la denuncia.

Zonas francas

“Los insumos para las camperas de la Ciudad están comprados y van a ingresar a mediados de enero. La empresa va a salir a tomar gente para cumplir con el cronograma”, afirmó Luqui a elDiarioAR. “No hay chances de que las camperas lleguen confeccionadas desde el exterior y luego se nacionalicen. Si eso sucediera, la empresa perdería todos los beneficios impositivos”, agregó el funcionario.

Al operar en esta zona franca, South Tech SA no abona casi ninguno de los impuestos que tributan sus competidores: “No paga contribuciones patronales y eso le permite ahorrarse el 30% de la masa salarial bruta; no tributa IVA, Ingresos Brutos ni impuestos municipales; si tiene que importar insumos, se ahorra el costo financiero porque paga a medida que utiliza esos productos", afirmó Luqui. 

Además, South Tech “no paga impuestos por importar maquinaria para la confección; los alquileres y mano de obra son más baratos; y no paga IVA por servicios básicos, por lo que la luz -principal servicio de este tipo de fábricas- le cuesta un 27% menos”, agregó el funcionario pampeano.

No hay chances de que las camperas lleguen confeccionadas desde el exterior y luego se nacionalicen. Si eso sucediera, la empresa perdería todos los beneficios impositivos.

“Este caso plantea una discusión de fondo. Si la Ciudad va a empezar a comprar a empresas instaladas en zonas francas, para las empresas que pagan impuestos no es una pelea en igualdad de condiciones”, dijo a este medio la legisladora Montenegro. 

El martes, en la sede de South Tech SA dijeron a elDiarioAR: “Todos los representantes de la empresa están de vacaciones hasta el 18 de enero y no hay forma de contactarlos”. Tomaron nota de la consulta y un teléfono ante la insistencia de este medio para que devolvieran el llamado, pero al cierre de esta nota, cuatro días después, no lo habían hecho. Tampoco contestaron el correo electrónico. elDiarioAR intentó comunicarse en domicilios declarados por el presidente de la compañía, Mastronardi, en La Pampa y en Quilmes. Los teléfonos no pertenecen “a un abonado en servicio”.

La licitación y las ofertas

La Ciudad inició el proceso para la adquisición de camperas invernales en febrero y aún no ha podido recibir el equipamiento para los policías. La prenda debe contar con una campera interior y otra exterior, modelo 3 en 1, con abrigo desmontable. Está destinada a los agentes que prestan servicio en la calle durante el invierno. La fuerza de seguridad porteña cuenta con 25.500 integrantes, según el ministerio.

Ninguna de las cuatro compañías que presentaron ofertas cumplieron con todas las condiciones técnicas que se requerían para las prendas, según el informe técnico que consta en el expediente administrativo.

La muestra de la campera de Contartese, por ejemplo, presentaba “defecto menor en coordenada de color; no cumple composición de tela; tiene mejor solidez al lavado; y mejor impermeabilidad”. La campera de South Tech, que es la que recibirán finalmente los agentes, tenía “defecto menor en el impermeabilidad; no cumple coordinada color; no cumple composición de la tela; no cumple solidez al lavado”.

Según la denuncia, el único antecedente presentado por South Tech en la licitación es una contratación de abril último con el municipio de La Pampa. El viceministro de Salud de La Pampa, Gustavo Vera, dijo a elDiarioAR: “Compramos a esa empresa 300.000 barbijos, cuando nadie entregaba, y no hubo ningún inconveniente”. El contrato fue por $20,7 millones, según declaró South Tech a la Ciudad. Luqui confirmó que la empresa montó un equipo para fabricar barbijos con insumos importados. Contartese sostiene que ese antecedente es “por un monto que no supera el 1,2%” del contrato con la Ciudad.

South Tech tiene factura tipo E, es decir, de exportación, uno de los beneficios que le da La Pampa por radicarse en la zona franca de General Pico. Esta zona franca “es la única en el país que puede exportar el 100% de los que produce dentro del territorio nacional, además de exportar al extranjero”, explicó Luqui. 

La campera de South Tech le costará a la Ciudad $14.250 la unidad, según una fuente con acceso directo al expediente. La prenda de Contartese hubiese costado $17.000 cada una (con IVA). “La diferencia es que si le descontamos el IVA, como South Tech, nuestra campera cuesta $14.049. Pero nosotros sí tenemos que pagar el IVA”, se quejaron en la empresa perdedora. 

Todas las empresas de la actividad debemos abonar el 21% del IVA.

Contartese entendió que, al utilizar facturas de tipo E, South Tech “abarató los costos”, al no incluir el IVA, “en perjuicio de empresas que tienen empleados registrados, capacidad operativa, financiera y antecedentes” como proveedores estatales. “Todas las empresas de la actividad debemos abonar el 21% del IVA”, se quejó la compañía. La respuesta de la Ciudad es que eligieron el precio más barato entre los oferentes que cumplían con el pliego.

Entre otras impugnaciones presentadas en el recurso jerárquico, Contartese sostuvo que South Tech tuvo en 2019 ventas anuales que “apenas ascienden a $6.100.000”, es decir, “un 4% del valor de venta” que promete hacer a la Ciudad y que “en agosto de 2020, emitió la factura número 50”, se quejó Contartese. “Esto implica que ha emitido un promedio de menos de cinco  facturas por año”, agregó. Este medio no pudo obtener la versión de South Tech, ya que sus representantes no respondieron las consultas.

“Entendemos que la empresa que perdió esta licitación esté molesta, pero la invitamos a instalarse aquí y tener los mismos beneficios. Esta zona franca emplea a unas 430 personas de distintas industrias y servicios. De hecho, existe un consejo federal de zonas francas en distintas provincias que buscan modificar la ley para que todas puedan exportar al territorio nacional”, concluyó Luqui.

ED

Etiquetas