Ni Milei, ni la UCR: catarsis del PRO para recuperar la idea del cambio

El alcalde escucha a su (¿ex?) jefe Mauricio Macri

0

La reunión iba a durar una hora. Se estiró por dos horas y media. La exposición del consultor Guillermo Raffo estuvo cargada de interrupciones, comentarios, reflexiones y algún que otro cruce. La cita se realizó en el quinto piso del edificio del PRO, ubicado en Belgrano y Balcarce. Estuvo la jefatura del partido amarillo: Mauricio Macri, Horacio Rodríguez Larreta, Patricia Bullrich, los diputado Cristian Ritondo, Diego Santilli y Federico Angelini, el senador Humberto Schiavoni, el ministro de Gobierno porteño Jorge Macri; y el exsecretario general de la Presidencia Fernando de Andreis. La diputada María Eugenia Vidal y Federico Pinedo se sumaron vía zoom.

El analista Raffo llegó por sugerencia de Macri. Si bien vive en San Pablo, y este viernes regresa a la ciudad brasileña, el consultor les dio a los macristas su opinión sonre el panorama político argentino. 

Ante la mirada atenta de Macri, Rodríguez Larreta y Bullrich, Raffo hizo una comparación entre el diputado Javier Milei y el presidente Jair Bolsonaro. “En 2015 la gente estaba asqueada del populismo. Nosotros no le solucionamos los problemas. Volvió el populismo. Ahora ellos no cubren las expectativas socio-económicas. Entonces una parte puede volver a apostar por nosotros. Pero hay otro segmento que ya no confía en el sistema”, revela uno de los dirigentes que asistió a la exposición.

Otro de los presentes agrega que la juntada sirvió para pulir la identidad, el perfil ideológico y comunicacional del PRO. En concreto, para diferenciarse tanto de la UCR como de los libertarios encabezados por Milei. Macri y Bullrich están preocupados por el crecimiento del diputado de La Libertad Avanza. Una escalada que se da, según asumen, en detrimento de la base electoral amarilla. Rodríguez Larreta, en cambio, se mostró junto a los tres gobernadores de la UCR en Corrientes. 

“No somos iguales a los radicales. Ellos son parte del statu quo y el sistema. Nosotros tenemos que representar el verdadero cambio. No tenemos que transformarnos en la casta. Pero a la vez debemos asumir que ya no somos lo nuevo”, resume uno de los invitados amarillos a esta suerte de terapia de grupo.

Raffo todavía no fue contratado por el macrismo. Su intervención por el momento fue eventual y ad-honorem. El nuevo gurú del PRO advirtió que, sin encuestas cualitativas o cuantitativas, sus aportes se limitaban a impresiones más bien superficiales. El analista argentino les sugirió que se pongan en los pies de los de los votantes que, decepcionados con Juntos por el Cambio, ahora perciben una alternativa seductora en el discurso de Milei. 

Sobre las internas existentes al interior del PRO (eufemismo para referirse al tironeo explícito entre Rodríguez Larreta y Patricia Bullrich), Raffo propuso evitar los debates públicos. “Pelearse exacerba el malestar social y favorece a Milei”, aseguró. Propuso, en cambio, que los votantes elijan y ordenen la competencia entre aspirantes centristas e intransigentes.

Respecto a la estrategia en el Congreso, los halcones macristas plantearon la posibilidad de contrastar con la UCR en ciertas votaciones. Por ejemplo, en los proyectos sobre la ley de alquileres.  

“Mauricio estaba en su salsa. Él viene insistiendo en la idea de que la unidad por sí misma no sirve”, revela un dirigente amarillo. En las reuniones que mantiene con la tropa PRO, Macri predica con tres mandamientos. Primero baja línea sobre la necesidad de la unidad cambiemita. Después sermonea sobre la obligación de volver al poder con un objetivo claro. ¿Cuál? Encarar las reformas de fondo que a él le quedaron pendientes. Y cierra sus encuentros dando un consejo de estrategia electoral: no casarse con ningún aspirante a la presidencia. Ni con Larreta, Patricia Bullrich ni María Eugenia Vidal.

Raffo, ¿el sucesor de Jaime Durán Barba?

Si bien en privado niega ser el reemplazante de Jaime Durán Barba, Raffo profundizó su vínculo con el PRO. El consultor radicado en San Pablo tiene 20 años de experiencia en prestar servicios de comunicación política y campañas electorales. Trabaja con su hija, la publicista Juliana Raffo. Algunos de sus clientes previos fueron José Manuel De la Sota, Eduardo Duhalde, el intendente platense Julio Garro, los expresidentes brasileños Fernando Henrique Cardoso y Lula da Silva, y el excandidato Aecio Neves, del Partido de la Social Democracia Brasileña (PSDB).

Una parte de la conducción macrista se volverá a ver las caras este viernes en La Matanza. Será en un encuentro de Juntos por el Cambio. La tropa cambiemita afinará en propuestas comunes sobre políticas sociales y empleabilidad.

AF

Etiquetas
stats