Patricia Bullrich: “En muchas cosas fuimos más 'sigamos' que Cambiemos”

Patricia Bullrich

En la noche del jueves Patricia Bullrich fue, después de Mauricio Macri, la persona más aplaudida de la red carpet de Primer Tiempo. Acababa de llegar de una gira por el interior del país que incluyó, entre otras escalas, Formosa y el Calafate. En sus viajes trabaja en el armado de la estructura nacional del PRO, pretende mostrar temeridad en lugares hostiles para su partido y, a veces, presenta su propio libro: Guerra sin cuartel, terminar con la inseguridad en la Argentina. Para el viernes fijó el lugar de la entrevista en un café al aire libre de la zona del Botánico de la Ciudad de Buenos Aires. Varios automovilistas que la reconocieron tocaron sus bocinas para saludarla y vivarla y un par la insultaron. Su figura nunca produce indiferencia.

La gran mayoría de dirigentes del PRO son nacidos y criados (nyc) en el partido que se fundó alrededor de la figura de Mauricio Macri. ¿Qué le aporta alguien como Patricia Bullrich, que llega con otra trayectoria?

El PRO es partido que estuvo muchos años en el gobierno, que nació muy ligado a la gestión. Le faltaba una mirada más política y yo le puedo aportar esa impronta, justamente por no ser una “NyC”.

¿Qué quiere decir una mirada más política?

Consolidar al PRO no solo como una fuerza electoral o como un partido que mira encuestas o marketing. Construir al PRO como una fuerza social del progreso, de la prosperidad, del país de la clase media que se levanta temprano para ir a trabajar o a estudiar: un país del esfuerzo y del mérito, y también, de valores más abstractos, como la libertad y la república. Mi objetivo es darle consistencia al PRO, porque cuando viajas por el país, te das cuenta que esta consistencia está, que existe.

En la franja centro del país…

En todo el país. Es cierto que algunas zonas tenemos dificultades, como en la Patagonia.

¿Y en el conurbano?

Tuvimos una elección regular, pero en un escenario de derrota sacamos el 37 por ciento de los votos.

Cuando el peronismo era menemista, la oposición era más bien social demócrata, eso fue un poquito la Alianza. Cuando el peronismo intenta ponerse, aunque sea simbólicamente, en la centroizquierda, corre a la oposición a una idea más republicana".

¿Representa una idea de derecha? ¿De centro derecha?

Son ejes que pasan por otro lado. El reacomodamiento del peronismo es lo que mueve el escenario. Cuando el peronismo era menemista, la oposición era más bien social demócrata, eso fue un poquito la Alianza.  Cuando el peronismo intenta ponerse, aunque sea simbólicamente, en la centroizquierda, corre a la oposición, a Juntos por el Cambio, a una idea más republicana. Para mí el eje más fuerte es populismo/ republicanismo. Dentro del republicanismo hay algunos más de derecha que otros.

¿Republicanismo sería respeto a la división de poderes?

No sólo eso. Tiene muchas más ideas: el mérito, el esfuerzo, la cultura del trabajo, sociedades con libertades individuales.

La cultura del trabajo ¿no deja afuera de ese imaginario a los que no tienen en empleo, a un tercio de la población?.

No es así. Dejar a los jóvenes en un plan es una política conservadora que no genera movilidad. Para salir del estancamiento hay que cambiar la mirada, y esto es una mirada retrospectiva crítica.

¿La crítica no sería que el gobierno de Macri destruyó empleo en lugar de crear más empleo?

Es relativo, porque si los incentivos son negativos, el empleo existente no se cubre. Si vos miras la cantidad de inmigrantes que entran a la Argentina por año, te vas a dar cuenta.

¿La inferencia es que sin planes sociales los argentinos harían las tareas de los inmigrantes?

La capacidad de generar empleo en una sociedad está dada por las normas laborales, por la capacidad de abrir rápido una empresa (como las sociedades simplificadas que este gobierno destruyó), por las facilidades para emprender. Lo quiero decir es que tenemos una sociedad que no crea la cantidad de puestos que podría crear si tuviese un ambiente favorable para hacerlo.

Pero la mayor asignación, que es la Asignación Universal por Hijo (AUH) no es incompatible con el empleo.

Estoy hablando de los planes, no de la asignación. La AUH no es un desaliento formalmente, pero en el inconsciente colectivo hay una idea de que vos la perdés. Los sistemas que funcionan son los que son automáticos, que se dan de alta y de baja cuando se consigue o pierde el empleo. La política social tiene que dar un paso hacia adelante. 

Con Macri aumentó la pobreza y aumentaron los planes.

No estoy ni estuve de acuerdo con eso. Lo expreso ahora porque lo dije los cuatro años de nuestro gobierno. Al final arrancamos con una prueba piloto del servicio cívico de valores para jóvenes…

¿Lo discutían con Carolina Stanley (ministra de Desarrollo Social) en el gabinete?

Hubo debates porque nosotros (en el ministerio de Seguridad) teníamos la punta del iceberg, que eran los piquetes en la ciudad de Buenos Aires. No era ese el problema, era la punta del iceberg.

La sensación, que se fortalece con el libro de Macri (Primer Tiempo), es que el gradualismo nunca fue una convicción, sino lo que había que decir…

Las catorce toneladas de piedra del 17 de diciembre en la Plaza de Mayo (año 2017) mostraron la dificultad que teníamos para gobernar… Generamos la baja de nuestro producto en la segunda mitad del mandato y no en la primera. Pero tenemos clara nuestra autocrítica y ya estamos construyendo la alternativa: arrancó el segundo tiempo.

¿La autocrítica es que el ajuste tendría que haber sido en los dos primeros años?

Vos me querés llevar a las palabras y yo no quiero porque las palabras tienen connotaciones….

La cuestión fiscal, entonces.

La cuestión fiscal, bajar ingresos brutos, que la coparticipación fuese a cambio de reformas, porque no puede haber provincias que dependan de la Nación y que no tengan absolutamente nada.. Más facilidades a las empresas que le saquen las normas que tienen para funcionar a nivel municipal, provincial, nacional, porque en este país hay que ser un héroe para abrir una empresa o para tomar a un trabajador. Esa parte no es ajuste, es simplificar la vida del que trabaja en regla. Si hay 7 por ciento de déficit fiscal es porque hay un 40, y en algunas provincias un 80 por ciento, de economía en negro. Si viajas por el país, fuera de una estación de servicio o alguna marca, no te da un ticket nadie.

Se escucha frustración por lo que fue la experiencia en la gestión de Macri…

Yo no me frustro porque no hago política mirando a las encuestas, creo en la transformación. Digo que un gobierno que es Cambiemos tiene que ser Cambiemos siempre y no "sigamos".

En muchas áreas fuimos sigamos. Macri lo dijo en la presentación de su libro: Argentina es el único país en el que el político tiene miedo de tomar riesgos, y cuando uno quiere transformar a la sociedad tiene que tomar riesgos".

¿Los años de Macri fueron más sigamos que cambiemos?

En muchas áreas fuimos sigamos. Macri lo dijo en la presentación de su libro: Argentina es el único país en el que el político tiene miedo de tomar riesgos, y cuando uno quiere transformar a la sociedad tiene que tomar riesgos.

Larreta, en cambio, se postula como un antigrieta

Él tuvo ese discurso y creo que al día de hoy está claro que no es un problema de grieta. Ahora está claro que el gobierno quiere ir por las instituciones, que quiere una justicia que responda a sus intereses, que quiere hacer desaparecer las causas de Cristina. Eso no es un tema de grieta.

Tampoco somos Venezuela, como dijeron que iba a ocurrir.

Martín Soria, “lawfare", que los jueces hacen lo que queremos o se van, la comisión que quiere controlar a jueces: son todos intentos de cambios sistémicos, que no han podido hacer porque hay una sociedad movilizada y una oposición fuerte. La firmeza de la oposición hace que podamos tener resguardos institucionales. Hoy sí lo escucho al jefe de gobierno hablar de eso: tomó conciencia del peligro.

¿Macri no buscó tener injerencia sobre el Poder Judicial?

No

¿Para qué fue seis veces Gustavo Hornos, el presidente de la Cámara de Casación Penal a Casa Rosada?

Las seis audiencias, ¿fueron para ver a Macri?

Y si no, ¿a quién?

¿No dicen que fueron a ver a (Gabriela) Michetti?

¿A Michetti en la Casa Rosada?

No sé, no sé… no leí lo de Hornos. Sé que fue a Casa Rosada, ahora que un juez vaya a Casa Rosada… No sé… Lo tiene que explicar él.

Las seis audiencias (del camarista Hornos en la Casa Rosada), ¿fueron para ver a Macri?. ¿No dicen que fueron para ver a (Gabriela) Michetti".

¿Y el espionaje a opositores desde la agencia de inteligencia?

Me parece una enorme injusticia comparar nuestro gobierno con el modelo talibán de Alberto y Cristina. Que hubo problemas, errores… veremos qué pasa con las causas abiertas… Pero somos institucionalistas, somos transparentes. No tenemos nada que ver con la lógica del kirchernismo. 

¿Macri será candidato a legislador este año?

Él dijo que en el 2021 no quiere ser candidato y me parece bien, el Congreso no es para un ex presidente, a menos que necesite fueros.

¿Bullrich candidata?

Ahora no voy a plantear nada porque al ser presidenta del PRO tengo que armar en 24 provincias y no corresponde que yo me ubique antes.

Pero figura muy bien en las encuestas entre los votantes de la oposición ¿a qué atribuye la popularidad?

A la gente le gustó nuestra gestión, le gustó cómo encaramos la política de seguridad.

¿Y le perdonaron paso por la Juventud Peronista en la década del ’70?

Creo que es al revés. Tengo una historia, estuve presa 9 meses en 1975… es una experiencia de la que algunos aprendemos. Siempre jugué fuerte. Cuando estuve en le gobierno de la Alianza defendí al radicalismo a morir. Creo que se entiende una historia de comprensión, no me quedé con una mirada binaria. Acá se usó la historia como arma del presente, en lugar de mirarla con más autocrítica, como (José "Pepe") Mujica en Uruguay. No soy igual que a los 16 años, claro que no, y en mi caso creo que es positivo.

¿Es el recorrido: de izquierda en la juventud y de derecha en la madurez? 

No… Izquierda y derecha son términos que tienen poca raigambre en la Argentina, porque el peronismo se te mueve siempre.

¿La identidad peronista subsiste?

No. Pero tuve mi formación ahí.

¿El pro anti peronista?

El PRO es pro, no es anti algo.

Etiquetas
stats