“Yo voy a seguir puteando porque parece que Dios me perdona”: Hebe de Bonafini en frases

Hebe de Bonafini, el pasado 12 de agosto durante un acto en el Luna Park

0

Hebe de Bonafini murió hoy a los 93 años. Y con ella se va parte de la historia argentina reciente. De Hebe podrán decirse muchas cosas pero nunca que midió sus palabras. Si fue honesta en algo es en haber sido consecuente hasta con sus propias contradicciones. “Por primera vez le pasaron la boleta a Estados Unidos. Yo estaba con mi hija en Cuba y me alegré mucho cuando escuché la noticia. No voy a ser hipócrita con este tema: no me dolió para nada el atentado . Me puse contenta de que, alguna vez, la barrera del mundo, esa barrera inmunda, llena de comida, esa barrera de oro, de riquezas, les cayera encima”, dijo poco después del atentado a las Torres Gemelas. En aquel septiembre de 2011, el mundo había quedado helado ante las imágenes del horror. A ella poco le importó. Sin titubear dijo lo que pensaba.

Murió a los 93 años Hebe de Bonafini, presidenta de Madres de Plaza de Mayo

Murió a los 93 años Hebe de Bonafini, presidenta de Madres de Plaza de Mayo

Lo mismo ocurrió cuando tuvo que describir al Papa Juan Pablo II: "Nosotras deseamos que se queme vivo en el infierno. Es un cerdo. Aunque un sacerdote me dijo que el cerdo se come, y este Papa es incomible”.

Las frases de Hebe se acumulan una tras otras en una lista que sobre todo la describe a ella:

El perdón de Dios: “Francisco dijo que a las Madres de Plaza de Mayo les permite todo. La verdad yo estoy recontenta. Así que yo voy a seguir puteando porque parece que Dios me perdona. Le voy a dar con todo”.

La desaparición de sus hijos: “Antes de que fuera secuestrado mi hijo, yo era una mujer del montón, una ama de casa más. Yo no sabía muchas cosas. No me interesaban. La cuestión económica, la situación política de mi país me eran totalmente ajenas, indiferentes. Pero desde que desapareció mi hijo, el amor que sentía por él, el afán por buscarlo hasta encontrarlo, por rogar, por pedir, por exigir que me lo entregaran; el encuentro y el ansia compartida con otras madres que sentían igual anhelo que el mío, me han puesto en un mundo nuevo, me han hecho saber y valorar muchas cosas que no sabía y que antes no me interesaba saber”.

La Madres de Plaza de Mayo: Vos sabés que eso de que nuestros hijos nos parieron es verdad. Yo lo tomé desde la realidad más pura: nuestros hijos desaparecieron, y nacimos nosotras“,

La Iglesia: “El mensaje de la Iglesia es golpista. No cambia en nada los conceptos de su posición golpista y cómplice de la dictadura”.

El Museo de la Memoria: “Qué pena que no estén los FAL, las armas con las que nuestros hijos quisieron hacer la Revolución. Si el museo no va a mostrar cómo fue esa organización revolucionaria, las luchas que se libraron, los hechos que se realizaron, no sirve”.

La Corte Suprema: “Son unos turros, cómplices de la dictadura. Tienen que renunciar y se tienen que ir si no quieren ayudar al pueblo. Hay que arrancarle a esta Corte la decisión que es nuestra, arranquémosela de la mano y si tenemos que tomar el Palacio de Tribunales, tomémoslo”.

El ministro de la Corte Suprema, Ricardo Lorenzetti: “No solamente es facho: es un hijo de mil puta porque sigue vetando nuestra posibilidad de decir lo que queremos. No quiere la Ley de Medios, por eso otra cautelar”.

Estela de Carlotto: “Ella negoció con quienes mataron a sus hijos. Negociar con el enemigo es lo peor que puede hacer una persona, yo creí que Estela era una persona digna, pero ahora creo que es una traidora”.

Horacio Vertbisky: “Verbitsky es un sirviente de Estados Unidos. Recibe un sueldo de la Fundación Ford y, además de ser judío, es totalmente pronorteamericano.”

La reina Isabel: “Si una vez los echamos con aceite hirviendo, empecemos a calentar el aceite. Esa vieja vive en su castillo; bueno, que se lo meta en el orto. Me importa un pito el castillo de la reina”.

Mirtha Legrand: “La señora Legrand puede ir a un geriátrico que es el único lugar que le puede quedar bien, porque ya no la pueden planchar más”.

Susana Gimenez: “¿Cuál es nuestra seguridad con estas vedettes que son más putas que vedettes, que se atreven a hablar de derechos humanos cuando bailaron y se acostaron con todos los represores?” 

La ex vicepresidenta Gabriela Michetti: “La cara de orto de la presidenta del Senado la verdad era para hacer una figurita de esa con las que juegan los pibes en el suelo, era para una chapita. No sabía qué disfrutar más, si el discurso de Cristina o la jeta de esa pelotuda”. 

Patricia Bullrich: “La Bullrich va a ver al papa (Francisco). Se cree que si se va a confesar al Vaticano le van a perdonar los pecados. Va a ir de cabeza al infierno, si cree en el infierno”.

Antonia Macri: “Yo lo único que le deseo a Macri es que la hija se le haga revolucionaria. Sería el peor castigo”.

María Eugenia Vidal: “Que todo el país se entere que Vidal, la gobernadora de la Provincia, es una falsa, una mentirosa, una hipócrita. Va a los lugares en los que no le van a decir nada y la van a aplaudir. Quisiera saber si puede ir a La Emilia. Ojalá que vaya y no la dejen entrar por hija de puta”.

María Eugenia Vidal II: “Vidal quiere que la aplaudan porque pone esa cara de idiota, pero detrás de esa cara hay una yarará que si te pica te manda para el otro lado”

Néstor y Cristina Kirchner: “A mí me gustan los políticos que se embarran, me gustan los Néstor, las Cristinas, me gustan mucho los pibes que trabajan en los barrios a los que ni se conocen y dan su vida los fines de semana”.

Graciela Fernández Meijide: “Nunca le importó un pito su hijo, queda claro, sino no pediría la libertad de Astiz, es una retorcida” .

La desaparición de Julio López: “Son diferentes personas: Maldonado era un militante y Julio López era un guardiacárcel”.

La causa de Sueños Compartidos: “Ya saben que vivo de mis dos pensiones, tengo la misma casa que ni la he pintado. Pero me quieren joder la vida para obligarme a que vaya ante los jueces y baje la cabeza. Pero no voy a ir”,

Etiquetas
stats