AUDIENCIA EN CASACIÓN

Con un zoom público, vuelve Cristina para liderar su defensa por el Dólar Futuro

Cristina Fernández de Kirchner pidió que la audiencia sea presencial pero la Casación declinó su solicitud.

Será la propia vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner quien encabece este jueves su defensa en el caso Dólar Futuro para evitar el juicio oral y público en su contra, confirmó su abogado Carlos Beraldi ante la consulta del elDiarioAR.

La exmandataria tendrá una audiencia virtual, vía zoom, ante la Cámara Federal de Casación este jueves, 10.30, para solicitar que el tribunal oral federal que debe llevar adelante el juicio analice nuevamente sobreseer a todos los implicados del caso de manera anticipada y evitar así, el comienzo del debate oral y público, según confirmó su defensa.

Fernández de Kirchner había solicitado realizar la audiencia de manera presencial, pero la Sala I de la Casación, que interviene en el caso, rechazó esa posibilidad por la pandemia del coronavirus y además prohibió la transmisión, confirmaron fuentes judiciales que intervienen en el expediente. Este martes, se supo que la Casación revirtió el segundo punto, a pedido de la defensa de la vicepresidenta: que la audiencia se transmita abiertamente y su defensa sea escuchada no sólo dentro de los tribunales. Será por YouTube, en vivo. 

Se espera que tanto Cristina como el resto de los expositores tengan entre 30 y 40 minutos para hablar frente a los jueces, afirmó una fuente de las defensas. Aún no se conoce el orden en que los imputados se dirigirán al tribunal. De acuerdo al procedimiento, Casación tiene 20 días hábiles para analizar los argumentos presentados en la audiencia y fallar sobre el caso: si admite o no que se analice los sobreseimientos de los imputados antes del juicio. En la práctica, el plazo del tribunal suele extenderse.

En la apertura de las sesiones ordinarias del Congreso, el presidente Fernández anunció este lunes que enviará una serie de proyectos de reforma judicial, entre los que incluyó la creación de un tribunal previo a la Corte Suprema que modificará la intervención del máximo tribunal en causas penales, una de las recomendaciones que tomó del Comité de Juristas que lo asesoró durante 2020. También aseguró que buscará modificar el Consejo de la Magistratura de la Nación, el órgano que elige y controla a los jueces; y que impulsará el juicio por jurados en todo el país. Fernández dijo, además, que "el Poder Judicial de la Nación está en crisis. Es el único poder que parece vivir en las márgenes del sistema republicano". 

El caso

Al igual que Fernández de Kirchner, también se espera que expongan sus argumentos dos de los imputados en el caso: el gobernador de la provincia de Buenos Aires, Axel Kicillof; y el extitular de la Anses y expresidente del Banco Central, Alejandro Vanoli. Otro de los imputados, el actual presidente del BCRA, Miguel Pesce, no hablaría sino que encargará la exposición a su abogado, dijo un vocero del funcionario. La investigación también avanzó contra unos diez exdirectores del Central, que deben afrontar el debate.

El juicio, que no tiene fecha de inicio, debe determinar si la exmandataria y parte de su gabinete cometieron ilícitos durante la venta de dólar futuro en 2015, justo antes del cambio de gobierno. El fallecido juez Claudio Bonadio sostuvo que la operatoria consistió en una supuesta administración abusiva o infiel que derivó en una defraudación a la administración pública. Tras la derrota electoral, el Banco Central había vendido dólares a un precio menor que el del mercado que, post devaluación durante la gestión de Cambiemos, significó tener que hacer frente a pagos millonarios para la administración de Macri, según la causa. 

Tras la llegada del expediente a la etapa de juicio, se ordenó una pericia técnica que Bonadio había evitado realizar. Desde finales de 2020, las defensas vienen planteando que los resultados de ese informe sostienen que no existió perjuicio al Estado como consecuencia de la operatoria de 2015.

El BCRA ganó menos que el año anterior por haber tenido que afrontar los contratos de dólar futuro.

El fiscal de juicio Diego Velazco considera desde hace meses que el debate oral y público ya está en condiciones de comenzar, según consta en el expediente, pero los planteos de las distintas defensas vienen retrasando su inicio. 

Beraldi sostuvo que “se encuentra debidamente acreditada la inexistencia del delito imputado” en la causa, en base a los resultados de la pericia y que “se vulneró el principio de inocencia y el derecho ser a ser juzgado en un plazo razonable”, ya que los acusados fueron indagados por Bonadio en abril de 2016. El caso tiene otra particularidad: “Es una causa difícil, desde el punto de vista de la acusación. La hipótesis delictiva será muy difícil de probar, es especial, para quien ejercía la Presidencia porque se trata de decisiones económicas y financieras que estuvieron a cargo del Banco Central, entre otros”, afirmó en enero una fuente directa del caso a este medio.

La fiscalía de juicio sostiene que hay puntos que justifican la necesidad de desarrollar un juicio y debatir la prueba, opinó la fuente consultada. “En 2016, el BCRA ganó menos que el año anterior por haber tenido que afrontar los contratos de dólar futuro. La medida terminó motivando la emisión de billetes y colaboró ampliamente en la inflación de 2016, sostiene la acusación”, agregó una fuente del caso.

La contundencia de las conclusiones del examen pericial refleja claramente la inexistencia de cualquier hipótesis delictiva.

La última exposición pública de Fernández de Kirchner ante un tribunal fue el 2 de diciembre de 2019, cuando se sentó frente al Tribunal Oral Federal número 2 que lleva adelante el juicio por el caso conocido como Vialidad y la presunta corrupción en la obra pública. Entonces, la entonces electa vicepresidenta protagonizó una encendida defensa política de su caso y apuntó directamente contra los magistrados: “Este es un tribunal del lawfare. Que seguramente tiene la condena escrita. A mí me absolvió la historia. Y a ustedes seguramente los va a condenar la historia", dijo entonces durante su declaración.

El pedido de sobreseimientos

El planteo para que todos los acusados sean sobreseídos antes del inicio del juicio está en la Casación, ante el rechazo mayoritario de los jueces del Tribunal Oral Federal número 1. Uno de los jueces planteó inexistencia de delito y debió apartarse del juicio.

Las defensas pusieron de relieve que “la contundencia de las conclusiones del examen pericial refleja claramente la inexistencia de cualquier hipótesis delictiva” y que “desde su ideación hasta su concreción, la política gubernamental desplegada en el tópico dólar futuro no constituye ni jamás ha constituido un ilícito penal”. 

La hipótesis delictiva será muy difícil de probar, es especial, para quien ejercía la Presidencia.

Desde la acusación, la interpretación de los resultados de la pericia fue diferente, según pudo reconstruir este medio de fuentes directas del caso. “La pericia deja dudas, no es clara sobre varias cuestiones técnicas que deben ser aclaradas durante el debate. La operación de 2015 que está bajo análisis no fue una operación habitual sino excepcional, por el volumen de fondos que se manejó en un corto plazo”, sostuvo una fuente con acceso directo al expediente. 

En la audiencia de Casación, los imputados podrán hacer su lectura del informe oficial pero esa interpretación no podrá ser contrastada por los peritos ni complementada por los testigos. “Eso es lo que deberá suceder en el juicio”, agregó la fuente consultada.

ED

Etiquetas
stats