Más del 60% de los argentinos está a favor de la legalización del uso de cannabis en adultos

Más del 60% está a favor de la legalización de la marihuana

elDiarioAR

0

Un mes después de que el Senado diera media sanción al proyecto para regular la producción de cannabis medicinal y del cáñamo industrial, una encuesta reveló que más del 60% de los argentinos está a favor de la legalización de su consumo en adultos.

Quieren que en Jáuregui se vuelva a producir cáñamo después de 45 años

Quieren que en Jáuregui se vuelva a producir cáñamo después de 45 años

De acuerdo con el sondeo, realizado por la Cámara Argentina de Cannabis, el 65% respondió que estaría de acuerdo con la despenalización del consumo de marihuana si se hace de forma regulada y controlada, como con el alcohol, mientras que el 26% se manifestó en contra y un 10% dijo que no sabe.

A su vez, el 56% de los consultados consideró positivo el uso medicinal del cannabis, un 22% expresó una postura neutra, mientras que sólo un 4% dijo estar en contra y un 8% que los desconocía.

En la encuesta realizada por CIO Investigación, 6 de cada 10 argentinos dijeron conocer a alguien que está usando cannabis con fines medicinales, mientras que el 60% admite haberlo utilizado o está dispuesto a hacerlo en el futuro.

En tanto, entre el 70% y el 80% está de acuerdo con que en Argentina se desarrolle el cultivo de cannabis como materia prima para elaborar diferentes tipos de productos.

El proyecto de ley que estableció un marco regulatorio de la cadena de producción, industrialización y comercialización de la planta de cannabis fue aprobado el 15 de julio en el Senado, con 56 votos a favor, 5 en contra y sólo una abstención.

Este proyecto fue mencionado por primera vez por el presidente Alberto Fernández en su discurso durante el inicio de sesiones ordinarias del Congreso el 1 de marzo. “La industria mundial del cannabis medicinal triplicará su volumen de negocios en los próximos 5 años”, señaló el mandatario en ese momento.

El texto votado en el Congreso alcanza a la producción de todos los derivados de la planta, con foco principal en el uso medicinal -que ya tiene varios emprendimientos en marcha en las provincias- y también sobre el desarrollo del cáñamo. Este nuevo mercado, según datos oficiales, podría generar unos 10.000 puestos de trabajo en el corto plazo.  

El proyecto llegó al pleno de la Cámara luego de un debate en las comisiones de Agricultura, Ganadería y Pesca, la de Presupuesto y Hacienda y la de Seguridad Interior y Narcotráfico, donde expuso una larga lista de científicos, médicos, ingenieros, científicos, abogados y activistas cannábicos. Muchos de ellos plantearon su apoyo al proyecto de ley y también pedidos para que cambiara la ley de drogas y así terminar con las detenciones a consumidores y cultivadores

La nueva norma busca establecer un marco regulatorio para la inversión pública y privada en toda la cadena del cannabis medicinal y complementar la actual legislación, la Ley 27.350, que autoriza el uso terapéutico del cannabis, pero a una escala menor. En el caso del cáñamo industrial, apunta a legalizar sus subproductos, por el momento prohibidos por una ley de la última dictadura. 

El control de toda esta actividad lo hará una agencia interministerial, la ARICCAME, y que regulará, fiscalizará, otorgará las autorizaciones para producción, para comercialización internas y para exportación. Estará en la órbita del Ministerio de Desarrollo Productivo, pero en el directorio también estarán los Ministerios de Seguridad, de Agricultura, de Ciencia y Técnica y de Salud. 

En este momento hay 22 iniciativas provinciales y 80 municipales, que implicaron leyes y ordenanzas, vincularon a empresas públicas provinciales, laboratorios públicos, convenios con privados y proyectos de investigación. Para esta última tarea se desarrolló un entramado y tecnológico productivo, que integran la Red de Cannabis y sus usos medicinales (RACME) del CONICET, las Universidades Nacionales, el INTA, el INTI, los diferentes Ministerios y organizaciones de la sociedad civil.

Entre los proyectos que ya existen se destaca Cannava, la pionera empresa estatal jujeña. Después están Biofábrica, que es un emprendimiento similar en Misiones, el de INTA Castelar, INTA Patagonia Norte y dos en La Rioja y San Juan. Hay emprendimientos mixtos (públicos y privados) como el de la Municipalidad de San Pedro y también privados como Pampa Hemp. A partir de la regulación, es muy probable que el sector privado intervenga de manera más fuerte. 

CB

Etiquetas
stats