Educación

A dos años de la suspensión de las clases presenciales, aún hay 200.000 estudiantes sin vínculo estable con la escuela

El domingo 16 de marzo de 2020 el Presidente Alberto Fernández anunció la suspensión de las clases presenciales.

En la Argentina quedan 200.000 chicos y chicas que, tras la suspensión de las clases presenciales en marzo de 2020, aún no pudieron recuperar su vínculo estable con el jardín de infantes o la escuela. La cifra fue confirmada a elDiarioAR por fuentes del Ministerio de Educación de la Nación. Hacia agosto de 2020, esa cartera -entonces conducida por Nicolás Trotta- había determinado que 1,1 millón de estudiantes de primaria y secundaria estaban en esa situación. Sin embargo, el relevamiento no indagaba sobre cuántos alumnos de nivel inicial estaban en ese mismo escenario.

El 15 de marzo de ese año, apenas iniciado el ciclo lectivo y ante la llegada del CoVid-19 a la Argentina, el Estado había dispuesto la suspensión de las clases presenciales. La falta de acceso a la conectividad, la necesidad de muchos chicos y chicas del nivel secundario de salir a trabajar ante un escenario económico cada vez más complicado para sus familias y el malestar psicológico que impactó en los estudiantes fueron las claves por las cuales ese vínculo entre escuela y estudiantes no pudo sostenerse en más de un millón de casos.

En noviembre del año pasado, la gestión encabezada por Jaime Perczyk -que llegó al cargo en septiembre de 2021 tras la derrota estruendosa del oficialismo en las PASO- determinó que aún había que revincular de forma estable a 500.000 estudiantes, tal como dio a conocer elDiarioAR. Entre noviembre de 2021 y el inicio del ciclo lectivo 2022 unos 300.000 chicos y chicas recuperaron el vínculo estable con la escuela primaria y secundaria y con el jardín de infantes. Son datos arrojados por un seguimiento de la Secretaría de Evaluación e Información Educativa, que integra la información oficial aportada por cada una de las 24 jurisdicciones del país a la cartera nacional.

Las fuentes consultadas en la cartera de Educación señalan que la implementación del programa “Volvé a la escuela”, las llamadas Escuelas de Verano -que funcionaron en las 24 jurisdicciones- y la vuelta a la presencialidad plena en el ciclo lectivo 2022 facilitaron el regreso a tiempo completo de esos 300.000 estudiantes. A diferencia de otros años, este verano el ciclo estival de las escuelas usó el 30% de su carga horaria para dictar contenidos de Matemática y Lengua, mientras que antes ese ciclo sólo contemplaba para fines recreativos.

En enero de este año, en una entrevista con elDiarioAR, el actual ministro de Educación de la Nación se refirió a los 500.000 chicos y chicas que, hasta ese momento, seguían sin un vínculo estable con la escuela. “Hay una precisión sobre eso que yo me veo en la obligación de repetir todas las veces que haga falta. Ese medio millón de chicos es medio millón de chicos que se nos fueron. No hay que decirlo en impersonal, ‘se fueron’, sino en primera persona del plural. Se nos fueron a nosotros. Decir ‘se fueron’ desresponsabiliza”, detallaba.

Ante la consulta de este diario sobre qué trabajo se hará para recuperar a los 200.000 estudiantes que aún no pudieron revincularse, este viernes las fuentes de la cartera explicaron que continuará implementándose el programa “Volvé a la escuela”, que según describe el Ministerio de Educación de la Nación, “busca recuperar el vínculo con la escuela pública de niñas, niños, jóvenes y adultos que lo hayan interrumpido de manera total o parcial, así como la implementación de estrategias de fortalecimiento de los procesos de enseñanza”. Ese programa implicó un presupuesto de 5.000 millones de pesos.

Dado que en junio de 2020, cuando se determinó en 1,1 millón la cantidad de estudiantes desvinculados, no se tuvo en cuenta a los chicos y chicas de nivel inicial para el relevamiento, no hay manera de saber a ciencia cierta qué porcentaje del total de desvinculados de la educación obligatoria -nivel inicial, primaria y secundaria- representan esos 200.000 chicos y chicas que aún quedan por reconectar. Sin embargo, una estimación oficial a la que tuvo acceso este diario establece que los alumnos de nivel inicial desvinculados representan alrededor del 5% del total de estudiantes que perdieron su conexión estable con la escuela, tasa que aumenta más en primaria y aún más en secundaria, especialmente en los últimos años.

Siguiendo esa estimación, aún quedaría un 17% de chicos y chicas de los que, tras la suspensión de las clases presenciales, no pudieron sostener su conexión con la escuela que aún debe ser alcanzado por las políticas que intentan su revinculación. Casi uno de cada cinco de ese universo de chicos y chicas para los cuales el cierre físico de las escuelas resultó un plan pedagógico imposible de sobrellevar.

JR

Etiquetas
stats