Deserción escolar por la cuarentena

Más de medio millón de chicos aún no recuperaron el contacto estable con la escuela

La mayor desconexión se da en estudiantes de 16 años o más que asisten al turno tarde.

Medio millón de chicos y chicas aún no recuperaron su contacto estable con la escuela tras perder ese vínculo durante la pandemia de Covid-19. Ese es el escenario que contempla el Ministerio de Educación de la Nación y al que accedió elDiarioAR. Esos 500.000 estudiantes son el 45% del 1,1 millón que, según había informado esa misma cartera, quedó desvinculado de la escuela tras la suspensión de las clases presenciales.

Sólo un tercio de los estudiantes que perdieron contacto con la escuela en pandemia se revincularon

Sólo un tercio de los estudiantes que perdieron contacto con la escuela en pandemia se revincularon

Fuentes de ese ministerio explicaron que, de las 24 jurisdicciones del país -23 provincias y la Ciudad Autónoma de Buenos Aires-, 15 presentaron planillas certificadas con la información sobre la cantidad de alumnos que todavía no se reconectaron con la escuela o mantienen un vínculo intermitente. Una proyección estadística de lo que ocurre en las otras 9 jurisdicciones permitió establecer que, entre estudiantes de primaria y de secundaria y contemplando todo el país, asciende a medio millón el total de chicos y chicas que están en esa situación, que va desde la desconexión total hasta un déficit en el presentismo o en la participación en las tareas que hace que ese vínculo no se considere recuperado.

En junio de este año, este diario había informado que sólo un tercio de los alumnos desvinculados había recuperado su contacto con la escuela. Según informó en ese momento la cartera de Educación, 376.532 chicos y chicas habían sido reconectados a través del programa Acompañar, dependiente de ese ministerio. En ese momento, la entonces titular de esa iniciativa, Delia Méndez, dijo a elDiarioAR: “El programa se puso en marcha el 4 de enero y en su primera etapa, de tres meses, revinculó a esos 376.532 chicos, chicas y chiques. Entramos en la segunda etapa y esa revinculación no es de un día para el otro sino que es un proceso que lleva tiempo. Decir que en marzo del año que viene van a estar todos reconectados sería faltar a la verdad o querer dar una respuesta para aliviar. El proceso es muy dinámico y muy engorroso como para decir que uno o dos años vamos a poder recuperar toda esa matrícula”. En ese primer trimestre de funcionamiento, según lo explicado por Méndez, el Acompañar reconectaba, en promedio, a unos 125.510 chicos y chicas por mes.

En el semestre transcurrido entre esa publicación y esta, y según las cifras ministeriales, otros 223.468 estudiantes restablecieron el contacto con la escuela. Si el ritmo que el Estado argentino le imprimió a esa revinculación durante este último semestre se mantiene, se necesitarán catorce meses para ocuparse del medio millón de chicos y chicas que faltan. A mediados del semestre -y tras la crisis del oficialismo por el rotundo fracaso en las PASO- la cartera de Educación cambió de titular: Jaime Perczyk reemplazó a Nicolás Trotta al frente del Palacio Pizzurno.

“Tras ese cambio, todo, también el programa Acompañar, quedó bajó la órbita del plan integral 'Volvé a la Escuela'”, dicen fuentes de esa cartera. En ese contexto es que, por ejemplo, las escuelas de verano tendrán un componente recreativo pero también otro de recupero de contenidos pedagógicos. También en esa dirección el Consejo Federal de Educación resolvió que el ciclo lectivo de 2022 tenga 190 días de clases y que los sábados, en las jurisdicciones cuyos alumnos tengan mayores dificultades, haya clases.

“Hay que articular con cada colegio para identificar cuáles son los chicos que se fueron. Esta es una coordinación que hace cada jurisdicción con la escuela y, a la vez, la escuela con muchas otras organizaciones como clubes de barrio o comedores, para la búsqueda de esa persona que quedó desvinculada”, explican las fuentes. Ante la consulta de este diario sobre si, a 21 meses de la llegada de la pandemia a la Argentina esa identificación aún está pendiente, la respuesta es: “En gran parte se sabe, pero hay que ordenarlo”.

Los alumnos y alumnas de más de 16 años, especialmente los del turno tarde, son los de mayor tasa de desvinculación con la escuela. En octubre, en una nota que publicó este diario, Agustina Gonda, que trabaja en el programa de revinculación de estudiantes de la Provincia, contó cuáles eran los principales motivos de pérdida de ese vínculo entre sus alumnos: “Hubo tres motivos principales por los que los chicos se desconectaron de la escuela: salieron a trabajar para apoyar a sus familiar, no tenían los recursos necesarios para la virtualidad o los atravesó emocionalmente. Estuvieron lejos de sus compañeros y cuentan que eso les costó muchísimo, así como convivir 24 horas con situaciones familiares muy complejas”. En la escuela secundaria de Beccar en la que trabaja, uno de cada dos estudiantes debía ser reconectado.

Las fuentes del Ministerio describen la acción puesta en marcha para combatir ese alejamiento de quienes tienen 16 años o más: “Este lunes el Presidente, el ministro Perczyk y la titular de ANSES, Fernanda Raverta, presentaron la extensión de la Beca Progresar a chicos y chicas de 16 y 17 años. Son estudiantes que tuvieron que salir a trabajar y esto los va a poder ayudar y tendrían margen de volver a la escuela”, describen. La beca alcanzará a unos 1.030.000 chicos y chicas de esa edad, dura un año y es por 5.677 pesos mensuales. Pero mes a mes se cobra el 80%: 4.542 pesos. El 20% restante de cada mes se acumula y se percibe al final del período becado. Con una inflación que, ahora mismo, supera el 50% interanual mediante.

JR

Etiquetas
stats