Testeos de Covid-19

Largas filas, más de tres horas de espera y mayor positividad: los centros de hisopado ya viven la segunda ola

La tasa de positividad en las UFU subió en las últimas dos semanas.

elDiarioAR

0

Nunca habían visto la fila así, tan larga. Por eso en las últimas horas los médicos del Hospital Alemán compartieron en un chat videos y fotos de las personas que esperaban para hisoparse alrededor del edificio. La vereda de Beruti ya no alcanzaba, y la espera serpenteaba por Pueyrredón.

Tests para Covid-19: cuántos hay, para qué sirven y cuándo se aplican

Tests para Covid-19: cuántos hay, para qué sirven y cuándo se aplican

El mismo día que llegaron las fotos y los videos al chat, la Argentina superó por primera vez los 20 mil contagios confirmados diarios: es, hasta ahora, su récord pandémico. Este miércoles la fila también llegó a la avenida Pueyrredón. Algunos de los que esperaban lo hacían con la nariz fuera del barbijo.

Esa es una de las varias postales del crecimiento de casos y de la sobrecarga de los centros en los que se diagnóstica CoVid-19. Otra es más contundente: las Unidades Febriles de Urgencia (UFU) de la Ciudad extendieron su horario de atención, según informaron fuentes del Ministerio de Salud porteño. Hasta la semana pasada, las UFU atendían de 8 a 20, pero esta semana eso se empezó a alargar hasta medianoche. Las Unidades Febriles de los hospitales Penna y Ramos Mejía, a la vez, funcionan las 24 horas.

"La extensión se fue implementando a medida que se pudo según el personal que estaba disponible en cada una de las UFU, pero ya está en marcha", dijeron a elDiarioAR fuentes de la cartera sanitaria porteña. Este miércoles había más de cuatro horas de espera en el área de hisopados del Hospital Rivadavia. En el Zubizarreta, donde funciona otra UFU, se habían repartido los primeros 60 números antes de las 8.30, cuando la fila medía más de dos cuadras: en promedio, se hisopan allí entre 120 y 130 personas por día.

En el Hospital Durand, donde también funciona otra UFU, este martes hubo al menos 150 metros de fila para hisoparse y el comentario entre los trabajadores era que siete de cada diez estudios resultaban positivos. Cuando empezó la atención en ese centro había un médico y dos enfermeros, y se amplió a tres médicos y cuatro enfermeros para agilizar la espera.

Desde que empezó la pandemia hasta ahora, la tasa de positividad detectada en las UFU fue del 24%. Sin embargo, en las dos semanas transcurridas entre el 22 de marzo y el 5 de abril esa tasa subió al 30%, según fuentes del Ministerio de Salud porteño. Eso da cuenta de que la circulación del CoVid-19 va en aumento. En esas Unidades Febriles el 64% de quienes se testean reside en la Ciudad, mientras que el 36% restante vive en otra jurisdicción.

En el Hospital Iriarte de Quilmes se hisopa hasta las 12 del mediodía, y en la plaza Alsina de Avellaneda se habían tomado muestras de 150 personas hasta el mediodía, el doble que la semana pasada. Este martes, en la Clínica Juncal de Temperley había hasta seis horas para acceder al hisopado.

Son apenas algunas imágenes del recrudecimiento de casos en AMBA, nuevamente el epicentro de una segunda ola que ya está en marcha en la Argentina.

BJ

Etiquetas
stats