"Fue un fraude": qué pasó con el examen que define la carrera de miles de médicos de todo el país

Reclamos por los exámenes de residencia.

Este miércoles en horas del mediodía, médicos recién graduados inundaron las redes sociales de reclamos: "Una falta de respeto a todos los profesionales", "Fraude", escribieron en Twitter. Más tarde, trasladaron las consignas a carteles que alzaron frente al Ministerio de Salud. Los postulantes se movilizaron en la 9 de julio porque esa misma mañana, más de 10.500 personas debían rendir su examen de residencia, una instancia decisiva en sus carreras profesionales, y reportaron diversos problemas en la plataforma que les impidió resolverlo adecuadamente.

Entre el punteo de dificultades al momento de rendir, remarcaron que el examen comenzó más tarde de lo estipulado, que había problemas de conectividad, que el sistema se cayó en varias oportunidades, que no había un control "antifraude" y que nunca supieron que el horario de examen se había extendido, por lo que muchos solo pudieron completar menos de la mitad de las consignas. También aseguraron que las preguntas a responder circularon por WhatsApp. Pero esto lo pronosticaban desde el año pasado y por esa razón, venían solicitando hace meses que esta instancia de examen fuera presencial.

"La plataforma estuvo caída por más de una hora luego de iniciado el examen y no hubo ningún comunicado oficial en ese periodo de tiempo. Al volver a ingresar, los participantes tuvieron 45 minutos o menos para contestar 100 casos clínicos, dado que el examen debía finalizar a las 10.30", contó una médica aspirante a la residencia de pediatría que prefiere reservar su identidad.

Durante el examen tanto la cámara como el micrófono debían permanecer encendidos; indicó que se trataba del único mecanismo "antifraude" instaurado, "pero esto posibilita la apertura archivos, pestanas en navegadores, entre otras cosas", reflexionó. Al mismo tiempo, presenció un situación paradójica: "El uso del celular durante el mismo podría llevar a la anulación del examen. Mientras rendían, una información apareció en Instagram y Facebook: el tiempo se extendía hasta las 12. Sin embargo, no hubo ninguna comunicación oficial dirigida a todos los que estaban rindiendo y si uno rendía en total transparencia, no se enteraba de esa información. Es decir, mientras algunos rindieron en menos de una hora, otros lo hicieron en 2 horas y media".

Se trata del examen único digital que les permitirá a graduados de las carreras de medicina, enfermería, bioquímica, kinesiología, psicología y otras profesiones incluidas en los equipos de salud, acceder a residencias nacionales, provinciales y universitarias en hospitales públicos y privados e instituciones sanitarias de todo el país. La plataforma en la que rindieron fue diseñada en conjunto por el Ministerio de Salud de la Nación, la Universidad Tecnológica Nacional (UTN) y el apoyo de Arsat.

"Un concurso publico nacional que define la adjudicación de cargos en el sistema de salud debería garantizar igualdad de condiciones para acceder y participar del mismo. La imposibilidad de acceder a un puesto debido a falencias en un sistema operativo que ya había demostrado fallas monumentales, sumado a la falta de responsabilidad con la que se maneja el Ministerio de Salud, que lejos de admitir los problemas e intentar resolverlos, prefiere negarlos, es inadmisible. No puede establecerse un orden de mérito basándose en los resultados de ayer", remarcó la residente.

"Los participantes pedimos la anulación del examen que se rindió y solicitamos una nueva fecha que garantice un concurso transparente y digno", agregó.

Ante la consulta de elDiarioAR, fuentes cercanas al Ministerio de Salud de la Nación respondieron que "El examen se extendió entre las 8 y las 12 horas, una hora y media más que lo establecido inicialmente debido a la necesidad de reasignación de mayor cantidad de recursos informáticos para mejorar la fluidez de las conexiones durante su desarrollo, ya que al inicio hubo efectivamente inconvenientes técnicos".

A la tarde, "se recibió a un grupo de los residentes. Se está analizando todo el proceso, avisaremos en caso que haya novedades".

Este reclamo contra el Ministerio de Salud no fue aislado. Lo que sucedió era algo que pronosticaban cuando advirtieron sobre la filtración de datos que ocurrió a mediados de agosto. A través de la página web oficial del Ministerio de Salud de la Nación, se publicaron nombres, números de documentos, teléfono, correos electrónicos y contraseñas, denunciaron.

"Se le filtraron todos los datos de las 25 mil personas que se inscribieron en un excel. Como la contraseña que puse era la misma que la de mis cuentas, me quisieron entrar a todas las casillas de mail y redes sociales", había contado otra médica en diálogo con este medio que prefiere no exponer su nombre. Y agregó: "Hubo gente que se cambió los promedios en la base de datos, algo que influye a la hora de entrar a los hospitales".

"Al margen de la filtración, la mayoría de los médicos desconfiaban directamente de la modalidad virtual, con el antecedente fallido de 2020, cuando se rindió por primera vez a distancia. Aquella vez el sistema también se cayó varias veces, los mecanismos “anti-fraude” no funcionaron y hasta se pudieron googlear las respuestas", cerró.

AB

Etiquetas
stats