Para el juez, en la violación grupal de Palermo hubo “un plan previo, con acuerdo de voluntades y roles”

Indagan a los seis imputados por una violación grupal en Palermo.

elDiarioAR

0

El juez de instrucción Marcos Fernández, que investiga la violación en grupo ocurrida hace once días en el barrio porteño de Palermo, les imputa a los seis detenidos un abuso sexual agravado cometido en el marco de “un plan previo, con acuerdo de voluntades y roles”, según describió el magistrado en la nueva acusación que les endilgó al ampliar sus declaraciones indagatorias.

Violación grupal en Palermo: "La mitología sobre los victimarios nos hace sentir alejados de los malos"

Violación grupal en Palermo: "La mitología sobre los victimarios nos hace sentir alejados de los malos"

En la descripción del hecho que figura en las indagatorias -a las que accedió Télam-, el juez señala que “se les imputa a Ángel Pascual Ramos, Thomas Fabián Domínguez, Steven Alexis Cuzzoni, Franco Jesús Lykan, Lautaro Dante Ciongo Pasotti e Ignacio Retondo el haber abusado sexualmente con acceso carnal de ... (se resguarda la identidad de la víctima) a partir de un plan previo, con acuerdo de voluntades y roles”.

La imputación sitúa el hecho “el día 28 de febrero de 2022 a partir de las 14.45 aproximadamente, en el interior del vehículo marca ”Volkswagen“, modelo ”Gol“, dominio colocado KTJ 057, de color blanco, estacionado en la calle Serrano en su intersección con la calle Cabrera de esta ciudad Buenos Aires”.

El juez precisa cada conducta sexual atribuida a algunos imputados, aunque los detalles se reservan para resguardar a la joven abusada.

En esa descripción, sitúa a Ciongo Pasotti -dueño del auto-, “en el asiento del conductor del vehículo” donde según detalla el juez, “fue divisado forzando a la víctima”.

A Ramos lo ubica “en el asiento del acompañante delantero” y también señala que “fue observado” abusando de la víctima.

En cuanto a Lykan y Cuzzoni, los posiciona “en la parte trasera del vehículo” cometiendo abusos mediante manoseos.

Respecto de Retondo y Domínguez, el magistrado afirma que “se encontraban en el exterior del rodado, al lado del mismo, observando y convalidando el ataque sexual”.

Y agrega: “Fueron quienes bajo la creencia de que … (nombra a un testigo) se encontraba filmando el abuso sexual que se estaba desarrollando, lo increparon para que haga entrega de su teléfono celular al mismo tiempo que lo agredían físicamente mediante golpes”.

Por ello, el juez Fernández, solo a ellos dos, les suma, además del abuso, una imputación por “lesiones leves”.

En el tramo final de la imputación, el juez señala: “Finalmente, ante la alerta irradiada se produjo el arribo de personal policial que procedió a la detención de los encausados, previo divisar a la damnificada alejándose del lugar junto Ramos, dirigiéndose por la calle Cabrera hacia Thames, secuestrándose a su vez diversos efectos personales de los acusados, poniéndose a resguardo a la víctima, quien se encontraba en estado de shock y desorientada”.

Con información de Télam.

IG

Etiquetas
stats