Sobre este blog

Un resumen semanal de política internacional a cargo de nuestro responsable del área de Mundo, Alfredo Grieco y Bavio. Serán diez puntos geográficos para pensar nuestro presente cada vez. Vías de acceso a una realidad que excede por mucho las fronteras de la Argentina.

Para recibir cualquiera de nuestros newsletters deben registrarse aquí con el mail en el que lo quieren recibir. En caso de que ya estén suscriptos, les aparecerá un mensaje mencionando que ya están en la base de datos de elDiarioAR y les ofrecerá un link para actualizar sus preferencias, es decir para elegir el newsletter que se quiere recibir.

Recibir los newsletters es gratis. Si te interesa apoyar a elDiarioAR, navegar sin publicidad y recibir la revista trimestal, podes asociarte aquí.

Humanismo y Terror 2022

Atardecer del último día del año 2021 en Lahore, Pakistán, una república islámica y 'democracia imperfecta' vecina de Afganistán, que se dotó de la bomba atómica gracias a su alianza con China y que hoy es un incómodo y oneroso aliado de EEUU.

0

Era el mejor de los tiempos, era el peor de los tiempos, la edad de la sabiduría y también de la insensatez, un tiempo de fe y una época de incredulidad, era la estación de la luz, fue la estación de la oscuridad, la primavera de la esperanza, el invierno de la desesperación, teníamos un mundo por delante, no había nada que hacer, íbamos en línea recta al Paraíso, íbamos en línea recta en el camino contrario –en pocas palabras, ayer era hasta tal punto parecido a hoy, que algunas de las más imponentes y audibles autoridades históricas insistieron en que las comparaciones, para bien o para mal, se limitaran a distribuir los superlativos correspondientes.

Así empieza Una historia de dos ciudades (1859). Ambientada en Londres y París en tiempos de la Revolución Francesa, la trama de la más famosa de las ficciones históricas de Charles Dickens culmina en 1793 al ritmo de encuentros y desencuentros, de giros dramáticos y reveses de la fortuna. Es el año del Terror, de Maximiliano Robespierre, del recurso cotidiano al método del verdugo y de la guillotina para salvación pública de Francia y de su primera República.

Según el novelista inglés, aquellos jacobinos incorruptibles del siglo XVIII sólo difieren en grado de los apacibles parlamentarios británicos del XIX. Ese salto cualitativo que define al hecho, o al plexo de acontecimientos, revolucionario, se le escapa a Dickens. O acaso el reformista victoriano sea quien se fugó de registrar como tales (encuentra que equivaldría a aprobar) las expeditivas eficacias de toda revolución digna de ese nombre.  

A las mejores y más audibles autoridades críticas, y aun entre las más observantes y agudas admiradoras del autor, como Margaret Drabble, nunca acabó de satisfacer o gustar esta novela, en la que añoran un sentido del humor que sin excepción impregna a las restantes. Acaso el público lector sea más serio, o menos bienhumorado en sus preferencias. Es uno de los mayores best-sellers, o long-sellers, de la cultura popular: en inglés el libro vendió 200 millones de ejemplares, y ha sido adaptado varias veces (nunca sin relativo buen éxito) al teatro, la radio, el cine y la televisión. Acaso la sobriedad o la sangre fría de Dickens, que escribía medio siglo después de la más recordada de las Revoluciones europeas, excusen que en este "El mundo es azul como una naranja", primera Newsletter de Política Internacional de elDiarioAr este año, se abstenga de sintetizar el pretérito o de dibujarle líneas nítidas al porvenir cuando las esperanzas democráticas y los violentos terrores del mundo de 2022 todavía se semejan tanto a los de 2021.

1. La edad de oro de la guerra

Hace un par de años, antes de la pandemia, el semanario The Economist había hecho notar que según varios recuentos demográficos, las muertes totales por violencia doméstica o criminal (organizada y desorganizada) sumaban en el mundo más que las de víctimas directas caídas en conflictos armados. Los números no han cambiado, básicamente, en la tercera década del siglo XXI. La edad de oro de la guerra, cuando evitar, provocar, ganar un conflicto armado posible, real e inminente, con el poder disuasivo máximo del arsenal nuclear, era a un tiempo la preocupación y ocupación primera de las diplomacias de las superpotencias, y las alianzas un cálculo redituable o forzoso de las demás naciones, está en un pasado cada vez más lejano, lo que engañosamente lo hace ver como irrevocable. Hoy las urgencias y demandas que orientan las políticas exteriores de las grandes cancillerías, antes que bélicas o anti-terroristas son climáticas, sanitarias, comerciales, migratorias. Invirtiendo los números de cien años atrás, desde principios de este siglo en las guerras el 90% de las muertes son de civiles, no de tropas en combate. Y las guerras ‘sin armas’ de enemigos sin nombre ni bandera a la vista, como las de hackers en el ciberespacio, generan dilemas y desconciertos sobre a quién y dónde golpear como venganza eficaz.  

2. La fruta del huerto vecino no es ajena

Si el 1° de septiembre de 1939 fuera hoy, y hoy Hitler invadiera Polonia para recuperar la ciudad de Danzig, que había sido alemana, el Consejo de Seguridad de la ONU se pronunciaría en términos severos, y redactaría una advertencia cuya redacción habría atendido ante todo a eludir cualquier vocablo o expresión que por analogía estableciera algún símil con China y su provincia rebelde, la isla de Taiwán. A la posibilidad de una invasión u ocupación de la isla nacionalista por las fuerzas chinas continentales comunistas se la ve crecer en perspectiva. Hay soluciones, o resoluciones, intermedias, con menoscabo de la soberanía taiwanesa. El compromiso de EEUU con la defensa en caso de hostilidades armadas es declarativamente firme, aunque el presidente Joe Biden espera con vehemencia esquivar esa coyuntura que lo colocará en una encrucijada que se parecerá a una calle sin salida.

3. Todo lo que hay en Rusia es de los rusos

Las tensiones no se relajan en la frontera entre Ucrania y Rusia. El presidente Vladimir Putin mantiene una elevada presencia de tropas rusas y reclama que la OTAN le deje libre la región, que no busque interferir en un área de influencia tradicional de Moscú. Con el invierno, con el aumento del frío, el suelo fangoso empieza a congelarse y las perspectivas de la invasión también crecen, porque el camino sólido favorece el limpio avance de los tanques y de la artillería. De aquí al domingo, hay tres ofensivas diplomáticas distintas que ya tienen fecha para conversar con el líder del Kremlin, y buscar la desescalada de un conflicto, nacido del reclamo ruso tras la disolución de la Unión Soviética, que es a todas luces postergable, y a todas luces inevitable.

4. El crimen muy organizado, o muy poco

En algunos países, la retirada militar de compromisos previos en el extranjero, como la de EEUU y Afganistán, ha disminuido las víctimas propias fuera del suelo patrio. Aunque en simultáneo aumentaran en 2021, como nunca antes en suelo norteamericano, los homicidios y las sobredosis fatales de las nuevas drogas mortíferas aun en auge, fentanilo y opioides afines. En México, en América Central, en Haití, las pandillas nacionales y el narco siguen matando a la población y expulsándola a la migración, a la vez que dominan más y más un territorio menos y menos en manos del Estado.

5. Afganistán, la guerra que no desfallece pero fatiga  

Los conflictos armados, casi sin salirse de sus fronteras nacionales, de Afganistán, Yemen, y Etiopía fueron los tres únicos que en 2021 sumaron más de diez mil víctimas. El veinteñal conflicto afgano, la más y mejor conocida de estas guerras civiles con variados grados de variables apoyos militares extranjeros a los contendientes, causó más de 40 mil muertes. Culminó en 2021 con la recuperación del poder en la capital Kabul por los talibanes, una resistencia política y religiosa de fundamentalistas islámicos sunitas que busca ahora reconocimiento internacional para enfrentar el hambre.

6. Yemen, o Arabia vs Irán por otros medios

El conflicto en Yemen estalló en 2014, cuando los rebeldes Houthi tomaron la capital Sanaa y derrocaron al oficialismo, aunque después debieron replegarse. En 2021, las muertes superaron las 20 mil. Detrás de los dos beligerantes están las dos grandes potencias del Golfo, Arabia Saudita (pro statu quo) e Irán (pro rebeldes), por lo que es considerada una ‘guerra por procuración’, en la cual los dos rivales máximos, la Monarquía y la República, el liderazgo islámico sunita y el chiita, se miden, se comparan y ¿se preparan?

7. Etiopía, una muerte étnica, regional, tribal, sórdida, cruel  

De los tres conflictos más sangrientos del mundo en 2021, el de Etiopía es el más joven. Las hostilidades empezaron, para no detenerse jamás, en noviembre de 2020. Es un conflicto secesionista, donde la región de Tigray, étnicamente diferenciada, busca independizarse del gobierno central de Etiopía. Hasta ahora, los rebeldes han demostrado alta capacidad de resistencia y movilización, y baja capacidad de victoria. Los crímenes de guerra, las violencias y sevicias sobre la población civil, con protagonismo de mujeres y menores en los números de bajas y abusos, son parejos entre unos y otros beligerantes.

8. ¿Vuelve Trump?

Las elecciones legislativas de noviembre en EEUU serán un plebiscito sobre la administración y la gestión de Joe Biden. Se renovará la Cámara baja y la mitad de la alta. La popularidad del presidente demócrata se desliza por una pendiente que no cesa de descender mientras él focaliza su actividad priorizando como agenda de la Casa Blanca la aprobación por el Congreso de multibillonarios planes de ayuda económica y promoción social. La victoria republicana parece asegurada. Pero, ¿hasta el punto de abrir la puerta a una nueva victoria electoral de Donald Trump en las presidenciales de 2024, en las que el octogenario Biden anunció que buscará su reelección?

9. Grandes elecciones y grandes decisiones

En 2021, la izquierda se impuso en Perú y Chile, pero también en Alemania, hiperpotencia económica de la Unión Europea (UE). En 2022 puede ganar el poder por primera vez en Colombia con Gustavo Petro, ex alcalde de Bogotá, como candidato y recuperarlo en Brasil, donde competirán Jair Bolsonaro y Luiz Inácio Lula da Silva. Fuera de América Latina, sin embargo, las derechas se saben favoritas en tres elecciones de líderes que buscan renovar sus mandatos: Emmanuel Macron en Francia (que espera vencer a fuerzas más a su derecha), el ultraderechista Viktor Orban en Hungría (que confía en afianzar su ‘democracia anti-progresista’), y el liberal Scott Morrison en Australia (que apuesta a cobrarse en votos su política sanitarista de amurallar al archipiélago durante la pandemia).

10. Solteras y casadas

En su homilía de la misa nocturna de Nochebuena, el papa Francisco citó a Emily Dickinson, unos versos donde esta rebelde, resistente y resiliente poeta norteamericana evoca, invoca y convoca la necesidad de la militancia terrenal, porque quienes no reconozcan el paraíso aquí tampoco sabrán gozarlo en un más allá. Los otros son más esquivos al ojo desnudo, pero un rasgo en común salta a la vista entre el pontífice del Vaticano y la ‘loca del ático’ de Nueva Inglaterra: la soltería. Si el Papa llenara formularios de migraciones, en ‘estado civil’ marcaría el mismo casillero que Dickinson, y que las escritoras angloamericanas Jane Austen, Emily Brontë, Charlotte Mew, Marianne Moore, Stevie Smith, Elizabeth Bishop. Casi en los mismos días de la cita papal, moría en EEUU una prosista y periodista quintaesencialmente casada, y que había hecho de la elegía por John Gregory Dunne, su marido muerto, el que se suele considerar su mejor libro. Hay peores modos de entrar al 2022 que con nuestras plegarias creyentes o descreídas a Joan Didion, con una vela, como encendía el estudiante de Los cuatrocientos golpes a Balzac, para que nuestro periodismo sea un poco mejor. 

AGB

Sobre este blog

Un resumen semanal de política internacional a cargo de nuestro responsable del área de Mundo, Alfredo Grieco y Bavio. Serán diez puntos geográficos para pensar nuestro presente cada vez. Vías de acceso a una realidad que excede por mucho las fronteras de la Argentina.

Para recibir cualquiera de nuestros newsletters deben registrarse aquí con el mail en el que lo quieren recibir. En caso de que ya estén suscriptos, les aparecerá un mensaje mencionando que ya están en la base de datos de elDiarioAR y les ofrecerá un link para actualizar sus preferencias, es decir para elegir el newsletter que se quiere recibir.

Recibir los newsletters es gratis. Si te interesa apoyar a elDiarioAR, navegar sin publicidad y recibir la revista trimestal, podes asociarte aquí.

Etiquetas
stats