La CONMEBOL cancela la Copa América en Argentina

La sede de la Conmebol en Luque, Paraguay

elDiarioAR

0

La Confederación Sudamericana de Fútbol (CONMEBOL) anunció este domingo que decidió suspender la organización de la Copa América en Argentina y busca en su sede de Luque, Paraguay, alternativas urgentes para desarrollar el torneo continental en las fechas pautadas.

En un comunicado difundido por Twitter, la organización señaló: "La CONMEBOL informa que en atención a las circunstancias presentes ha resuelto suspender la organización de la Copa América en Argentina. La CONMEBOL analiza la oferta de otros países que mostraron interés en albergar el torneo continental".

Añadió que "en brevedad se anunciarán novedades en ese sentido". Está previsto que el torneo se celebre entre el 11 de junio y el 10 de julio.

El jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, sostuvo este lunes que si bien "la Argentina tenía un compromiso de organizar esta Copa América", lo cierto es que la realidad sanitaria "lo impidió" por el avance de la segunda ola de coronavirus en el país.

En declaraciones a la prensa formuladas en el Aeropuerto Internacional de Ezeiza, donde recibió una partida de más de 2,1 millones de dosis de la vacuna AstraZeneca producida en forma conjunta con México, Cafiero subrayó que, "con tantos casos" de coronavirus, no se podía llevar adelante "un campeonato de estas características".

"Se trabajó con las autoridades de la Conmebol con diferentes escenarios, pero los escenarios estaban siempre sujetos a algo que excede a la organización del torneo y que tiene que ver fundamentalmente con el aumento de casos y cómo sigue golpeando la segunda ola en nuestro país", explicó.

"En definitiva, lo que determinó la decisión, no fueron sólo los protocolos y las medidas sanitarias que se están tomando en el territorio argentino, sino la cantidad de casos: con tantos casos no podíamos llevar adelante un campeonato de estas características", completó.

Previamente, el ministro del Interior, Eduardo "Wado" De Pedro, había afirmado este domingo que el Gobierno nacional consideraba que era "muy difícil" que se juegue en el país la Copa América y advirtió que el presidente Alberto Fernández quiere ser "coherente" con el objetivo de "cuidar la salud y vida de los argentinos, teniendo en cuenta que hay nuevas cepas" de la pandemia de coronavirus.

En declaraciones al canal de televisión C5N, De Pedro señaló que conversó con el Presidente acerca de la "situación sanitaria de las distintas jurisdicciones y, en particular, sobre la situación epidemiológica de Mendoza, Córdoba, Ciudad de Buenos Aires, Tucumán y Santa Fe", que en algunos casos son sede del torneo, y añadió que el mandatario tomaría este lunes la decisión junto al Ministerio de Salud.

La ministra de Salud, Carla Vizzotti, dijo previamente que la organización del torneo no estaba definida cien por ciento y que las autoridades encargadas de que se realice el certamen estaban "en el último tramo de análisis" de los protocolos y procedimientos de prevención por la pandemia de coronavirus en el país.

Por lo pronto el Consejo de la Conmebol tiene previsto reuniste a primera hora de este lunes, alrededor de las 9, para avanzar en pos de una decisión respecto de la nueva sede que tendrá la Copa América, ya que los tiempos apremian y como fecha tope para iniciar la competencia no podría extenderse más allá del 21 de junio. En las últimas horas surgieron Chile y los Estados Unidos ofreciéndose para tomar la posta, con el agregado de que además podían garantizar la presencia de público en los estadios.

Esta 47ma. edición de la Copa América ahora se vuelve impostergable, puesto que de no realizarse durante el mes próximo, y luego de suspenderse ya el año pasado, no habrá espacio en los calendarios internacionales ni en este 2021 ni en 2022, porque habrá Mundial en Qatar en noviembre.

Originalmente esta Copa América iba a realizarse desde el próximo domingo 13 de junio con el partido inaugural en cancha de River Plate entre Argentina y Chile, como parte del Grupo A que completarían Bolivia, Paraguay y Uruguay, mientras que la final tenía como sede el estadio Monumental, de Barranquilla, Colombia, donde se desarrollaría el Grupo B con el seleccionado local, Brasil, Ecuador, Venezuela y Perú.

Este mismo domingo también hubo declaraciones cruzadas entre dos amigos íntimos como Lionel Messi y el uruguayo Luis Suárez, que al llegar a Uruguay para sumarse a su selección, sostuvo que no podía entender "como se va a jugar la Copa América cuando la prioridad debe estar en la salud de la gente".

Poco después, en la cuenta de Instagram de la AFA, Messi fue por la contraria al manifestar que estaba "muy ilusionado con esta Copa América",

El colofón de esta decisión divulgada hoy por Conmebol tuvo como último punto de partida una reunión que el presidente Alberto Fernández mantuvo el jueves pasado con el titular de la Conmebol, el paraguayo Alejandro Domínguez, en la residencia de Olivos, en la que el primer mandatario le presentó un exigente protocolo para asumir la organización completa del torneo luego de la baja de Colombia como país coorganizador.

El secretario general adjunto del ente rector del fútbol sudamericano, el argentino Gonzalo Belloso, destacó entonces la predisposición de las autoridades argentinas, expresó la intención de cumplir con las exigencias del gobierno argentino, pero abrió un compás de espera sobre el futuro del torneo frente a la posibilidad de sumar a Chile como sede alternativa, lo que permitiría jugar algunos partidos con público en los estadios.

Finalmente esta noche Conmebol decidió ponerle punto final a la organización de la Copa América también para el segundo país al que le había sido asignada su organización, y los interrogantes sobre la realización del torneo en otra u otras sedes, o en su defecto la suspensión definitiva, se resolverá en las próximas horas en su sede de Luque, en Paraguay, donde hoy por hoy lo único que impera es la incertidumbre.

CRM con información de Télam y redes sociales

Etiquetas