Has elegido la edición de . Verás las noticias de esta portada en el módulo de ediciones locales de la home de elDiario.es.

Los usuarios de transporte público podrán renunciar a los subsidios y pasar a abonar tarifa plena

El ministro de Transporte Diego Giuliano durante el anuncio

elDiarioAR


0

El ministro de Transporte, Diego Giuliano, anunció hoy que los y las pasajeras podrán renunciar a los subsidios aplicados en las tarifas de transporte público y abonar la tarifa plena, permitiendo que los montos que el Estado nacional dispone para ese fin sean derivados a los sectores de mayores necesidades.

En el caso específico del Área Metropolitana Buenos Aires (AMBA), el pasaje de colectivo para los usuarios que decidan renunciar a los subsidios pasaría a ser de $700 por viaje.

La alternativa, anunciada por el funcionario nacional en una conferencia de prensa realizada este mediodía en el edificio del Ministerio de Economía, estará disponible para usuarios de colectivos y trenes de jurisdicción nacional y se podrá gestionar desde el 20 de octubre a través de la web argentina.gob.ar/SUBE.

De acuerdo a lo manifestado por Giuliano, la medida que entrará formalmente en vigencia a partir del 27 de octubre, busca “lograr una redistribución del ingreso a favor de los sectores de la población que se encuentran en una situación de mayor vulnerabilidad”.

En el caso de los colectivos, y hasta que los datos de la renuncia sean procesados, también se podrá solicitar al chofer abonar de manera directa la tarifa plena.

“Estamos en el medio de una campaña electoral donde algunos dirigentes plantearon que no es necesario para los usuarios el subsidio al transporte, por eso dictamos una resolución y estamos dando la opción, a partir de mañana, de que cada usuario pueda informarse qué significa no tener el subsidio al transporte, conocer los montos y en la medida de que no quieran recibir el subsidio del Estado nacional, puedan optar por no adherirse”, explicó Giuliano.

A renglón seguido aclaró que “quien quiera seguir recibiendo el subsidio al transporte no tiene que hacer absolutamente nada”.

Apuntó que “el subsidio al transporte es una política de Estado a la que nosotros adherimos y llevamos adelante en todo este tiempo y queremos sostenerlo fuertemente porque tiene efectos en el salario, achatando los costos de las tarifas, permitiendo que los trabajadores puedan ser asistidos por el Estado. Además, fomenta el uso del transporte público”.

“En este momento -dijo- está en debate público si sostenemos o no en el futuro el subsidio, por eso nos parece importante que, a partir de mañana, cada pasajero se informe y pueda, si así lo desea, renunciar al subsidio”.

“Invitamos a las provincias a adherirse a esta opción de seguir con el subsidio al transporte o de no recibir a partir del 27 de octubre la asistencia del Estado. Nos parece importante que la sociedad sepa de qué se tratan los subsidios al transporte, que es una política que está en todo el mundo y que beneficia a los pasajeros y pasajeras”, remarcó el ministro.

Para efectuar la renuncia al subsidio, es necesario tener la SUBE registrada con los datos correspondientes y cada usuario deberá explicitar que quiere renunciar a la tarifa subsidiada que existe en el transporte público.

Luego, deberá completar el formulario de renuncia al subsidio que se va a encontrar en la web de SUBE (www.argentina.gob.ar/SUBE).

El mismo tiene validez como declaración jurada y estará disponible desde el 20 de octubre próximo.

Giuliano aclaró que hasta que la información sea procesada, los usuarios de colectivos que renuncien al subsidio podrán solicitar de manera directa al conductor pagar la tarifa plena, sin subsidio.

La medida alcanza a los usuarios de transporte automotor de las líneas de jurisdicción nacional y de transporte ferroviario en el Área Metropolitana de Buenos Aires, por donde circulan diariamente más de 4 millones de personas.

Comprende también a los usuarios de líneas de urbanas interjurisdiccionales de jurisdicción nacional.

En base a los números informados por el ministro, en el caso de los trenes los valores del actuales de los pasajes con subsidio son de entre $11,57 y $ 52,95 en el AMBA; de $79 en el caso de Salta; $ 105 en el circuito Resistencia-Los Amores, en Chaco; $ 180 en Rosario-Cañada de Gómez, Santa Fe.

En estos casos, los usuarios que renuncien a los subsidios deberán abonar pasajes que van desde $655 hasta $1.100 por viaje.

Desde el Ministerio de Transporte señalaron que en aquellas localidades con servicios ferroviarios tanto regionales, interjurisdiccionales como de larga distancia que no cuenten con SUBE, los usuarios podrán manifestar dicha renuncia al momento de adquirir el pasaje.

En lo que respecta al servicio de colectivos, puntualmente en el Área Metropolitana Buenos Aires, el valor del pasaje con subsidio en la actualidad va de $52,96 (mínima) hasta $72,61 (máximo).

En el AMBA, los usuarios que renuncien a los subsidios seberán abonar una tarifa de $700 por viaje, precisó el funcionario.

La medida se oficializó a través de la Resolución 501/2023 publicada en el Boletín Oficial.

En los considerandos de la resolución se señala que “el transporte público terrestre de pasajeros de carácter urbano y suburbano es una herramienta indispensable para la instrumentación de las actividades cotidianas de la población, cuya principal función es el traslado de los integrantes de la comunidad a cada uno de los sitios donde éstas son desarrolladas, constituyéndose, en este sentido, en un primer eslabón para el desarrollo económico-social”.

Agrega que “como consecuencia de esta situación, se ha reconocido la existencia de un derecho al transporte y a la movilidad, cuyos titulares son los ciudadanos y que el Estado Nacional se encuentra comprometido a tutelar de acuerdo a los objetivos determinados para esta cartera de Estado”.

Fundamenta que “una de las acciones por las que se materializa la tutela de este derecho es brindar la posibilidad de acceder al servicio público de transporte de pasajeros a todo el conjunto de la población, preservando la naturaleza de prestación obligatoria para la satisfacción de necesidades colectivas primordiales”.

El sistema SUBE se utiliza en 53 localidades del país y en el el caso del AMBA, a través de este sistema se realizan casi 4 millones de viajes por día.

Los beneficios SUBE, incluyen el atributo social a grupos sociales con 55% de descuento (4.9 millones de personas alcanzadas a nivel país) y la RED SUBE, que otorga descuento para una o más combinaciones.

Del anuncio también participaron el presidente de Trenes Argentinos, Martín Marinucci; la secretaria de Gestión de Transporte, Jimena López; y el subsecretario de Política Económica y Financiera de Transporte, Carlos Vittor.

CRM con información de la agencia Télam

Etiquetas
stats