La canasta básica superó los $110.000 en julio y dos salarios mínimos cubren apenas el 80%

El salario mínimo de julio estuvo por debajo del precio de la canasta de indigencia

0

Para cubrir las necesidades más elementales de bienes y servicios y no caer bajo la línea de pobreza una familia tipo necesitó en julio $111.298, lo que representa una suba de 6,8% respecto del mes anterior. La canasta básica alimentaria, que traza la línea de la indigencia, subió en el mismo porcentaje y se ubicó en $49.466. 

El informe, publicado este jueves por el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec), evidencia cómo los alimentos escalaron por encima de la mayoría de las categorías. Respecto de julio de 2021 la canasta básica alimentaria se encareció 70,6%, mientras que la canasta básica total tuvo un salto de 64,7%. La inflación general del mismo período fue de 71%. 

La valorización de la canasta muestra que dos salarios mínimos ($45.540 en julio) no son suficientes para mantener a una familia a salvo de la pobreza. De hecho, dos ingresos mínimos cubren poco más del 80% de esa canasta elemental de bienes y servicios. 

Según el secretario adjunto de ATE Nacional, Rodolfo Aguiar, 'con la nueva canasta básica de $111.298, el 60% de los estatales son pobres', lo que representa a más de 2 millones de trabajadores de todo el país

El salario mínimo de julio estuvo, además, por debajo del precio de la canasta de indigencia. En agosto ese pago –que es definido en una reunión tripartita de cámaras patronales, sindicatos y el Ministerio de Trabajo– se elevó a $47.850 y hay fecha para volver a discutirlo el lunes próximo, 22 de agosto. 

De acuerdo con el detalle del informe oficial, la canasta básica alimentaria para una familia tipo integrada por dos adultos y dos menores se encareció en julio $2.941 respecto del mes anterior y $20.463 respecto de un año atrás. La canasta básica total se encareció $7.082 en julio en relación con junio y $43.721 en comparación con julio de 2021. 

Según el secretario adjunto de ATE Nacional, Rodolfo Aguiar, “con la nueva canasta básica de $111.298, el 60% de los estatales son pobres”, lo que representa a más de 2 millones de trabajadores de todo el país.

La canasta básica total es también la medida incorporada en la nueva segmentación tarifaria para definir a qué usuarios se les quitan los subsidios. Si los ingresos familiares superan las 3,5 canastas básicas, equivalentes ahora a $389.543, entonces ese hogar queda dentro del segmento al que se eliminará las subvenciones estatales en los servicios de electricidad y gas. 

DT

Etiquetas
stats