Entrevista

Sergio Romero, de la CGT y la Unión de Docentes: “La mayoría de los trabajadores que represento no llega a mitad a mes”

Sergio Romero, de la CGT y UDA.

Sergio Romero integra el Consejo Directivo de la Confederación General del Trabajo (CGT) y lidera uno de los cinco sindicatos nacionales de maestros del país, Unión Docentes Argentinos (UDA). Ante la inflación, pide reabrir las paritarias o ir a un paro de su sector cuando vuelvan las clases tras las vacaciones de invierno.

La CGT anunció una marcha para el 17 de agosto al Congreso "contra la inflación"

La CGT anunció una marcha para el 17 de agosto al Congreso "contra la inflación"

¿Cómo ve la situación política y económica hoy en día?

La observo mal, con muchas deficiencias. Afecta enormemente a la clase trabajadora, que nosotros representamos. A trabajadores con empleo formal. La mayoría de los trabajadores y trabajadoras en Argentina, particularmente el sector que yo represento, no llega a fin de mes, a mitad de mes. El jefe de familia tiene que estar explicándole al resto de la familia que no le alcanza el dinero y que no va a poder cumplir con necesidades indispensables por el resto de los días para complementar el mes. Y cuando digo necesidades indispensables, también hablo de cuestiones básicas como alimentación. Es decir, hay muchos trabajadores que están ganando salarios debajo de la línea de pobreza y casi cerca de la indigencia. O sea, no veo bien esto. A mí me parece que la responsabilidad de lo que está pasando la tiene la política, toda la clase política, no solamente la actual gestión sino también los otros sectores que representan a la política. Es la política la que tiene que darle solución a los serios problemas que estamos atravesando los argentinos a través de un plan económico razonable, justo, con una distribución adecuada y que beneficie a la clase trabajadora y a los que menos tienen.

¿Qué le parecieron las primeras medidas que anunció Silvina Batakis?

Yo esperaba mucho más. Este es un gobierno peronista, entre comillas, y con Perón toda la gestión era encaminada a beneficiar a los trabajadores. De hecho, creó la universidad gratuita, el aguinaldo y otras cuestiones que beneficiaron directamente a la clase trabajadora. Yo no la escuché a la actual ministra hablar de los que menos tienen, de los trabajadores y trabajadoras. Es decir, habló de todo menos de beneficiar a la clase trabajadora. Entonces me parece que estamos en más de lo mismo y si no hay realmente un plan económico direccionado para beneficiar a la clase trabajadora, estaremos generando conflicto. Y nosotros, las organizaciones sindicales, de manera individual o si no, dentro del marco de la Confederación General del Trabajo, saldremos a expresarnos y a pedir que los trabajadores sean reconocidos como tal y dignificados en su calidad de vida.

¿Y al gobierno de Alberto Fernández cómo lo ve en general?

Lo veo con deficiencias en muchas áreas. Hay achicamiento, ajuste. En educación, no se invierte el 6% de lo que prevé la ley de financiamiento educativo, se invierte mucho menos y ya tendríamos que estar encaminados a una nueva ley de financiamiento que de manera progresiva nos lleve al 10% del PBI. Entonces, mientras el pilar fundamental, como es la educación, en cualquier sociedad, no sea tenido en cuenta, estamos con este tipo de problemas. Acá lo que hay que hacer es fortalecer las políticas públicas. Y cuando digo políticas públicas hablo de educación, salud y seguridad. Y las tres están con serias dificultades de funcionamiento. La sociedad argentina está insegura, la salud es relativa en la prestación, casi deficiente. Y en educación no está la inversión que se necesita, inclusive la que prevé la ley. Y así tenemos salarios bajos e instituciones educativas con serios problemas edilicios, dificultades en la formación de los trabajadores. Es decir, los tres pilares que yo considero que deben ser fuertes en políticas públicas están sin programa y totalmente diezmadas en la actual gestión.

¿Por qué la CGT le cuesta tanto definir si va a protestar?

Va a haber una marcha masiva, multitudinaria, el mes entrante. Previamente, el 26 de julio, vamos a hacer también una manifestación pública en el entorno de la Confederación General del Trabajo, recordando la fecha del fallecimiento de la compañera Evita. La CGT puso en marcha un plan de movilización, pero no solamente contra los formadores de precios, porque los formadores de precio tienen una gran responsabilidad en lo que está pasando y tendrían que ser más solidarios con el pueblo argentino. Lo que hacen es fomentar la demarcación, el incremento de precio, el faltante de mercadería. Tienen mucha responsabilidad los empresarios, pero también tiene responsabilidad la política. La política tiene que hacerse cargo de lo que le corresponde y solucionar estos problemas. Tiene que tener un plan económico, un plan de gestión y fortalecer la gestión. Sin gestión no va a haber corrección del rumbo político en la Argentina.

Tenemos una inflación del 64%, la mayor en 30 años, ¿por qué no estalla la situación social?

La palabra estalla tiene distintas formas de expresarse. Puede estallar con personas en la calle. Puede estallar con dificultades para la para la vida de los argentinos. Puede estallar en el pensamiento. Y yo creo que hay un agotamiento ya. Los argentinos cada vez creen menos en la política. Y esto es feo porque nosotros somos hombres de la democracia. Creemos que la propia democracia debe sacarnos de esta crisis que atraviesa la República Argentina. Y después tenés un estallido familiar. La familia no puede cumplir con necesidades indispensables. Está sufriendo pobreza. Hay dificultades para mandar los hijos a la escuela y personas que están desempleadas. No sé, ese es un estallido. Y después está el estallido, el otro, el callejero, que es el faltante. Pero hay estallidos, hay estallidos cognitivos, estallidos familiares. La gente está cansada.

¿Pero por qué no hay desmanes? ¿A un gobierno peronista es más difícil que se los hagan? ¿Tienen más control de la situación social?

Este gobierno tiene chances de encaminar la fea situación que estamos atravesando los argentinos. ¿Sabes por qué te digo que tiene chances? Cuando este gobierno, que dice tener un tinte peronista, escuche más a Perón y aplique más la política de Perón y los gestos que tenía Perón para con el pueblo trabajador, estas dificultades se pueden encaminar. Se trata de seguir al líder del movimiento peronista. Hay gente que gestiona a través del nombre de Perón, pero hace todo lo contrario de lo que sugería Perón.

¿En su sector y otros van a pedir una reapertura de paritarias?

El Ministerio de Trabajo ya debería estar dando las paritarias. Los economistas están hablando de una posible inflación de hasta el 8% en julio. Si esto realmente en la práctica termina siendo cierto, va a ser catastrófico para el pueblo argentino. Por lo tanto, para recuperar el salario de la clase trabajadora, de los que tenemos empleo formal, tenemos que, a través de las paritarias libres y de los convenios colectivos, sentarnos con el empleador de manera inminente y empezar a recuperar el salario. En el caso de los docentes, tenemos reapertura para septiembre, pero te anticipo que si este pensamiento de la mayoría de los economistas da como resultado una inflación del 8%, vamos a pedir reapertura de paritarias. También te tengo que recordar que nosotros nos hemos manifestado sobre un posible paro general de actividades hace unos días. Así que si no se abren las paritarias, no se atienden las necesidades del sector docente, no se conversa con los trabajadores que representamos a los educadores, estamos camino a un paro nacional de la actividad docente.

Se habla también de dar sumas fijas por decreto. ¿Qué piensa?

Dar suma fija y por decreto nosotros lo rechazamos plenamente de cuajo. Absolutamente. Defendemos las paritarias libres y la negociación con el empleador. Hay muchos gobernadores que han abusado de los decretos. Hay gobernadores que tienen gestiones realmente muy precarias. Caso concreto el gobernador (Ricardo) Quintela, de La Rioja, que de aumentos por decreto, como vos decías, sin sentar a los trabajadores a la mesa de negociación, y les da miserias. Es decir, el pueblo, el trabajador riojano, el docente riojano, percibe miserias. Así se repite en otras provincias. Por lo tanto, nosotros convocamos a los gobernadores, porque no es responsabilidad exclusiva del gobierno nacional lo que está pasando. Los gobernadores, muchos de ellos, tienen la culpa política de lo que está pasando en el pueblo argentino y en la clase trabajadora. Así que tienen que abrir las paritarias, negociar con los representantes de los trabajadores y guardarse los decretos para otros menesteres.

AR

Etiquetas
stats