“Loco peligroso, racista, cerdo sexista”: un nuevo libro detalla el pensamiento vivo de Barack Obama sobre Donald Trump

Barack Obama y Donald Trump

Martin Pengelly

Nueva York, EEUU —

0

Durante gran parte de la presidencia de Donald Trump, Barack Obama acató en gran medida la convención de que los ex presidentes no critican ni atacan públicamente a sus sucesores.

Obama descartó hacer campaña durante las elecciones de 2020 que llevaron a su propio vicepresidente de dos mandatos, Joe Biden, a la Casa Blanca. Sin embargo, tras bambalinas, reunido con donantes y asesores, se dice que Obama fue mucho más sincero.

Según un nuevo libro, Obama calificó a Trump como un “loco”, un “cerdo racista y sexista”, “ese maldito lunático” y un “hijo de puta corrupto”.

Estos comentarios aparecen en Battle for the Soul: Inside the Democrats’ Campaign to Defeat Donald de Edward-Isaac Dovere, un redactor de la revistaThe Atlantic , que se publicará la próxima semana. The Guardian obtuvo una copia.

Extractos de los informes directos de Dovere se han dado a conocer en otro lugar, incluido un pasaje en el que se cita a la ahora primera dama, Jill Biden, diciendo que la ahora vicepresidenta Kamala Harris debería “irse a la mierda” después de un memorable ataque contra Joe Biden, en la etapa temprana del debate para las elecciones primarias.  

Parece probable que los comentarios de Obama sobre Trump provoquen una reacción airada del 45º presidente.

Trump todavía tiene un gran poder sobre el partido republicano. Sin embargo, se encuentra en una situación de peligro político y legal cada vez mayor debido a que una posible comisión- al estilo de la Comisión Nacional sobre los ataques terroristas en los EEUU, conocida como Comisión del 11-S, indague sobre el ataque al Capitolio del 6 de enero y también por múltiples investigaciones sobre sus asuntos financieros.

El odio de Trump por Obama es bien conocido y a menudo en varias oportunidades se ha expresado, comenzando con su defensa de la conspiración racista de nacimiento que le negaba a Obama estar calificado para ser presidente debido a la falsa premisa que había nacido en Kenia y no en los EEUU.

Los sentimientos de Obama son bien conocidos, pero rara vez se han comunicado con tanto detalle.

Dovere relata en su libro que Obama primero prefirió la alternativa de Trump a la de Rafael Edwards “Ted” Cruz para la presidencia, porque Trump no era tan inteligente como el senador de extrema derecha de Texas, el segundo en las primarias republicanas en 2016.

Sin embargo, a partir de 2017, cuando la realidad rápidamente se impuso, Obama reaccionó como muchos en los EEUU. Y en todo el mundo.

“Él un loco”, dice Obama según Dovere. Y que “los grandes donantes buscan sacarle una reacción favorable a cambio de los grandes cheques que le estaban firmando a su fundación”.

“Más a menudo: 'No pensé que sería tan malo'. A veces: 'No pensé que tendríamos un cerdo racista y sexista'. Dependiendo de la indignación del día ... en un pasaje 'ese maldito lunático’ con un movimiento de cabeza".

El comentario más fuerte de Obama, anota Dovere, fue motivado por las noticias referidas a las conversaciones sostenidas por Trump con líderes extranjeros, incluido Vladimir Putin, en medio de la investigación de la interferencia rusa en el proceso electoral. Y, los vínculos entre Trump y Moscú, sin la presencia de ningún asistente en la llamada.

“‘Ese hijo de puta corrupto’, enfatizó”.

Como en el libro Lucky: How Joe Biden Barely Won the Presidency  de los periodistas Jonathan Allen y Amie Parnes, también Dovere escribe extensamente sobre la relación entre Obama y Biden, que no fue tan fluida como se podría haber pensado dados los ocho años que compartieron el poder.

Al igual que Allen y Parnes, Dovere informa sobre las palabras dubitativas de Obama, compartidas por gran parte del establishment demócrata, respecto a que Biden era demasiado mayor y tal vez ya no estaba en su mejor momento.

Dovere también sostiene que quizás la idea clave de la campaña de Biden fue haber advertido que los demócratas, incluidos los rivales de campaña y él y Obama cuando estaban en el poder, no se concentraron lo suficiente en los votantes de clase media y trabajadora que le dieron a Trump su victoria sobre Hillary Clinton en 2016.

En una entrevista, Biden describe la magnitud del desafío que significó para él, en su tercer intento, ganar la presidencia cerca de su 78 cumpleaños y en medio de una pandemia mundial.

“Recuerdo que alguien me dijo: ‘Joe, ahora sí que vas a llegar en coche. Yo le dije: ‘No, lo que creo es que me subí al colectivo’. Soy como el perro que, él también, se subió al colectivo, y llegó’".

Traducción de Alfredo Grieco y Bavio 

Etiquetas