MUNDO

Rusia: Alexei Navalny fue trasladado a otro hospital a medida que crecen los temores por la vida del crítico de Putin

El Gobierno de Estados Unidos le comunicó a Rusia que “habrá consecuencias” si el crítico del Kremlin, Alexéi Navalny muere.

Andrew Roth

Moscú, Rusia —

0

Alexei Navalny, condenado por incumplir la libertad condicional desde el 18 de enero cuando regresó a Moscú recuperado en Alemania de su envenenamiento del que responsabiliza a las autoridades de su país, fue trasladado a un hospital para reclusos en una cárcel cercana debido a que ha crecido la preocupación entre sus partidarios de que el destacado líder de la oposición rusa esté gravemente enfermo y pueda morir “en cualquier momento”.

El traslado de Navalny se produjo después de que sus médicos advirtieran el fin de semana que el autor de El palacio de Puttin y férreo opositor del Kremlin, quien ha estado en huelga de hambre durante casi tres semanas para denunciar su estado y reclamar la visita de un médico personal, estaba en peligro de sufrir un ataque cardíaco o una insuficiencia renal aguda.

En un comunicado, el Servicio Federal Penitenciario de Rusia (FSIN) dijo que un comité de médicos había decidido transferir a Navalny a la enfermería de una temida prisión, ubicada en el distrito Vladimir Oblást a 100 km de Moscú y definida como un campo de concentración, que “se especializa en el seguimiento dinámico de pacientes similares”.

 “Actualmente la salud de Navalny se evalúa como satisfactoria, está siendo examinado diariamente por un médico. Con su consentimiento se le ha recetado una terapia vitamínica.”

Sus médicos y otros representantes desconocen las prescripciones del régimen que le impusieron al tenaz crítico de Puttin como así también si él lo consintió libremente.

Los partidarios de Navalny afirman que las autoridades ocultan información sobre el estado de salud del prisionero y describieron la enfermería de la Colonia Penitenciaria número 3 (IK-3) como especializada en pacientes con tuberculosis en estado crítico.

“Es necesario reconocer que todo esto demuestra que la condición de Navalny ha empeorado”, escribió en Twitter Ivan Zhdanov, director de la Fundación Anticorrupción de Navalny. “Y ha empeorado tanto que incluso la cámara de tortura lo ha admitido".

Los principales ayudantes de Navalny convocaron a grandes manifestaciones en su apoyo el miércoles, lo que generaría un muy posible enfrentamiento entre los manifestantes y la policía. El regulador de Internet de Rusia, Roskomnadzor, ordenó a YouTube que elimine un video en el que aparecen los aliados de Navalny, Leonid Volkov y Zhdanov, anunciando planes para realizar la protesta del miércoles. Roskomnadzor argumentó que se instaba a la gente a unirse a una concentración no autorizada por las restricciones adoptadas a causa de Covid-19. Hasta el lunes por la noche, YouTube no había eliminado el video.

Un tribunal de Moscú también ha fijado una audiencia para la próxima semana en un caso presentado por los fiscales que pretenden la declaración judicial de “extremista” a la Fundación Anticorrupción de Navalny. En el caso de que se tomara una decisión rápida, los tribunales podrían ordenar la liquidación de gran parte de la organización de Navalny antes de fin de mes, amenazando con multas y encarcelamiento para quienes continúen brindándole apoyo.

Uno de sus principales aliados, Vladimir Milov, anunció el lunes que él decidió su huida de Rusia hacia Europa para evitar un posible arresto que seguramente se efectivizaría antes de la manifestación programada.

"Consultamos con nuestros colegas y decidimos que es mejor para mí no ser arrestado ahora, porque mi área de trabajo es muy importante", dijo Milov en una transmisión en vivo desde el canal de YouTube Navalny Live. Muchos de los principales partidarios de Navalny en Rusia se encuentran  bajo arresto domiciliario como parte de las investigaciones en curso sobre la serie de protestas que se suceden en las principales calles de Rusia desde enero a favor de la libertad Navalny.

El lunes, el máximo diplomático de la UE, Josep Borrell, dijo que "responsabilizamos a las autoridades rusas de la situación de salud del señor Navalny". EEUU advirtió que “habrá consecuencias” si Navalny muere en prisión.

Las declaraciones de Borrell se produjeron antes de que se realizara una reunión de ministros de Relaciones Exteriores de la UE, donde se espera que los enviados europeos discutan el caso de Navalny y las crecientes tensiones con Moscú tanto por la acumulación de fuerzas militares rusas  en la frontera ucraniana, como así también por las revelaciones de un supuesto complot del Servicio Secreto del Departamento Central de Inteligencia de Rusia (GRU)  detrás de una explosión mortal en el depósito de municiones de Vrbetice en 2014 que le costó la vida a dos personas.

Hay pocas señales de que el Kremlin esté dispuesto a ceder a las demandas del presidente de los EEUU, Joe Biden, y de otros líderes occidentales para que Navalny sea liberado de la custodia rusa. El domingo, el embajador de Rusia en Gran Bretaña, Andrei Kelin, acusó a Navalny de un comportamiento de búsqueda de atención.

“No se le permitirá morir en prisión, pero puedo decir que el señor Navalny se comporta como un vándalo, absolutamente”, dijo Kelin a la BBC. El embajador agregó: "Su propósito de todo esto es para llamar la atención sobre él mismo." 

Traducción de Alfredo Grieco y Bavio

Etiquetas