Podcast

Los bonaerenses se rebelan contra los porteños y se enciende la interna de JxC

MEC: Hola, Andrés.

AM: Hola, MEC. Acá estoy, en el calor. ¿Y vos?

MEC: Acá, muchísimo frío. Ayer hicieron 6 grados bajo cero así que empezó el frío en serio. 

AM: ¿Y te nevó también como en Córdoba?

MEC: Yo estoy en Neuquén capital, que está en la parte seca. No estoy en la Cordillera. Acá no es muy frecuente que nieve. En teoría, mañana o pasado podría nevar.

AM: Pueden hacer competencias de muñecos de nieve con los cordobeses entonces. 

MEC: Bueno, veo que se está calentando un poco, a pesar de que estamos en pleno frío del invierno, el clima político, a pesar de que hasta ahora todo el mundo estaba fingiendo demencia, por decirlo así, pero ya se acercan las elecciones y los partidos se empiezan a mover, así que, ¿qué está pasando con Juntos por el Cambio?

Lo que se observa es un doble levantamiento. El levantamiento de la Provincia de Buenos Aires contra la Capital y el del radicalismo contra el PRO". (AM)

AM: El 24 de julio cierran las listas y hay un mes para preparar los nombres. Y lo que se observa es un doble levantamiento. El levantamiento de la Provincia de Buenos Aires contra la Capital y el del radicalismo contra el PRO. Lo estoy planteando en términos de versus aunque en realidad no es tan versus, porque la Provincia de Buenos Aires y el radicalismo no precisan erguirse contra nadie. Pero en la práctica, hace unos años, hay quienes pensaban que la Capital se imponía sobre la provincia, por ejemplo, ofreciéndole a sus gobernadores, y que el PRO se imponía sobre el radicalismo llevándose la mayor parte de los cargos: presidencia y vicepresidencia y la mayor cantidad de diputados e incluso senadores completos en la Provincia de Buenos Aires. Y hoy parece que hay un grito de rebelión, que a lo mejor no enfrenta, sino que termina alineando. Hay una convergencia, hay intereses de los bonaerenses unidos con algunos porteños contra otros porteños y de los radicales unidos contra algunos del PRO contra otros del PRO. 

MEC: A ver, explicámelo como si fuera la tía de Alejandro Fantino. ¿De qué estamos hablando? Porque una cosa que a mí me llamó la atención es que muchas notas que uno leía acerca de la interna de Juntos por el Cambio en Provincia de Buenos Aires mencionaban a Vidal, no Vidal, Monzó, no Monzó, si bajaba, entre comillas, Santilli, pero no aparecía ningún o ninguna radical. Era bastante llamativa esa ausencia. 

AM: Fue una estrategia efectiva, porque cuando apareció uno fue con sorpresa y golpeó contundentemente el escenario político. Pero hagamos nombres. Historia de 20 años. Duhalde, que era vicepresidente de Menem, lo manda Menem a gobernador. Ruckauf era vicepresidente de Menem y lo manda Menem a gobernador. Scioli era vicepresidente de Kirchner y lo manda Kirchner a gobernador. Maria Eugenia Vidal era vicejefa de Gobierno de Macri y la manda Macri a gobernadora. Y Kicillof era ministro de Economía de Cristina y lo manda Cristina a gobernador. De todos esos que mencioné, seis, el único bonaerense fue el primero, Duhalde, todos los demás fueron porteños, que ejercían cargos de representación electos por los porteños. Y pasaron de ahí a gobernar la Provincia de Buenos Aires. Hay un problemita ahí, porque estas cosas no le pasan a Córdoba, a Santa Fe o a Neuquén. Y el problemita es que en 1880 se descabezó la provincia, pero la cabeza sigue siendo la misma. Sigue siendo la capital. Y ahora este año, esta semana, hubo un levantamiento y le dijeron a los porteños: paren de emigrar. Si el AMBA no existe para la Corte Suprema, tampoco existe a fines electorales. Los porteños preséntense por Capital, que acá nos encargamos nosotros. El primer grito de libertad lo había dado Jorge Macri hace un tiempito. Pero ahora fue toda la plana mayor del radicalismo bonaerense con la plana mayor del radicalismo nacional ofreciéndole, invitándolo a Facundo Manes que sea candidato por la Provincia de Buenos Aires. Facundo Manes, nacido en Quilmes y criado en Salto. Y esto parece que hizo que los porteños retrocediesen en chancletas. Es sorprendente. Porque hace 20 años pasaba lo contrario. ¿Es el principio del fin del control del Obelisco sobre la Provincia de Buenos Aires o es una pausa nada más? Esto es algo que se definirá el próximo mes, hasta el 24 de julio, cuando se instalen las candidaturas y sepamos si los porteños se presentan en la provincia o en la capital. 

Ahora fue toda la plana mayor del radicalismo bonaerense con la plana mayor del radicalismo nacional ofreciéndole, invitándolo a Facundo Manes que sea candidato por la Provincia de Buenos Aires". (AM)

MEC: O sea, en ese caso, Facundo Manes estaría de alguna manera o no sé si explícitamente pero por lo menos por afinidades electivas o necesidades electivas alineado con Jorge Macri

AM: Así parece. En la defensa de lo que sería la identidad o el interés bonaerense. O por lo menos el interés en no ser gobernados por porteños. Y en realidad lo que hacen es cruzar la General Paz como si fuera el patio de su casa. Y después de haber hecho campaña o gobierno durante años con los rótulos de "orgullosamente bonaerense" o el lema de "nosotros los que amamos la Provincia de Buenos Aires", vuelven a Capital a presentarse para cuidar la quinta, el jardín delantero, dejando la Provincia de Buenos Aires como patio trasero para cuando la necesiten en otra oportunidad. 

MEC: ¿Y vos cómo lo ves en ese escenario a Emilio Monzó? Porque también él es bonaerense, ¿no?

AM: Sí, él es bonaerense. Inclusive tuvo una breve carrera como intendente de un municipio del interior de la Provincia de Buenos Aires. Lo que no tiene Monzó son votos. Y ahí se le complica para emitir un grito de resistencia, porque para hacerlo tenés que tener representación. No alcanza con haber nacido o haber sido criado en la provincia. Además, los bonaerenses te tienen que votar. Los bonaerenses que no tienen identidad, porque son marplantenses, bahienses, olavarrienses. Bonaerense es la Policía. Y no es una palabra linda. Así que fijate qué provincia extraña que no tiene centro político. Mejor dicho, tiene un centro y el centro está fuera de su territorio. Y este es un tema que trataron en la Sobremesa de acá al lado Roy Hora y Pablo Gerchunoff. Es interesante porque la historia explica mucho del presente. Sobre todo esto de ser la provincia más grande y al mismo tiempo la más impotente, la que no está en condiciones de gobernarse a sí misma. La que sigue siendo gobernada por porteños que a veces vuelven a dormir a la Capital. Y que no conocen -y esto lo dijo Monzó- la biografía de los bonaerenses. De los dirigentes políticos, de los que gobiernan los municipios, de los que están en la Legislatura. No es solamente leerse la Constitución. Aunque eso a veces también les haría falta. 

Siempre me acuerdo una frase que decía María Matilde Ollier, que es que la gente no dice: yo soy bonaerense" (MEC)

MEC: Se me ocurren dos comentarios. Primero que tal vez valga la pena mencionar a otro bonaerense... Aunque siempre me acuerdo una frase que decía María Matilde Ollier, que es que la gente no dice: yo soy bonaerense, o sea, de la misma manera en que uno dice: yo soy cordobés o cordobesa, yo soy salteña, yo soy neuquina. No es una identidad consolidada en ese sentido. Pero otro bonaerense es Florencio Randazzo. Y el segundo comentario: esto tendría un efecto que sería amontonar, por decirlo así, más gente en la interna de Juntos por el Cambio en la Ciudad de Buenos Aires. 

Estas elecciones son provinciales y son partidarias. Las reglas las impone cada partido o coalición en cada provincia. Es muy difícil hacer predicciones antes de que tengamos las reglas escritas, los apoderados acordados y los candidatos electos". (AM)

AM: Sí, amontonar a los porteños, porque no hay bonaerenses invadiendo porteños. Son los porteños los que disputan su lugar en su ciudad. Lo de Randazzo es interesante porque la Provincia de Buenos Aires, como buena parte de las demás, es más o menos bipartidista. Una ligera mayoría para el peronismo, más pronunciada en el conurbano, y una ligera mayoría para el no peronismo, sobre todo visible en el interior. ¿Qué es Randazzo? Es una escisión del peronismo. Randazzo pesca en esos espacios del peronismo que no están demasiado satisfechos o emocionados por Cristina Fernández de Kirchner. ¿Qué es Monzó? Viene del peronismo, se fue con el PRO. Fue el gran armador de Macri en 2015, el gran armador. Fue el que le consiguió buena parte de lo que el PRO recolectó en la Provincia de Buenos Aires y en el interior del país. Pero en este momento está en un no lugar. Las reglas de competencia de Juntos por el Cambio definirán si está en condiciones de competir adentro, si le dan un umbral bajo para que compitiendo y perdiendo pueda mechar diputados en la lista general. Pero si le ponen un umbral alto del 25% lo dejan afuera. Y a lo mejor decide jugarse igual y no tener representación. O ir con Randazzo o quedar afuera. Es difícil saberlo. Y, de nuevo, esto depende de las reglas internas de las coaliciones, que tienen que fijar en cada caso y en cada provincia. Esto es algo de lo que no se habla mucho. Pero estas elecciones son provinciales y son partidarias. Las reglas las impone cada partido o coalición en cada provincia. Y, por lo tanto, es muy difícil hacer predicciones antes de que tengamos las reglas escritas, los apoderados acordados y los candidatos electos.

(...)

Transcripción parcial de la conversación

MEC/AM

Etiquetas
stats