Agustín Pichot, presidente de Fortescue para América Latina: “La idea era traer algo al país que sea revolucionario”

Agustín Pichot, representante de Fortescue para Latinoamérica, junto al canciller Santiago Cafiero.

elDiarioAR

0

En el marco de la cumbre mundial COP26, que se desarrolla en la ciudad escocesa de Glasgow, las autoridades de la firma australiana Fortescue, representados por su CEO, Andrew Forrest, y el presidente de la empresa para América Latina, el exrugbier Agustín Pichot, anunciaron una inversión por más de US$ 8.400 millones en la Argentina destinada a producir hidrógeno verde, durante un encuentro que mantuvieron con el presidente Alberto Fernández, el canciller Santiago Cafiero, la vicecanciller Cecilia Todesca y el ministro de Producción, Matías Kulfas.  

El gobierno anuncia "la mayor inversión extranjera" en energía limpia en Argentina

El gobierno anuncia "la mayor inversión extranjera" en energía limpia en Argentina

Los detalles fueron aportados en conferencia de prensa por Pichot, Cafiero, Kulfas y Todesca. El ministro de Relaciones Exteriores consideró que el proyecto “es muy interesante, porque va en línea con todos los debates que se vienen dando en esta cumbre y hace tiempo en el mundo, y que la Argentina tiene tanto para aportar”. Cafiero aseguró que la idea “es que no quede en palabras y que esto se transforme en hechos, en materialidad y en nuevas tecnologías y oportunidades de trabajo, de inversión, de producción y exportación. Estamos muy contentos con los avances que se han hecho", sostuvo.  

Por su parte, Pichot, excapitán de Los Pumas y hoy máximo responsable de Fortescue para Latinoamérica, expresó que la reunión con las autoridades argentinas “fue un verdadero placer". "Veníamos trabajando con un perfil bastante bajo. La idea era poder traer algo en el país que sea revolucionario”, destacó. Y agregó: “Argentina está entre los cinco proyectos más importantes de la compañía. Estamos hablando de una inversión cercana a los 8.000 millones de dólares", confirmó, pero aclaró que los primeros resultados, “con suerte, empezarán a verse a partir de 2028”.  

Según Pichot, el proyecto va a escalar en poco tiempo, en diez años; y en una primera etapa contempla una inversión de casi US$ 3.000 millones en los próximos dos años.

"Soy un convencido de que en la Argentina podemos hacer las cosas bien, autoboicoteamos (sic) mucho al país, perdemos mucho tiempo y no vemos el potencial que tenemos", consideró, y resaltó: "En la Argentina hay unos vientos increíbles y gente de primera" para encarar proyectos de esta envergadura.

En tanto, Kulfas rescató que se trata de un proyecto “transformador” y que, de acuerdo a las cifras, “es la inversión internacional más importante que se está anunciando en Argentina en el siglo XXI. Lo tomamos con mucha responsabilidad y mucho orgullo”, dijo, al tiempo que explicó que la industria del hidrógeno verde “es algo que está realmente creciendo a nivel internacional". "Ya es una fuente de energía. La empresa acaba de firmar un acuerdo muy importante para comenzar a vender este producto. Esto es una realidad que va a ir creciendo en el tiempo y pone a la Argentina a la vanguardia", aseveró. 

Fortescue ya inició trabajos de prospección en los alrededores de la ciudad de Sierra Grande, localidad de Río Negro, que se convertiría en un polo mundial exportador de hidrógeno verde en 2030, con una capacidad de producción de 2,2 millones de toneladas anuales.

La prospección que inició la empresa se basa en analizar cantidad y calidad de vientos, fuente energética principal para la producción; y, una vez determinado que el recurso eólico y otros son satisfactorios, se dará inicio a las consultas públicas y trámites para la construcción del proyecto, el cual tendrá tres etapas.

IG/CB

Etiquetas
stats