Alberto Fernández: “No hubo dos demonios, sino terrorismo de Estado que se llevó miles de vidas”

El presidente Alberto Fernández en el acto en la Iglesia de la Santa Cruz

elDiarioAR


0

El presidente Alberto Fernández afirmó este miércoles que durante la última dictadura cívico-militar en la Argentina "no hubo dos demonios", sino que existió "un terrorismo de Estado que se llevó miles de vidas de argentinos".

"Hoy lo central es la memoria y mantener en pie la exigencia de la búsqueda de la verdad y la justicia", dijo el Presidente en el acto de homenaje a las 12 personas secuestradas entre el 8 y el 10 de diciembre de 1977 en la Iglesia de Estados Unidos y Urquiza, en el barrio porteño de San Cristóbal, entre ellas las primeras referentes de Madres de Plaza de Mayo y dos monjas francesas, cuando hacían sus reclamos por sus familiares víctimas de la represión ilegal.

Recibí nuestro newsletter Justicias
Un panorama sobre los vínculos entre el Poder Ejecutivo y la Política por Catalina De Elia

Es gratuito y podés darte de baja en cualquier momento.

El jefe de Estado advirtió que seguirá "peleando para que en la Argentina haya una justicia mejor porque a veces se corporativiza" y entonces se hace "necesario pedir verdad y justicia, que es lo que deben garantizar los jueces".

"Voy a estar siempre trabajando por los que están injustamente presos. El sistema institucional no pone en mis manos la suerte de todos ellos, pero no me quita la responsabilidad" de bregar por un mejor sistema, remarcó el Presidente.

La actividad se realizó en la esquina de Estados Unidos y Urquiza, frente al Solar de la Memoria de la Iglesia de la Santa Cruz, bajo el lema "Pisamos las calles nuevamente para recuperar la Patria Igualitaria, Libre y Soberana por la que lucharon nuestras y nuestros 30.000. Memoria, Verdad y Justicia", informaron los organizadores del encuentro.

Los "12" eran familiares de personas desaparecidas por la dictadura cívico-militar y militantes de derechos humanos que se reunían en esa parroquia del barrio porteño de San Cristóbal.

Esas víctimas fueron marcadas y entregadas por el represor infiltrado Alfredo Astiz, quien usó el alias de "Gustavo Niño" y se hizo pasar por hermano de un desaparecido.

Entre las personas secuestradas estuvieron las Madres de Plaza de Mayo Azucena Villaflor de De Vincenti, Esther Ballestrino de Careaga y María Eugenia Ponce de Bianco y las monjas francesas Alice Domon y Léonie Duquet.

"Estamos siempre parados en el mismo lugar, reclamando lo mismo. Esta Iglesia fue testigo de las primeras reuniones de las Madres (de Plaza de Mayo) que solo querían saber la suerte sobre la vida de sus hijos y terminaron muertas y desaparecidas", sostuvo.

Y aseveró: "Están muy vivas en la memoria de todos nosotros, en los corazones y las almas".

Junto al jefe de Estado estuvieron los ministros del Interior, Eduardo "Wado" de Pedro; de Defensa, Jorge Taiana; y de Cultura, Tristán Bauer; el secretario de Derechos Humanos Horacio Pietragalla; el senador nacional Oscar Parrilli; los diputados nacionales Eduardo Valdés y Leandro Santoro ;y el Procurador del Tesoro, Carlos Zannini.

Previamente, en el acto se pasó un video de las Madres de Plaza de Mayo con testimonios de varias de ellas sobre los ideales de la generación de sus hijos, grabado con la colaboración del Ministerio de Cultura de la Nación. Además habló la histórica referente de Madres Línea Fundadora Taty Almeida.

También estuvieron la titular de Familiares de Desaparecidos y Detenidos por Razones Políticas, Angela "Lita" Paolín de Boitano y Alba Lanzillotto, de Abuelas de Plaza de Mayo, y la Madre de Plaza de Mayo Enriqueta Maroni, entre otros representantes de organizaciones defensoras de los derechos humanos, que leyeron un documento.

Además, fueron distinguidos por "su trayectoria de lucha y promoción de los derechos humanos" Milagro Sala, quien participó de manera virtual desde Jujuy; Susana Reyes, Franco Mársico y Esteban Mango.

De Pedro manifestó la idea de tratar "de mantener vida la llama de la memoria, verdad y justicia" y agregó: "Otra vez quiero agradecer a todos los familiares, a la comisión, a todos los organismos de derechos humanos, que siguen con los juicios, trabajando, militando, encendiendo la llama de la memoria en nuestra sociedad".

Para De Pedro, "hay que trabajar fuertemente contra los discursos del odio" y "negacionistas" e hizo hincapié en "militar, recordar, solidificar esta democracia a 38 años" del regreso de ese sistema político, "a 20 años de 19 y 20 de diciembre", porque "hay que seguir trabajando por sociedad muchos mas justa, mas solidaria, con una base del Nunca Más con memoria, verdad y justicia".

CRM con información de la agencia Télam

Etiquetas
stats