Perfil

Tras un brutal femicidio, Salta le dice "adiós" al ministro de Seguridad que reivindicaba el Operativo Independencia

El excoronel Pulleiro no completó dos años al frente del Ministerio de Seguridad de Salta

0

El argumento formal fue el del ciclo cumplido. Pero lo cierto es que su figura, que no llegó a los dos años de gestión, se había desgastado rápidamente. La designación de Juan Manuel Pulleiro al frente del ministerio de Seguridad arrancó cuestionada por los organismos de Derechos Humanos y los colectivos de mujeres. Las restricciones y controles severos aplicados durante la pandemia, combinados con un aumento de la inseguridad en Salta, terminaron por marcar la suerte del ahora exministro. 

“En 2021 se ve un mayor aumento de la conflictividad y menor tolerancia entre las personas”, afirmó Juan Manuel Pulleiro días atrás. “Tratamos de dar un mejor servicio de seguridad. Vemos que ha incrementado muchísimo la violencia en cualquier conflicto”, se atajaba el ministro de Gustavo Sáenz. “Registramos 45 homicidios dolosos en lo que va del año”, agregaba. 

El viernes pasado esa estadística sumó un brutal femicidio. Ocurrió en la localidad salteña de Coronel Moldes. Un joven de 18 años degolló a su exnovia de 17. El acusado había sido denunciado por violencia de género y tenía una restricción de acercamiento a la chica. 

El crimen tiene un plus de controversia. En 2019 el gobernador Sáenz había traspasado una parte de las políticas contra la violencia de género, en una provincia con una alta cantidad de femicidios, al Ministerio de Seguridad. Con una tasa de femicidios de 1,53 víctimas por cada 100 mil mujeres en 2020, Salta es la cuarta provincia en el ranking de asesinatos vinculados al género. Así lo registró la Oficina de la Mujer, dependiente de la Corte Suprema de la Nación.

Este lunes, Pulleiro se reunió con el gobernador Sánez. Si bien tiene una relación fluida con Sergio Massa, Sáenz es un peronista inorgánico y forma parte de los mandatarios no alineados plenamente con La Rosada. “El Gobernador aceptó la renuncia, agradeciendo el trabajo incansable realizado durante la pandemia junto a los efectivos de la fuerza policial”, asegura un comunicado de prensa difundido este lunes. Tras la renuncia, el cargo de ministro de Seguridad quedará a cargo del actual Procurador provincial Abel Cornejo. 

Pulleiro fue coronel del Ejército hasta poco antes de asumir como ministro en diciembre de 2019. Es un defensor acérrimo de “las dos vidas”, admirador del excarapintada Juan José Gómez Centurión y opositor a los juicios por crímenes de lesa humanidad. Ese perfil le valió una lluvia de cuestionamientos, cuando fue elegido por Sáenz. Los organismos de Derechos Humanos lo tildaron de negacionista y cuestionaron que no fuera un civil el encargado de conducir a los más de 11 mil policías salteños. El gobernador Sáenz, en cambio, lo presentó como “un hombre de la democracia”.

Antes de asumir como ministro, Pulleiro mostraba en Twitter su decepción con “el farsante” Mauricio Macri. Su candidato en las presidenciales de 2019 fue el ex militar Gómez Centurión, quien a su vez celebró la designación del ministro. Además, vía retuits, objetó la versión “tuerta” del golpe de Estado del 24 de marzo de 1976 y le “pidió perdón” a los detenidos por los crímenes de la dictadura.

Militar hasta principios de 2019, Pulleiro reivindicó en público el Combate de Manchalá, un enfrentamiento que tuvo lugar en esa localidad tucumana, en 1975. Ahí el Ejército reprimió a un grupo guerrillero del Ejército Revolucionario del Pueblo (ERP), en el contexto del Operativo Independencia.

“Soldados de la patria: miren bien esa bandera. Es la misma por la que un grupo de soldados defendió con honor la escuela en Manchalá, en defensa de nuestra Constitución”, afirmó Pulleiro en 2017. Fue durante el acto del Día de la Bandera. El ministro saliente era entonces el comandante en jefe de la V Brigada de Montaña, división del Ejército con tropas en las provincias de La Rioja, Catamarca, Jujuy, Tucumán y Salta. Durante su enfático discurso, comparó el enfrentamiento con las batallas de Belgrano y Güemes, y la Guerra de Malvinas.

“Yo no niego el terrorismo de Estado. Era muy chico. Cuando empecé mi carrera estábamos en democracia. Mi formación es democrática y comparto con Sáenz una filosofía de vida humanista para el bien común”, se atajó Pulleiro. Lo hizo minutos después de haber empezado como ministro de Sáenz. Un ciclo que se acaba de terminar. 

“La renuncia pone de manifiesto que se necesitan ministros formados con perspectiva de genero y derechos humanos, y no con una formación castrense”, se queja la abogada Tania Kiriaco, querellante en causas de lesa humanidad y ex Directora del Observatorio de Violencia contra las Mujeres. Y concluye: “Queda con un saldo alarmante de femicidios, muertes de mujeres que se podrían haber evitado con la prevención y protección adecuada”.

AF

Etiquetas
stats