La oposición hacia las presidenciales

Juntos por el Cambio entra en “modo 2023” tras el triunfo electoral en Marcos Juárez

Larreta, el jueves en Marcos Juárez, el "Km. 0" de JxC: acompañó el cierre de campaña de Majorel, que ayer ganó las municipales

0

Juntos por el Cambio viajó ayer en el tiempo. Fue en Marcos Juárez donde Cambiemos tuvo su “Km. 0” en septiembre de 2014, cuando una primigenia alianza entre la UCR y el PRO ganó la intendencia, y abrió un camino para el frente opositor que terminó con Mauricio Macri en la Casa Rosada al año siguiente. Este domingo, el ahora oficialismo local volvió a ganar en las municipales locales y toda la cúpula cambiemita buscó nacionalizar el resultado.

Rodríguez Larreta y Patricia Bullrich miden fuerzas en Provincia de Buenos Aires

Rodríguez Larreta y Patricia Bullrich miden fuerzas en Provincia de Buenos Aires

Sara Majorel –la candidata del jefe comunal que no podía ir por la re-re, Pedro Dellarossa–, sacó el 55,15% de los votos. El gran perdedor fue el gobernador Juan Schiaretti, que apostó todo a la candidatura de Verónica Crescente: sumó el 38,49 por ciento. Al peronista se le complicó el frente interno para su proyecto de sucesión provincial, y para cualquiera que tenga a nivel presidencial. Otros derrotados fueron los encuestadores, que vaticinaban casi un empate técnico. A su vez, el Frente de Todos, consciente de que no cosecha en la pampa húmeda, no presentó lista.

“Fue una muestra de unidad y nos fortalece para ganarle al kirchnerismo en todo el país”, dijo envalentonado esta mañana Horacio Rodríguez Larreta, en Cadena 3. El jefe de Gobierno porteño había apostado fuerte en la localidad del este cordobés: viajó el jueves pasado al cierre de campaña, junto con el senador Luis Juez. Antes habían pasado por allí otros referentes macristas: el propio ex presidente, Patricia Bullrich y María Eugenia Vidal. “‘Si no está roto, no lo arregles’”, tuiteó Macri, haciéndose eco del triunfo electoral.

La UCR también buscó hacer suya la victoria: los diputados nacionales Mario Negri y Rodrigo De Loredo –de Evolución Radical– estuvieron anoche en Marcos Juárez, y Majorel recibió felicitaciones vía redes sociales de Gerardo Morales, presidente del partido centenario. “Esta elección simboliza mucho, yo siempre dije que Marcos Juárez era el ‘kilómetro cero de Cambiemos’ y esto se sigue demostrando”, consideró el jefe de la bancada radical en la Cámara Baja.

Silencio y temor por las PASO

El calendario electoral que abrió Marcos Juárez culminará el año que viene con la primera vuelta de las presidenciales de octubre, o con el eventual balotaje en noviembre. Desde JxC ya se escucharon críticas al Gobierno por un supuesto plan para suspender las PASO, que tendrían que ser en agosto próximo. 

Con un oficialismo cada vez más unido detrás de la figura de Cristina Kirchner tras el atentado, y “bancando” la gestión económica de Sergio Massa, la coalición opositora sabe que tiene que aprovechar las primarias para potenciar su oferta electoral. “Siempre definimos nuestros candidatos en las primarias, si las sacan somos los principales perjudicados”, opinó un vocero amarillo. “Hoy tenemos que ir a las PASO sí o sí”, apuntó una importante espada legislativa de PRO a elDiarioAR, sabiendo el desafío de resolver una interna doble: la propia del macrismo entre Larreta y Bullrich, y entre los amarillos y la UCR. 

“En el radicalismo estamos bastante más ordenados. Espero que las diferencias del PRO no afecten a Juntos por el Cambio”, dijo ayer Morales, desafiante hacia sus aliados. Cuando le consultaron en una radio si una eventual candidatura de Macri podría alterar la unidad del frente opositor, lo negó enfáticamente. “No generaría ningún problema. Obviamente el radicalismo participará de las PASO que será el instrumento para dirimir las diferencias”, avisó. El gobernador jujeño está anotado para 2023, aunque hay muchas fichas puestas en el neurólogo Facundo Manes, que estuvo el fin de semana de gira por la Patagonia. 

El temor por la eliminación de las PASO recorre JxC. Ya en agosto Negri y Juan López –titular de la bancada de la Coalición Cívica en Diputados– viajaron a Catamarca para repudiar el intento del gobernador peronista Raúl Jalil de dar de baja las primarias. “Hay que volver a las internas partidarias, a los frentes políticos y los candidatos se deben definir dentro de cada espacio político”, dijo hace poco el mandatario provincial. Tiene la decisión tomada.

Llamativo es que el frente cambiemita hizo oídos sordos cuando el intendente de Marcos Juárez suspendió la interna municipal para ungir a Majorel como su candidata. La rival de la contienda de ayer selló entonces un pacto entre el vecinalismo local y el PJ de Schiaretti. Crescente era funcionaria de confianza de Dellarrosa y tenía buena imagen. Por eso en JxC había preocupación por cómo podría darse el resultado. 

“Al principio parecía que iba a estar más parejo, pero la gente terminó valorando el trabajo de Pedro Dellarossa”, llegó a considerar esta mañana Larreta, que también se metió en la propia interna de JxC en Córdoba para resaltar el instrumento de las primarias: “El candidato de Córdoba lo tienen que elegir los cordobeses. Es un equipo que mostró mucha madurez en las PASO”. El PRO apoya a Juez, pero De Loredo es un radical que también buscará su oportunidad. En frente, el anotado por el schiarettismo es Martín Llaryora, intendente de la capital.

Por lo pronto, no habrá primarias provinciales en San Juan y Salta, donde los gobernadores oficialistas –Sergio Uñac y Gustavo Saénz, respectivamente– tuvieron los votos en sus legislaturas para suspender las PASO. En la Casa Rosada lo negaron tajantemente. “El Gobierno no quiere suspender las primarias”, dijo la semana pasada la portavoz presidencial, Gabriela Cerruti. “Eso es materia del Congreso. Siempre antes de una elección, se discuten muchísimos temas, pero al Ministerio no llegó ningún proyecto de suspender”, sumó por su parte Eduardo “Wado” de Pedro, a cargo del Ministerio del Interior, el responsable político de las elecciones nacionales. 

En el Congreso, tanto en el Senado como en Diputados, el FdT necesitaría el apoyo de aliados provinciales para obtener la mayoría absoluta que permitiría eliminar las PASO. Este año, el único proyecto electoral que se votó fue la Boleta Única de Papel, impuesto por una unidad inédita de casi toda la oposición en la Cámara baja, pero que no logró la sanción definitiva: fue cajoneada por Cristina Kirchner en el Senado.

Sin eco del llamado de Waldo de Pedro

Concentrados en Marcos Juárez, el fin de semana de JxC pasó sin hacerse eco del llamado al diálogo que impulsó desde el Gobierno “Wado” de Pedro. Y no tardaron en cuestionar la foto oficialista que mostró misa en la Basílica de Luján. “Tomó un tono partidario y ahora es la propia Iglesia la que está cuestionándolo. Veía que un obispo pedía disculpas. Haber politizado una misa es un extremo”, se sumó a las críticas Larreta, luego de que el arzobispo Jorge Scheing pidiera “disculpas” por la convocatoria. Macri, Larreta, Morales y Bullrich habían sido invitados a rezar “por la paz y la fraternidad”, tanto vía De Pedro como desde el intendente kirchnerista Leonardo Boto y la presidenta de la Cámara baja, Cecilia Moreau.

Para Larreta, la convocatoria tendría que haber salido de Alberto Fernández la misma noche del ataque, el jueves 1 de septiembre. “Yo creo que perdimos una posibilidad a partir del atentado que sufrió Cristina Kirchner, que todos repudiamos; era una oportunidad para llamar a la unidad de los argentinos y la primera noche el Presidente mostró vocación por partidizar el tema, echando culpas a la prensa, a la justicia y a la oposición”, señaló.

elDiarioAR ya recogió de distintas voces de JxC que el único “llamado al diálogo” que estarían dispuestos aceptar sería bajo el marco del Congreso y con temas puntuales, como la inflación y la educación, pero no sobre la Justicia o la “búsqueda de impunidad”. Algunos pocos intendentes bonaerenses de extracción radical sí fueron a Luján, como el de General Viamonte, Franco Flexas, que se desmarcó del resto de JxC: “Es condición para un gobernante que esté siempre abierto al diálogo y eso intento expresarlo, por eso fui a la misa”, dijo.

Este lunes, fue otro camporista el que le tendió la mano a la oposición. “La misa era una buena oportunidad pero no creo que sea la única”, dijo Andrés “Cuervo” Larroque, secretario general de La Cámpora. “Todos abogamos por entrar en una etapa de racionalidad y salir de las chicanas”, aseguró. Habrá que ver si el pedido del oficialismo cala en JxC, que está a la expectativa de que este miércoles vaya a Diputados Juan Manzur. “Hasta que no lo vea entrar por la puerta, no lo creo”, dijo un importante diputado a este medio. En su primera exposición en la Cámara baja, el jefe de Gabinete tiene que responder 3900 preguntas.

MC/MG

Etiquetas
stats