Con CFK a la cabeza: sesiona el Senado y hay tensión por la polémica sobre la situación judicial de la vice

Cristina Fernández de Kirchner en una sesión del 30 de junio. Hoy volverá al Senado luego de la acusación del fiscal Diego Luciani quien la señaló como jefa de una asociación ilícita.

El Senado sesiona esta tarde en medio de la disputa política por la situación judicial de Cristina Kirchner. La agenda de temas fue acordada entre el oficialismo y la oposición, pero se descuenta que los primeros momentos del debate sean ocupados tanto por el Frente de Todos como por Juntos por el Cambio para referirse a la vicepresidenta, quien justamente estará a la cabeza del hemiciclo, según confirmaron a elDiarioAR desde su entorno.

El pedido de condena del fiscal Diego Luciani y la represión policial en Recoleta serán el marco de fondo de una discusión parlamentaria que concentrará la atención a través de los múltiples pedidos de cuestiones de privilegio

“Las cuestiones de privilegio son de tema libre”, justificaron en la previa desde un despacho radical, como anticipo de la temperatura que podría tomar la sesión, agendada para que inicie a las 14. “Hay que frenar el juicio contra la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner”, desafió ayer el titular del interbloque frentetodista, José Mayans, en diálogo con Diario Hoy.

Mayans estuvo con Cristina Kirchner el miércoles, cuando la vice encabezó en el salón Azul del Congreso una reunión a puertas cerradas con distintos legisladores oficialistas. Allí agradeció el apoyo recibido en los últimos días, y planteó la necesidad de rediscutir la autonomía de la ciudad de Buenos Aires, ya que fueron los efectivos de la policía porteña los que pusieron vallas en las inmediaciones de su domicilio, en Uruguay y Juncal.

Por fuera de la polémica, la sesión debería transitar sobre carriles exentos de grandes discusiones, porque el temario fue acordado por todo el pleno. En rigor, el Senado buscará sancionar un régimen de promoción para la industria automotriz y otro que modifica la ley de promoción de la biotecnología moderna y la nanotecnología, dos iniciativas que tienen media sanción de Diputados y que fue parte del paquete de leyes que pidió Sergio Massa al desembarcar en Economía.

El temario lo completan la designación, nuevamente, como embajador en Brasil a Daniel Scioli, así como un conjunto de pliegos judiciales. Además hay proyectos de declaración de bienes inmuebles y monumentos, un proyecto de ley por el que se instituye el Día Nacional del Síndrome de Dravet y otro para instituir el Día y la Semana Nacional del Árbol.

Los incentivos massistas

Por pedido de Massa, el proyecto de ley que establece medidas de promoción de inversiones en la industria automotriz contempla beneficios fiscales como la exención del derecho a la exportación hasta el 2031 y declara sector estratégico a la producción autopartista. 

Además, se contemplan beneficios para las inversiones automotrices, como la devolución anticipada del Impuesto al Valor Agregado (IVA), ya que establece que el plazo de devolución se reducirá de seis a tres años y, en el caso de la amortización de bienes de capital, de cinco a tres años.

A su vez, el proyecto de promoción, desarrollo y producción de la biotecnología moderna y la nanotecnología, también pedido por el ministro de Economía, contempla extender hasta 2034 la vigencia del régimen de beneficios fiscales y su alcance a las actividades de nanotecnología.

La iniciativa prevé que quienes accedan al régimen de promoción podrán obtener beneficios de amortización acelerada del Impuesto a las Ganancias en una cuota, devolución anticipada del IVA y el otorgamiento de un bono de crédito fiscal correspondiente al 50% de los gastos pagados destinados a las contrataciones de servicios de investigación y desarrollo (I+D) con instituciones del Sistema Público Nacional de Ciencia, Tecnología e Innovación.

MC/MG

Etiquetas
stats