Interna peronista

Fernández con una lista grande, dos rebeldías y el sacrificio último de Berni

Alberto Fernández, acto 17 de octubre en la CGT

Si algo le faltaba a la interna del PJ para perder encanto era una muerte y ocurrió, 24 horas antes del cierre de listas, la de Carlos Saúl Menem. Entre el formalismo y un esfuerzo explícito por bajarle la espuma a un proceso jurídicamente inevitable pero políticamente inoportuno, Alberto Fernández quedó al frente de una boleta que, más allá de la unidad grande, presenta otra peculiaridad: tiene, por primera vez, paridad de género, mitad y mitad de principio a fin de los 103 candidatos.

En la tira que encabeza Fernández, al frente de un centenar de nombres, cuesta encontrar alguno que porte actualizado el ismo de Menem, aunque un puñado grueso de los que figuran lo fueron y, luego, cambiaron de piel. Quizá no se trate de una exclusión -las unidades siempre dejan afuera a alguno- sino de algo más sencillo: el menemismo como una identidad histórica se evaporó.

Con una boleta oficial y dos disidentes, queda un último triaje: el viernes 19 es el plazo de oficialización de las candidaturas y hasta ese momento hay tiempo para que las listas de fusionen. O se bajen.

Hay, después, de todo: gobernadores, peronistas históricos, ministros, camporismo, intendentes bonaerenses, gremios y organizaciones sociales. Perduran, sin embargo, dos disidencias: la que encabeza Alberto Rodríguez Saá, gobernador de San Luis, y la que lleva al frente al parlasuriano Gastón Harispe, jefe del Movimientos Octubres. Sergio Berni, ministro de Seguridad, presentó avales y pidió número y color de boleta pero al final "depuso" su decisión de competir en la interna que el 21 de marzo elegirá al nuevo presidente del PJ nacional.

"Mantuvimos nuestra palabra de competir pero ante la lista de unidad, y con la presencia del Axel, el jefe político, Sergio decidió deponer su determinación de competir", dijo a elDiarioAR un colaborador de Berni que lo planteó como un sacrificio del ministro a favor de la unidad en "un contexto político y social crítico" Berni se sumó a la boleta oficial como consejero.

Con una boleta oficial y dos disidentes queda, por delante, un último triaje: el viernes 19 es el plazo de oficialización de las candidaturas y hasta ese momento hay tiempo para que las listas se fusionen. O se bajen. Mientras tanto, la Junta Electoral partidaria -que comandan a duo el formoseño Armando Cabrera, dirigente que reporta a Gildo Insfrán, y el bonaerense Máximo Rodríguez, sentado en la mesa como escolta del todavía presidente del PJ José Luis Gioja, junto los apoderados- deberá mirar los papeles. Si cumplen las condiciones para ser candidato, si tienen los avales necesarios y el respaldo de los PJ provinciales.

Dato: el reglamento de la interna partidaria -y luego de una modificación que introdujo Néstor Kirchner para ser presidente en 2008- establece una serie de requisitos que hacen muy difícil que un dirigente, o un puñado de dirigentes silvestres o periféricos, cumplan las condiciones para competir. El knock out es este: deben tener el apoyo de cinco presidentes de PJ provinciales.

Spoiler: frente a ese rosario de requisitos, acepten o no fusionarse en la boleta oficial, sólo quedará en pie la tira que encabeza Fernández escoltado por cinco vices: Cristina Alvarez Rodríguez, Axel Kicillof, Analía Rach Quiroga (vicegobernadora de Chaco), Juan Manzur y Lucía Corpacci, más 69 vocales titulares y 38 suplentes.

Meses atrás, se apartó de esa carrera Guillermo Moreno que decidió armar un partido propio, llamado Principios y Valores, por el cual prevé competir este año como candidato a diputado nacional y que, afirma, "se convertirá en la herramienta electoral del peronismo".

El mapa de la unidad

Al margen de la paridad, con las particularidad que aporta -la vice de Jorge Capitanich en el podio-, la boleta que se llama "Unidad y Federalismo", permite un mapeo con varios datos interesantes. Veamos:

# Albertismo. Fernández aceptó encabezar la boleta como variable simbólica: la apuesta a la unidad del Frente de Todos (FdT) requería que el peronismo replique el mecanismo de que un presidente peronista sea, además, presidente del peronismo. Recién sobre el final se involucró en el trámite, que aceleró a partir de una cumbre hace dos semanas en la quinta de Olivos con Santiago Cafiero, Eduardo "Wado" De Pedro; Agustín Rossi y Capitanich. Esos tres ministros figuran en la lista oficial. Figuran, además, el secretario General de la presidencia Julio Vitobello y Fernanda Raverta, titular de la ANSeS, ligada a La Cámpora.

# Cristinismo/camporismo. Ni Cristina ni Máximo Kirchner están en la lista, aunque sí Alicia Kirchner junto a los demás gobernadores mientras que aparecen referentes de ese espacio: De Pedro y Raverta, con su "doble nacionalidad" de funcionarios y camporistas, Mayra Mendoza (intendente de Quilmes) y, entre otros, Anabel Fernández Sagasti (Mendoza) y Martín Doñate (Río Negro), dos figuras del entorno cristinista en el Senado. El fueguino Walter Vuoto y la neuquina Lorena Parrilli, hija del senador, se suman como referentes de ese sector que, además, se anota al tercero en la tira: Kicillof. Vale un aporte: el cristinismo incluye al camporismo pero es más grande. Lo que es de Máximo es de Cristina, pero no todo lo que es de Cristina es de Máximo.

# Gobernadores. Los gobernadores, además de Kicillof, integrarán la conducción grande a diferencia de la de 2016 cuando solo unos pocos aceptaron estar en la conducción de emergencia que encabezó Gioja, que surfeó una triple tempestad: la de tener que conducir al PJ tras una derrota que produjo múltiples cismas, con sectores peronistas cercanos a Mauricio Macri -aquello de "pintarse de amarillo"- y, además, la embestida judicial que derivó en la intervención de Luis Barrionuevo. Están Manzur, Alicia K, Kicillof, Raúl Jalil (Catamarca) y Gustavo Bordet (Entre Ríos), otros lo hacen a través de delegado en movimientos que requieren traducción: Sergio Ziliotto, de La Pampa, figura pero también está Carlos Verna, ex gobernador y, como contó elDiarioAR, potencial candidato a senador este año. En la primera tira no aparecía Sergio Uñac que finalmente comparte boleta con Gioja.

# Massismo. No hay, tampoco, massistas lo que confirma la posición de Sergio Massa, uno de los que integran el póker del Frente de Todos, de no retornar formalmente al PJ sino que mantener la autonomía partidaria. De hecho, continúa con los rituales del Frente Renovador, aunque eso -al menos por ahora- pueda leerse como una señal de disidencia o ruptura.

# Intendentes. La ausencia de Máximo en la boleta, se lee como una confirmación de que volverá a la carga para presidir el PJ bonaerense. Sobre ese renglón hay otro detalle: Fernando Gray, vice del partido que se resiste al desembarco prematuro de Máximo, no figura en la lista mientras si lo hace, por ejemplo, Gustavo Menéndez, presidente del partido, además de Leo Nardini (Malvinas Argentinas), Fernando Espinoza (Matanza) y Mariano Cascallares (Brown).

# Gremios y organizaciones. El elenco sindical es casi el mismo que venía, aunque se agregan algunas damas, frente a la necesidad de la paridad. Otros que tienen, también con paridad, delegado en la lista larga son las organizaciones sociales. Antonio Caló (UOM), Omar Plaini (Canillitas) y

PI

Esta nota se republicó el día 17 con más nombres y correcciones sobre ausentes.

Etiquetas
stats