Etiquetas

En medio de fuertes cruces durante la campaña, acusaciones a granel, procesos judiciales que salpican -y más- a los líderes de los partidos mayoritarios; con fiestas de cumpleaños prohibidas; escuchas ilegales; pertrechos a Bolivia; las causas del memorándum, del Correo, de los cuadernos, Los Sauces, Hotesur y demás pases de factura; la inflación, los alquileres y los precios sin techo; la pandemia y la cuarentena eterna o no; el dólar por las nubes, los cierres de las Pymes, los planes sociales, los créditos UVA, el ATP, el IFE, la AUH, los programas de ayuda a empresarios, la minería, las tarifas, la exportación de la carne, la Mesa de Enlace, las protestas de organizaciones sociales, la CGT al acecho, la reactivación; las vacunas, los antivacunas; los libertarios, la derecha, la izquierda, la incertidumbre del "voto joven"; y la “Argentina que queremos” y la que "no queremos"; con el hábito de remarcar errores ajenos, nunca propios; y con una polarización tan marcada como manda la historia, los votantes se acercan este domingo a las urnas para dirimir pocas cosas en las Primarias Abiertas Simultáneas y Obligatorias, pero que, como es habitual, serán un termómetro para saber cómo puede quedar conformado el mapa político para las elecciones legislativas del próximo 14 de noviembre, con la mente puesta ya en las presidenciales de 2023.

Con este panorama incierto y las encuestas en descrédito desde hace rato, el oficialismo buscará mantener la ventaja decisiva que tiene en la Cámara de Senadores, donde se renuevan 24 de las 72 bancas, de las cuales el Frente de Todos pone en juego 15 de las 41 que suma en total.

Pero su principal objetivo -y el de la oposición, para que eso no suceda- es llegar a tener quórum propio también en Diputados, lo que le daría el control legislativo de ambas cámaras. Para eso necesita llegar a los 129 escaños. Allí, se renuevan 127 bancas, de las cuales, 60 son de Juntos por el Cambio y 51, del FdT. Ahora, el oficialismo tiene 120 diputados (69 tienen mandato hasta 2023), por lo que debería conseguir 60 lugares de los 257 que tiene en total la Cámara Baja, ocho menos de los que consiguió en las últimas elecciones de 2019.

También, entre ceja y ceja, el frente oficialista sueña con una victoria en los números finales de Provincia de Buenos Aires en elecciones de medio término, algo que le fue esquivo en 2009, 2013 y 2017. Allí, donde hay 35 lugares en disputa (no se elige senadores en PBA), propone una lista encabezada por Victoria Tolosa Paz y Daniel Gollan.

Más lejana es la ilusión de un triunfo en Córdoba y Mendoza, aunque no pierde la esperanza en Santa Fe y Entre Ríos, todos distritos donde JxC se hizo fuerte en la última década. En CABA, con Leandro Santoro y Gisela Marziotta a la cabeza, se conforma con mejores números que los anteriores. Con JxC consolidado en el reducto capitalino desde 2007, como amenazas lejanas -pero amenazas al fin-, asoman la Izquierda Unida (con internas entre Myriam Bregman y Celeste Fierro) y La Libertad Avanza, con un Javier Milei que busca meter a los libertarios en el Congreso.

En el medio de las frías matemáticas y con el ojo puesto en el voto del sector más joven de la sociedad, que parece una franja etaria indescifrable para la vieja política, las acusaciones cruzadas calentaron la campaña y, lejos de cerrarse, la grieta se profundiza con cada intervención de los actores trascendentes de ambos espacios. Grieta que está a flor de piel en la mayoría de los rincones latinoamericanos, con Brasil prendido fuego y partido en dos, entre Bolsonaro y Lula; con un Chile signado por fuertes manifestaciones populares contra el gobierno de Piñera en el inicio de la pandemia; con Bolivia en reconstrucción tras el golpe a Evo Morales y la tumultuosa intervención de Áñez, hoy presa; con Venezuela en conflicto eterno entre el chavismo de Maduro y sus detractores, con Guaidó al frente; con el socialismo de Castillo en Perú y con sacudones esporádicos en Colombia y Ecuador. Argentina no está al margen de esta Sudamérica en constante ebullición.

Mientras tanto, el presidente Alberto Fernández hace esfuerzos para mantener a la tropa unida, esquiva dardos propios y ajenos desde el inicio de su mandato, atravesado en estos 22 meses por el coronavirus, el manejo de la pandemia, las restricciones, la crisis económica, las clases presenciales, la novela de las vacunas, la inflación que no afloja, los precios que no dan tregua, las negociaciones con el FMI abiertas, el hambre (con y sin mesa oficial), la pobreza, las heridas del vacunatorio vip que cada tanto supuran y hasta el escándalo por el festejo de cumpleaños de la Primera Dama con el decreto de aislamiento obligatorio en plena vigencia.

En JxC sí hay PASO

Del otro lado, Juntos por el Cambio mostró públicamente sus fisuras en el frente interno y tanto el PRO como la UCR, la Coalición Cívica, el GEN y los peronistas disidentes buscan medir sus fuerzas para saber cómo encarar el futuro dentro del espacio opositor, en lo que parece ser lo más claro que dejarán las PASO 2021.

Con el enroque Santilli-Vidal en Ciudad y Provincia, el exvicejefe de Gobierno porteño intenta seducir a los bonaerenses, mientras que la exgobernadora cambió de dirección con el objetivo de mantener la hegemonía capitalina que ostenta JxC desde la primera jefatura ganada por Mauricio Macri.

En CABA, con Vidal en primer lugar, en la lista de Juntos Podemos Más la siguen el economista Martín Tetaz, Paula Oliveto y Fernando Iglesias. En otra de las facciones que compiten, Republicanos Unidos es liderado por el exministro de Economía del gobierno de Fernando de la Rúa, Ricardo López Murphy, secundado por la científica Sandra Pitta. Mientras que el espacio Adelante Ciudad, conformado por sectores del radicalismo porteño, llevará como primer precandidato al exsecretario de Salud, Adolfo Rubinstein en una nómina que incluye al histórico dirigente Facundo Suárez Lastra y al actor Luis Brandoni, quien ocupará el puesto 13, en un rol de apoyo testimonial.

Para Provincia, que renueva 35 legisladores en la Cámara baja (entre ellos, 16 del FdT y 14 de JxC), el PRO se inclinó por Diego Santilli y su discurso contra la inseguridad para buscar sumar nuevos escaños en Diputados, seguido por la líder de Confianza Pública, Graciela Ocaña, y dos referentes de la Coalición Cívica ARI de Elisa Carrió, Juan López y Marcela Campagnoli. Y, más abajo, dos nombres del ala dura de Mauricio Macri, Gerardo Millman y Hernán Lombardi. Del otro lado del ring cambiemita bonaerense está el neurólogo Facundo Manes, de Dar el Paso, que responde al GEN de Margarita Stolbizer. Lo acompañan Danya Tavella y el exdiputado nacional Emilio Monzó, que acercó a los sectores peronistas de JxC más alejados del PRO.

En Mendoza, otro distrito clave, junto a Córdoba y Santa Fe, el oficialista Cambia Mendoza presentó en los primeros dos lugares de la lista a los exgobernadores Alfredo Cornejo, para el Senado, y Julio Cobos, para Diputados. Competirán con Republicanos Unidos, que presenta al empresario Rodolfo Vargas Arizu como precandidato a senador nacional y a la actual legisladora provincial y extitular del Instituto de Juegos y Casinos, Josefina Canale, quien disputará la primera banca de la Cámara baja de la Nación.

En total, Juntos por el Cambio pone en juego 60 de sus 115 bancas en Diputados. Si se desglosa cada espacio que compone la coalición opositora, el PRO defiende 26 de sus 53 lugares; la UCR, 26 de 46; la Coalición Cívica, 7 de sus 14 miembros; y el Frente Cívico y Social catamarqueño debe revalidar el único que tiene. La otra banca es del sanjuanino Marcelo Orrego, de Producción y Trabajo, que renueva en 2023.

Qué pasa con el resto de los Interbloques en Diputados

El interbloque Federal, que hasta hace poco presidía Eduardo Bucca -ahora parte del FdT- y hoy lidera Alejandro “Topo” Rodríguez, tiene 10 miembros y pone en juego 6, ya que Córdoba Federal tiene que revalidar tres de sus cuatro bancas (Paulo Cassinerio, Claudia Márquez y Alejandra Vigo), el bloque Justicialista (Andrés Zottos), Consenso Federal (Jorge Sarghini) y el Frente Progresista (Luis Contigiani), un sitio cada uno.

El interbloque Unidad Federal para el Desarrollo (llamado "los Ramones") va por la reelección de 4 de sus 6 bancas, ya que terminan su mandato los dos legisladores de Unidad y Equidad (uno en Mendoza, José Luis Ramón, y otro en Buenos Aires, Pablo Ansaloni) y dos de los tres miembros del Frente de la Concordia de Misiones (Flavia Morales y Ricardo Wellbach).

También concluyen sus mandatos uno de los dos diputados de Acción Federal (Antonio Carambia, de Santa Cruz), dos del Frente de Izquierda (Juan Carlos Giordano y Mónica Schlotthauer), la legisladora del Movimiento Popular Neuquino (Alma Sapag), y una del Partido por la Justicia Social (Beatriz Ávila).

La elección, provincia por provincia

  • En la provincia de Buenos Aires, el distrito con más habitantes del país y de mayor representación parlamentaria, finalizan su mandato 35 diputados nacionales, de los cuales 16 corresponden al Frente de Todos (se suman el FPV y el Frente Renovador) y 14 pertenecen a Juntos por el Cambio (8 del PRO, 3 de la UCR y 3 de la Coalición Cívica).
  • En Ciudad de Buenos Aires se renovarán 13 escaños, de los cuales Juntos por el Cambio arriesga 10 (se suman Cambiemos y Evolución Radical) de los que 5 corresponden al PRO, 3 a las UCR y 2 a la Coalición Cívica.
  • En relación a Santa Fe, 9 diputados nacionales concluyen su mandato en diciembre: 5 corresponden a Juntos por el Cambio (2 a la UCR, 2 al Pro y 1 a la CC), 3 al FdT y 1 al Frente Progresista.
  • Otro distrito clave es Córdoba, donde se ponen en juego las bancas de 9 legisladores: 5 de Cambiemos (2 del Pro y 3 de la UCR) 3 de Córdoba Federal; y uno del Frente de Todos.
  • Por su parte, Mendoza pone en juego 5 lugares que corresponden, 3, a Juntos por el Cambio (3 radicales), uno de Unidad y Equidad Federal, y uno del Frente de Todos.
  • En Tucumán, en tanto, se ponen 4 en juego: 2 de ellos son del Frente de Todos, 1 pertenece a Juntos por el Cambio (UCR) y 1 del Partido de Justicia Social.
  • En Corrientes, concluyen su mandato 3 diputados, de los cuales 2 corresponden a Juntos por el Cambio (1 radical y 1 del Pro) y 1 al Frente de Todos.
  • En el caso de Misiones, las bancas por renovar son 3 y se distribuyen entre el Frente Misionero de la Concordia de Misiones, con 2, y 1 de Juntos por el Cambio (radical).
  • Entre Ríos define el reparto de 5 escaños que hoy están divididos en 3 de Juntos por el Cambio (1 radicales y 2 PRO) y 2 del Frente de Todos.
  • Salta, que renueva 3 bancas, pone en juego 1 del Frente de Todos, 1 de Juntos por el Cambio (PRO) y 1 más por el Bloque Justicialista.
  • Chaco, en tanto, renovará 4 bancas, de las cuáles 2 pertenecen al FdT y 2 a Juntos por el Cambio (1 de la UCR y 1 de la Coalición Cívica).
  • En Formosa, a su vez, se elegirán 2 bancas que hoy están en poder del FdT y de Juntos por el Cambio (UCR).
  • En Santiago del Estero se renuevan 3 bancas que corresponden al Frente de Todos.
  • En Jujuy se eligen 3 escaños que hoy detentan Juntos por el Cambio (1 UCR y otro PRO) y el FdT.
  • En La Rioja se renovarán 2 diputados, de los cuales el Frente de Todos pone en juego una banca y Juntos por el Cambio la segunda (PRO).
  • San Juan, con 3 bancas en total, donde el FdT arriesga 2 y JxC, la tercera (PRO).
  • Catamarca, por su parte, renovará 3 bancas, de las cuales 2 están en manos del Frente de Todos y otra en poder de Juntos por el Cambio (Frente Cívico y Social).
  • En Río Negro, se deberán elegir 2 lugares que hoy están ocupados, uno, por el Frente de Todos, y otro, por Juntos por el Cambio (UCR).
  • En Neuquén, se renuevan 3 lugares de los cuales uno corresponde al PRO, otro al Frente de Todos y otro al Movimiento Popular Neuquino.
  • En La Pampa, donde también concluyen su mandato 3 diputados, el Frente de Todos pone en juego dos escaños y Juntos por el Cambio (PRO), uno.
  • En Santa Cruz, se ponen en juego 3 bancas que hoy se reparten entre el vecinalismo de Acción Federal, otra del Frente de Todos y una tercera en manos del Juntos por el Cambio (UCR).
  • En el caso de Chubut se eligen 2 escaños: uno corresponde al Frente de Todos y otro a JxC (UCR).
  • En Tierra del Fuego, por último, se deben renovar dos diputados, 1 del Frente de Todos y otro de Juntos por el Cambio (PRO).

En síntesis, qué se vota el 14 de noviembre

  • En las Elecciones Generales serán electos, a nivel nacional, 24 senadores (del total de 72) y 127 diputados (de un total de 257). La Cámara de Diputados renueva la mitad de su banca cada dos años, mientras que en la de Senadores se renueva un tercio de las bancas, también cada dos años.
  • No en todas las provincias se vota lo mismo, es por eso que el Gobierno publicó un mapa en el que compara, provincia por provincia, la cantidad de cargos a elegir. Por ejemplo, en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires se renovarán 13 diputadas y diputados nacionales, mientras que, en la Provincia de Buenos Aires, 35 bancas de diputados y diputadas nacionales.
  • En la Cámara Baja las bancas se reparten en proporción a la población de cada provincia, es por eso que es diferente el voto en cada una de las jurisdicciones del país.
  • La cantidad de diputados que se renuevan son:
  • Buenos Aires: 35
  • CABA: 13
  • Córdoba: 9
  • Santa Fe: 9
  • Mendoza: 5
  • Entre Ríos: 5
  • Tucumán: 4
  • Chaco: 4
  • Catamarca: 3
  • Corrientes: 3
  • Jujuy: 3
  • La Pampa: 3
  • Misiones: 3
  • Neuquén: 3
  • Salta: 3
  • San Juan: 3
  • San Luis: 3
  • Santa Cruz: 3
  • Sgo. del Estero: 3
  • Formosa: 2
  • La Rioja: 2
  • Río Negro: 2
  • Chubut: 2
  • Tierra del Fuego: 2
  • Son ocho las provincias en las que se renuevan los senadores:
  • Corrientes
  • Tucumán
  • Catamarca
  • Córdoba
  • Mendoza
  • Chubut
  • La Pampa
  • Santa Fe,
  • Se renuevan tres senadores en cada una de las ocho provincias.

El cronograma electoral en lo que queda del año electoral es el siguiente:

  • El 12 de septiembre: elecciones PASO
  • El 30 de septiembre se dará inicio a la campaña electoral para las elecciones legislativas
  • El 10 de octubre la campaña llegará a los medios de comunicación audiovisual
  • El 30 de octubre se difundirán los lugares y mesas de votación
  • El 11 de noviembre vence el plazo para justificar la no emisión de voto en las PASO
  • El 12 de noviembre finaliza la campaña electoral y comienza la veda
  • El 14 de noviembre se realizarán las elecciones legislativas generales

¿Qué son las PASO?

PASO es la abreviatura de las elecciones Primarias, Abiertas, Simultáneas y Obligatorias.

  • Primarias: porque es la primera etapa de la elección. Cada partido político puede tener distintos aspirantes a un mismo cargo. Los ciudadanos, sin necesidad de estar afiliados a ese partido político, definen mediante su voto cuál de todos esos aspirantes será el candidato para ocupar el cargo. (La segunda etapa es la llamada elección general en la que se determina quién será el que ocupe el cargo).
  • Abiertas: porque todos los ciudadanos participan sin tener en cuenta si están afiliados o no a un partido político.
  • Simultáneas: porque son el mismo día en todo el país para todos los partidos.
  • Obligatorias: todos los ciudadanos tenemos la obligación de votar. Comúnmente, se las llama elecciones primarias.

¿Se puede votar a más de una agrupación política en las PASO?

Sí, siempre que sea para distintos cargos. Por ejemplo: se puede votar a un precandidato a senador de un partido político y para diputado al de otro. Esto se hace cortando boleta. En el caso de votar a dos candidatos para el mismo cargo, se anula el voto.

¿Con qué documento tengo que votar en las PASO?

Se puede votar con cualquiera de los siguientes documentos, siempre que sea el último ejemplar emitido.

  • Libreta de enrolamiento.
  • Libreta cívica.
  • DNI libreta verde.
  • Tarjeta del DNI libreta celeste.
  • Nuevo DNI tarjeta.

¿Quiénes votan?

  • El CNE habilitó la publicación del padrón definitivo el 13 de agosto. Allí pueden verificarse los lugares definidos para votar en cada una de las elecciones.
  • Las mismas son de carácter obligatorio para todos los ciudadanos de 18 a 70 años que figuren inscriptos en el padrón nacional.
  • Los jóvenes de 16 a 18 podrán hacerlo opcionalmente, así como los mayores de 70.
  • Además, los habitantes con domicilio en el exterior al 30 de abril de 2019 podrán emitir sufragio, igual que los procesados que estén cumpliendo prisión preventiva. 

¿Qué pasa si no se vota en las PASO?

Si no se va a votar a las PASO, se ingresa a un registro de infractores y se aplica una multa, salvo que justifiques ante la justicia nacional electoral que no pudiste votar.

Si no se vota en las PASO ¿se puede votar en las elecciones generales?

Sí. Si no se votó, hay que justificar tu inasistencia dentro de los 60 días desde la elección ante la Secretaría electoral.

¿Cuáles son las multas por no ir a votar y quiénes están exceptuados de hacerlo?

  • Como en cualquier elección, se debe presentar documentaciones para justificar la ausencia del voto, pero se han sumado motivos válidos, como la dificultad para acceder al establecimiento de voto o el contacto estrecho o resultado positivo de Covid-19.
  • Ambas condiciones deben ser respaldadas por un certificado que acredite el motivo. El mismo se debe presentar antes de los 60 días posteriores a la elección. En el caso de haber estado a más de 500 kilómetros del lugar de voto, se debe presentar documentación que lo pruebe en la comisaría más cercana. 
  • Quienes sospechen tener Covid-19 por contacto estrecho o síntomas o sean de grupos de riesgo tienen indicación médica de no ir a votar. Esta decisión se deberá justificar a través de un certificado médico. El mismo se podrá solicitar y tramitar en la plataforma de no emisión del voto por internet. Para los casos en los que no se tenga certificado médico, la página https://infractores.padron.gob.ar solicitará información a modo de declaración jurada y los ciudadanos podrán hacer el trámite desde el día de la elección y durante el plazo de 60 días.
  • Para quienes, aun siendo Covid positivo, contacto estrecho o tengan síntomas, la decisión se delegó a cada juzgado. En la Ciudad Autónoma de Buenos Aires tendrán prohibido ir a votar.
  • Quienes no justifiquen su ausencia figurarán en el registro de infractores. Se les impondrá una multa de $50 a $500 a mayores de 18 y menores de 70 años (los votantes de 16 y 17 años y los mayores de 70 años no están obligados a votar) que no se presenten a votar ni justifiquen su ausencia. Quienes no paguen su importe en tiempo y forma no podrán realizar gestiones o trámites durante un año ante organismos estatales, nacionales, provinciales, de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires o municipales.
  • Otros casos exceptuados de votar son: jueces y sus auxiliares que deban asistir a sus oficinas durante las votaciones; el personal de organismos públicos que deba realizar tareas que le impidan asistir al comicio, en cuyo caso el empleador o representante debe comunicarse con el Ministerio del Interior y Transporte con 10 días de anticipación a la fecha de la elección, expidiendo la pertinente certificación.

¿Qué hacer si no se puede votar y no se tiene certificado médico?

Además de aquellos que el día de la elección se encuentren a más de 500 kilómetros del lugar donde deban votar, los enfermos o imposibilitados por fuerza mayor, el personal de organismos y empresas de servicios públicos que por razones atinentes a su cumplimiento deban realizar tareas que le impidan asistir al comicio y los jueces y sus auxiliares que estén trabajando ese día, ahora también se suman quienes a la fecha de la elección estén cumpliendo protocolos de aislamiento de COVID-19 (por contagio confirmado, caso sospechoso o contacto estrecho) y a quienes estén en grupos de riesgo y tengan indicación médica de no concurrencia.

¿Cómo justificar el motivo por el que no fuiste a votar?

Según el artículo 12 del Código Electoral Nacional, en el caso de las personas que estén a más de 500 kilómetros del lugar de votación, tendrán que presentarse el día de la elección a la autoridad policial más próxima, que les dará una certificación escrita que acredite la comparecencia.

Aquellos que no puedan asistir por enfermedad o por estar imposibilitados, deberán tener un certificado por médicos del servicio de sanidad nacional, en su defecto por médicos oficiales, provinciales o municipales, y en ausencia de estos por médicos particulares.

¿Cómo justificar que tenés Covid o que estás aislado?

  • Desde la Cámara Nacional Electoral le confirmaron a elDiarioAR que el mismo sistema que existía para solicitar y tramitar la justificación de no emisión del voto por internet, ahora podrá utilizarse para justificar en caso de tener Covid, o ser caso sospechoso o de contacto estrecho ya que entra en la categoría de causal por fuerza mayor. Sin embargo, como en muchos casos no tendrán certificado médico, la página (https://infractores.padron.gob.ar) solicitará información a modo de declaración jurada y los ciudadanos podrán hacer el trámite desde el día de la elección y durante el plazo de 60 días.
  • Para aquellos que entren en este grupo y quieran emitir su voto igualmente, la Cámara delegó la decisión a cada uno de los 24 juzgados, por lo que los jueces de cada distrito establecerán el protocolo o incluso en algún caso la imposibilidad de votar. En CABA, por ejemplo, no podrán hacerlo.
  • Si se presenta una certificación falsa, la persona podrá recibir las penas que establece el artículo 292 del Código Penal sobre falsificación de documentos.
  • En el caso de aquellos que no se presenten a votar en las PASO y no justifiquen su ausencia, deberán pagar una multa de 50 pesos. Si no se presentan en las elecciones generales, la sanción será de 100 pesos.
  • Hasta que no se abone la multa, las personas quedarán registradas como infractores y no podrán hacer trámites por un año, sacar el pasaporte ni ser designados funcionarios públicos durante tres años. Para saber si tuviste infracciones podés ingresar a https://infractores.padron.gob.ar.

Protocolo de COVID-19

  • La implementación de un protocolo sanitario específico para las elecciones legislativas 2021 fue dispuesta a en la ley aprobada por el Congreso que modificó por única vez la fecha de las elecciones para que no coincida con la época más invernal por la pandemia de coronavirus.
  • El protocolo prevé la ampliación de casi un 30 por ciento de los establecimientos electorales. De este modo, se pasarán de 15 mil a 19 mil los sitios donde se podrá votar.
  • En cada escuela podrá haber un máximo de ocho mesas.
  • El Ministerio del Interior precisó que se mantendrá la misma cantidad de mesas, con hasta 350 electores por cada una, aunque con más escuelas, clubes o entidades autorizadas, para cumplir con la distancia social.
  • Se priorizarán los establecimientos que cuenten con espacios abiertos en planta baja y tengan mejores condiciones de ventilación.
  • También se limitará el ingreso de acompañantes y sólo podrán entrar en aquellos casos donde sea indispensable para cumplir con el derecho al voto.
  • En esos casos habrá filas especiales fuera de los establecimientos.
  • El gobierno confirmó además la compra de mamparas solicitadas por la Cámara Nacional Electoral, que también exigió que las autoridades de mesa que deban cumplir tareas deberán estar vacunadas.
  • Se dispondrán "facilitadores sanitarios" para hacer cumplir los protocolos.
  • Se desplegarán kits sanitarios para quienes trabajen en los comicios: 500 mil barbijos para las PASO, destinados a las autoridades de mesa y miembros del Comando Electoral.
  • El Gobierno garantizó que las autoridades de mesa serán vacunadas y que contarán con todos los elementos necesarios para llevar a cabo los protocolos de prevención ante el COVID-19.

¿Por qué no se tomará la temperatura?

No se tomará la temperatura a los votantes al ingresar porque “tener fiebre no significa tener coronavirus” y todos tienen “el derecho a voto”. Por eso, apelarán a la responsabilidad ciudadana e instarán a que quienes tengan síntomas no asistan a votar.

¿Qué pasará con los mayores de 60 años?

Los mayores de 60 años, por ser considerados parte de la población más vulnerable, tendrán prioridad para votar entre las 8.30 y las 10.30, mientras que por el momento el horario de votación será entre las 8 y las 18.

En caso de que al cierre hubiera electores haciendo fila fuera del establecimiento, el delegado judicial les entregará un número para certificar que a esa hora estaban para votar y les permitirá el ingreso fuera del horario establecido.

También se recomendará a los electores llevar su propio bolígrafo para firmar el padrón y, si eso no ocurre, le será provisto uno sanitizado que, luego de cada uso, la autoridad de mesa deberá sanitizar de nuevo.

Una vez en la mesa, ni la constancia de emisión del sufragio, ni el DNI serán entregados en mano al elector, sino que deberá dejarse sobre la mesa de donde será recogida por el elector.

IG, con información de agencias.

Etiquetas
Publicado el
12 de septiembre de 2021 - 00:03 h