La secretaría de Derechos Humanos repudió la represión policial en Formosa, pero también apuntó a los medios

La represión de la policía de Formosa ante el avance de los manifestantes

0

Luego de una jornada signada por los incidentes en la ciudad capital de Formosa, la Secretaría de Derechos Humanos de la Nación salió a repudiar, mediante un comunicado, "la violencia ejercida por integrantes de la Policía provincial sobre los manifestantes que se concentraron frente a la Gobernación".

El organismo agregó: "La permanente campaña de desprestigio llevada adelante por los medios hegemónicos de comunicación sobre el gobierno provincial, el constante boicot a las medidas sanitarias excepcionales para hacer frente a la pandemia, el uso político que algunos sectores de la oposición hacen de estos hechos, y la violencia desmedida de algunos manifestantes —que hoy incluso intentaron ingresar a la Casa de Gobierno provincial—, no justifican el uso desproporcionado de la fuerza policial en la represión de la protesta".

"Las fuerzas de seguridad, tanto las nacionales como las provinciales, deben estar capacitadas para contener actos de violencia, en el contexto de protestas en un marco de pleno respeto de los derechos humanos", expresó.

"Después de los hechos, la Secretaría de Derechos Humanos se mantuvo en comunicación con las autoridades provinciales y con organismos de derechos humanos locales para monitorear la situación de los heridos y los detenidos. El gobierno de Formosa se comprometió a iniciar investigaciones acerca del uso desmedido de la fuerza por efectivos de la policía provincial", culminó.

Ese mensaje fue retuiteado por el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, quien agregó: “El Estado debe garantizar la libre expresión pacífica de la ciudadanía. En momentos de angustia colectiva, tiene que primar la serenidad. La violencia nunca es el camino. Y mucho menos la violencia institucional”.

La Gobernación estableció que la ciudad capital volvía a Fase 1 hasta el 18 de marzo, tras un nuevo brote de 17 contagios de coronavirus. La medida no cayó bien en amplios sectores de la población, especialmente en los comerciantes, ya que la restricción afectará las economías de sus locales. Luego de que los vecinos salieran a las calles, se produjeron enfrentamientos con la Policía de Formosa, que reprimió a los manifestantes con balas de goma y gases lacrimógenos y dispuso vallados en inmediaciones de la Casa de Gobierno local. Varios manifestantes resultaron heridos por el accionar de los uniformados.

Según informó el jefe de Gobierno provincial, Jorge Abel González, fueron detenidas cincuenta personas, entre ellas al menos una periodista, por lo que asociaciones como FOPEA y ADEPA reclamaron un inmediata liberación.

Etiquetas
stats