Para Macri, si Perón viviese, "se anota en Juntos por el Cambio"

Mauricio Macri, expresidente argentino.

elDiarioAR

0

Mauricio Macri continúa su gira mediática tras la presentación de su libro Primer Tiempo y este jueves se metió de lleno en el corazón del gobernante Frente de Todos y aseguró que si Juan Domingo Perón viviese, “se anotaría en Juntos por el Cambio”

10 momentos de "Primer tiempo", el libro de Mauricio Macri

10 momentos de "Primer tiempo", el libro de Mauricio Macri

En declaraciones al programa Lanata sin filtro, de Radio Mitre, el exmandatario habló de una “masa crítica” que “entiende cada vez más la mentira del populismo. Esta versión kirchnerista del peronismo se olvidó de la máxima de Perón. Nosotros representamos a lo que buscan trabajar. Si Perón estuviese acá diría ‘Yo me anoto en Juntos por el Cambio'”.

Sobre el título de su libro, Primer Tiempo, explicó que lo decidió “mientras lo terminaba. Busqué que quede claro que hay un segundo tiempo de la transformación. Reafirmar el por qué comencé en política en 2003 y para que la gente viva mejor hay que transformar la Argentina”, dijo Macri y amplió. "Tiene que ver con mi esencia futbolera. Lo que busco ante todo con este aporte es que, al leerlo, uno entienda que tal vez 2015 a 2019 fue el prólogo de esa transformación y que esta vuelta atrás es el último aprendizaje antes que el país encare veinte años de crecimiento consecutivo, dejando atrás definitivamente al populismo. Busco transmitir mis experiencias para lograr que los valiosos dirigentes que tenemos en Juntos por el Cambio no recorran caminos que no funcionaron. Para que el cambio se realice hacen falta más liderazgos; si hay más alternativas es bienvenido, por eso estoy trabajando para que cada dirigente de Juntos por el Cambio llegue a su máximo potencial y en 2023 haya alternativas de liderazgo, donde uno conduce y los demás acompañan". En relación a las PASO, fue contundente: "Tiene que haber internas en todos los lugares en 2021 y 2023".

Con respecto a su actual rol en la política argentina, el expresidente consideró que  “lo importante es el compromiso con millones de argentinos, los que creen con convicción que pueden mejorar, superarse y estar más cerca de ser felices. A todos ellos les quise decir que ese cambio puede continuar, y ese es mi compromiso”, continuó.

Además, Macri se metió en el futuro de su partido: “Este país no se transforma con una sola persona. Tiene que haber internas en Juntos por el Cambio, es fundamental. ¿Cuándo se desarrolla más una persona? Hay que competir para sacar lo mejor de cada uno”, aseguró.

En cuanto a su presidencia, el exmandatario analizó que en 2015 “no había conciencia de que el Estado estaba quebrado. Todas las leyes que veté era porque aumentaban el gasto. Siempre tenés ganas de intentar más, pero tal vez lograba menos. Cada vez que daba un paso para adelante, perdía 3 para atrás. Por una uña, el peronismo nos llenó con 14 toneladas de piedras”, se quejó.

Y para marcar diferencias con el actual gobierno de Alberto Fernández, Macri remarcó que algunos sectores de la Industria "estaban muy a favor de lo que estábamos haciendo en el Gobierno. Pero con este modelo no gana nadie, hoy todo es una complicación en la Argentina". Y agregó: “El mundo está en una vorágine con esta disrupción tecnológica, una app del celular cambia la vida de millones en un instante. La Argentina viene de décadas de frustración, más que nunca tenemos que subirnos a la ola de la modernización”.

Con respecto al manejo de la pandemia del coronavirus, consideró que Juntos por el Cambio hubiera "tenido las mismas vacunas que tiene Chile, con las puertas del mundo abiertas. Ahora estamos aislados”.

En tanto, marcó la fecha de las PASO de 2019 con miras a las elecciones presidenciales como "una noche trágica. Ese 11 de agosto sabía que el mundo se iba a ir. El kirchnerismo confirmó la visión que tenía el mundo de él y nos van enterrando cada vez más en la posibilidad de salir adelante. El lunes ese, la Casa Rosada parecía gobernada por fantasmas. Iba a ser un retroceso muy duro y empecé a cuestionarme qué otras cosas pude haber hecho para convencer a los argentinos que volver atrás iba a ser así de doloroso”, confesó.

En cuanto al futuro, se manifestó “optimista, jamás dejaré de serlo, creo en los argentinos. Hoy no existe el asado y la heladera la están empeñando. Todo lo que hicimos lo vamos a poder volver a hacer. Con este aprendizaje vamos a volver a poder hacer no solo por lo que aprendimos. El 2023 va a ser una etapa distinta porque no va a haber nada oculto. Si haces las cosas mal y repetís las políticas que fracasaron, vas a tener las mismas consecuencias. El mundo espera a ese gigante en potencia que nunca termina de aparecer”, consideró con respecto al país.

Al momento de hablar de su relación con el FMI, Macri sostuvo que no se arrepentía “de haber ido al Fondo Monetario Internacional. La deuda es hija del déficit y eso lo dejaron los kirchneristas. Cristina recibió el país con un 4% de superávit y lo entregó con un 5% de déficit. El apoyo político del mundo a la Argentina que volvía nos permitió acceder un crédito, con un 90% para pagar esa deuda. Hoy Guzmán se está endeudando al 18%. Lo muy malo fue cómo lo expliqué, lo hice en un minuto, y eso me llevó a perder el vínculo con los argentinos. Recién recuperé ese diálogo con las marchas. Estaba agobiado y fue un error garrafal. Había que explicarles que el Fondo era un instrumento de ayuda”, dijo, a modo de autocrítica.

Para el exmandatario, la causa conocida como Cuadernos "generó una gran crisis financiera y otra vez inflación. En abril del 2019 se empezó a normalizar; la Argentina había vuelto a crecer y con la noticia política que volvía el kirchnerismo, no funcionó”, analizó.

De cara a su futuro político, Macri aseguró no poder contestar “si quiero volver a ser Presidente. Mi responsabilidad es volver a trabajar. El kirchnerismo está dispuesto a romper el sistema y nosotros tenemos que defender un sistema institucional. Voy a trabajar para que tengamos a los mejores candidatos. Ese amor a mi país le ha costado muchísimo a mi familia y no me voy a morir sin ver a la Argentina en el lugar que le corresponde”, expresó.

Además, el expresidente se refirió a la titular de Abuelas de Plaza de Mayo: “Me da mucha pena lo que vivió Estela de Carlotto, pero no pudo salir del rencor, del odio. Yo supe perdonar, tuve un quiebre mental. Ella no ha podido", consideró. "Yo sé lo que vivió, porque yo tuve la suerte de que esa misma gente me secuestró y pasé los peores catorce días de mi vida y también los pasó mi familia. Y yo supe decir que mi vida no iba a estar marcada por el resentimiento y el odio a eso que me pasó. Mi abuela siempre decía que no hay mal que por bien no venga; y eso me llevó a decir que tenía que hacer algo distinto de mi vida... y creo que bueno, queda claro que ella no ha podido".

Sobre los reclamos del Frente de Todos por lo que consideran el rol del lawfare en la Justicia argentina, Macri aseguró que esas aseveraciones "marcan el cinismo absoluto de esta gente, cuando hablan de este lawfare. Yo creo en la justicia independiente. Cuando investigaron los Panamá Papers fui el primero en presentarme. Ellos se han dedicado sistemáticamente a eso. Yo tengo más de 200 denuncias y todas de ellos. Le meten presión a los jueces para que avancen procesos; inventan causas en lugares artificiales”, cuestionó.

Y agregó: “Lo importante es entender qué es lo que hay que hacer. Nadie puede cuestionar la transparencia intachable de nuestro gobierno”

IG

Etiquetas