Con Manzur y la elección de Sinergium para fabricar la vacuna ARNm en la región, vuelven a subir las acciones de Sigman

Hugo Sigman, dueño del Grupo Insud

Un día después de la asunción de Juan Manzur como Jefe de Gabinete, casi como una mueca del destino, Hugo Sigman volvió a ser noticia. El dueño del Grupo Insud encadenó dos alegrías en apenas unas horas: primero la elección de su amigo Manzur como reemplazante de Santiago Cafiero; después la noticia de que una de sus empresas, Sinergium Biotech, salió beneficiada en la selección que la Organización Panamericana de la Salud (OPS/OMS) hizo de dos laboratorios que serán los encargados de desarrollar y producir en la región las vacunas con tecnología ARN mensajero. La OPS eligió a dos entidades de Argentina y Brasil para un proceso que, según se informó de manera oficial, contará con la colaboración del centro de transferencia tecnológica ubicado en Sudáfrica.

En el caso argentino, el seleccionado fue un representante del sector privado, la compañía biofarmacéutica de Sigman que produce y distribuye productos a nivel local e internacional. En el caso brasileño, el encargado del desarrollo será una institución estatal, el Instituto de Tecnología en Inmunología Bio-Manguinhos que forma parte de la Fundación Oswaldo Cruz (FIOCRUZ) y tiene 120 años de historia. Desde la industria farmacéutica se remarcó que Sinergium y Fiocruz serán los primeros en fabricar la vacuna contra el Covid 19 con tecnología ARN fuera de Estados Unidos y se remarcó que la misma tecnología podrá ser después utilizada para producir otras vacunas. 

Apenas se conoció su nombramiento en reemplazo de Cafiero, Sigman apareció asociado a Manzur por la relación estrecha que surgió en 2009, cuando el nuevo hombre fuerte del gobierno debutó como ministro de Salud, y se profundizó con los años, cuando el empresario se convirtió en sponsor principal del gobernador de Tucumán. Sin embargo, la designación de Sinergium por parte de la OPS tiene que ver con un proceso previo en el cual Sigman mantuvo su cercanía al gobierno de Alberto Fernández, incluso tras la salida de Gines González García. El ascenso de Manzur, de todas formas, eleva una vez más, en las filas del Frente de Todos, las acciones del psiquiatra que además es dueño de la productora cinematográfica KyS y las editoriales Capital Intelectual y Siglo XXI. Dos meses y medio después de la foto incómoda que lo registró junto a Ginés en el Hotel Icon Embassy -y le varios trastornos-, su nombre regresa a los primeros planos.

El anuncio se hizo el martes 21 durante una reunión virtual de la OPS que presidió la directora del organismo, Carissa Etienne, y de la que participaron de manera virtual la ministra Carla Vizzotti, la asesora presidencial Cecilia Nicolini. Junto a ellas estaba la jefa de gabinete de Vizzotti, Sonia Tarragona, ex titular de la Fundación Mundo Sano, que preside la esposa de Sigman, Silvia Gold. Cuando le tocó hablar, la ministra aseguró que era un honor para el país que la empresa de Sigman hubiera sido elegida.

La planta de Sinergium está ubicada en Garín, provincia de Buenos Aires. La información oficial indica que compañía seleccionada por la OPS trabajará con mAbxience, el laboratorio que estuvo a cargo de la fabricar el principio activo de la vacuna de AstraZeneca y también tiene sede en Garín. Del contrato firmado en aquella oportunidad para la provisión de 22,4 millones de vacunas, que se esperaban para el primer trimestre del año, llegaron hasta el momento alrededor de 13 millones de dosis, de acuerdo a los números difundidos por el gobierno. En abril pasado, cuando todavía no habían arribado al país ninguna dosis, una serie de notas de elDiarioAR derivó en que Sigman rompiera el silencio y diera su explicación sobre la demora a través de las redes sociales.

Como en agosto de 2020, cuando Alberto Fernández y González García anunciaron lo que pareció ser entonces la salvación ante el Covid-19, Sigman vuelve ahora a funcionar como la pata local de un proyecto global. En este caso, sin embargo, todo indica que la firma del dueño del Grupo Insud cumplirá un rol inverso porque será la encargada de envasar lo que fabrican las multinacionales estadounidenses Moderna y Pfizer, las dos que ofrecen hasta el momento la plataforma del ARN mensajero. No está claro, sin embargo, cómo será el proceso de transferencia de tecnología y quién se hará cargo del costo de ese traspaso. Hasta el momento, la liberación de patentes no pasó de ser una carta de buenas intenciones.

Según informa en su página web, Sinergium Biotech selló en los últimos años acuerdos con dos multinacionales farmacéuticas: una es precisamente Pfizer, para la producción de la vacuna del neumococo, y la otra es MSD (Merck, Sharp & Dohme, subsidiaria argentina de Merck & Co), para la producción de la vacuna tetravalente contra el Virus de Papiloma Humano (VPH). Distinto es el caso de la producción de anticuerpos monoclonales, donde Sinergium integra junto al Laboratorio Elea, Chemo (con mAbxience ) y PharmADN un consorcio público-privado junto al Instituto Roffo (UBA), la Universidad de Quilmes y el Ministerio de Ciencia y Tecnología. 

El entusiasmo de la ministra Vizzotti y el nuevo ministro de Ciencia y Tecnología, Daniel Filmus, coincide con el orgullo que dicen sentir en la industria farmacéutica pero tiene, como todo, su contracara.  “El rol de Sigman conceptualmente es el mismo que en el caso de AstraZeneca, aunque tecnológicamente es inverso. Lo más probable es que el Estado argentino le vaya a comprar a él lo que fabrique. Las fronteras entre lo público y lo privado se desdibujan”, le dijo a elDiarioAR una fuente del sector. Consultados para esta nota, desde el Grupo Insud prefirieron resguardarse en el silencio. 

Según publicó La Nación, Sinergium Biotech tiene un contrato con el Estado para la provisión de vacunas calendario como la antigripal. El convenio de exclusividad por 10 años con la compañía de Sigman fue firmado en 2010 por el entonces ministro Manzur.

DG

Etiquetas
stats