Margarita Barrientos, sobre el futuro político de Macri: "Todos cumplimos una etapa en la vida"

Horacio Rodríguez Larreta, Margarita Barrientos y la ministra de Desarrollo Humano de Capital Federal, María Migliore, el pasado 10 de febrero

A Alberto Fernández no le importa por quién votó Margarita Barrientos. Dos veces se lo aclaró. El presidente asume que la dirigente social y creadora del comedor Los Piletones, en Villa Soldati, se inclinó por Mauricio Macri. El organizador del encuentro el jueves en Casa Rosada fue un albertista radical, el legislador porteño Leandro Santoro, quien mira el 2023 con ganas de ir por la alcaldía. 

Nacida en Santiago del Estero, en un pueblo cercano a Añatuya, Barrientos intenta despegarse del estigma de haber sido prácticamente la única referente social que apoyaba las políticas de Macri, aun en los dos últimos años de gestión cambiemita, cuando la inflación desbordada y los salarios a la baja eran una fábrica de pobreza. El cura villero Paco Oliveira la llegó de (des)calificar “como la amiga pobre de Macri". Ahora, ella revela que también recibe críticas por haber visitado a Fernández en la Rosada, ante otro contexto de crisis económica. La fundadora de Los Piletones, en 1996, surfea las controversias grieteras. El miércoles pasado recibió al alcalde Horacio Rodríguez Larreta en su comedor del sur de la Capital Federal. A su vez se reconcilió con Macri, elogia a Fernández y a Daniel Arroyo.

¿Cómo fue la reunión con Alberto Fernández?

Fue una conversación muy cálida. Fui a hablar para pedirle ayuda para la fundación de Santiago del Estero. Fue el tema central. Él estuvo muy amable, me escuchó, me preguntó cómo venía la situación social y la fundación de Añatuya.

¿Qué le pidió concretamente?

Necesitamos fondos para trabajar. Hay 70 personas involucradas en el hogar de abuelas, en dos comedores, y el centro de primera infancia que todavía no fue inaugurado por la pandemia.

¿De política hablaron?

No, para nada. Él es muy inteligente y me dijo que no le importaba a quién había votado. Dos veces me lo aclaró.

¿El presidente se comprometió a ayudarla?

Me prometió que iba a ayudarnos. A veces la ayuda del Estado no llega. Le comenté de parajes lejanos a los que asistimos. Damos de comer a 4.000 personas. Hay 70 personas trabajando, entre panaderos, enfermeras, médicas y cocineros. La asistencia del Estado llega a través de alimentos, pero necesitamos una parte económica para solventar los gastos.

Antes recibíamos 1.700 personas. Ahora, más de 2.000.

¿Recibe ayuda del gobierno santiagueño de Gerardo Zamora ?

De Santiago no recibimos nada. El gobernador no conoce la obra nuestra. Ya lo vamos a llevar.

¿Creció la demanda social durante el año de pandemia en Los Piletones?

Fue un año muy difícil, mucha gente se quedó sin trabajo. En Los Piletones mucha gente tenía un trabajo y no venía al comedor, y empezaron a llegar sobre todo por ayuda alimentaria. Lo sufrimos porque vimos familias nuevas. Allá en Santiago es distinto, porque se sabe que no hay tanto trabajo. 

¿Cuánta gente más fue a Los Piletones?

Antes recibíamos 1.700 personas. Ahora, más de 2.000. En Santiago pasamos las 4.000 personas. Tenemos dos comedores. Llevamos comida a distintos parajes alejados para los chiquitos. Pero nos falta comida, más leche en lugar de mate cocido. 

¿Del Gobierno porteño recibe ayuda?

Sí, ayuda y muchas donaciones. Con Horacio (Rodríguez Larreta) estamos bien. Me visitó el miércoles, conversamos mucho de las cosas por hacer en Los Piletones. La idea es seguir trabajando. 

Con Macri usted tenía una amistad desde hace muchos años y en el último tiempo se distanció. ¿Volvió a hablar con el expresidente? 

Sí, hablé con Juliana (Awada) y con Mauricio por teléfono. Lo conozco desde hace muchos años, cuando él era presidente de Boca.

¿De qué hablaron?

De cómo anda Los Piletones, del nuevo emprendimiento que voy a hacer en Santiago. 

¿Pagó un costo por ser casi la única referente social que apoyó las políticas de Macri?

Sí, lo pagué. A veces uno piensa que las cosas no deberían ser así, pero pasa. Y ahora me critican por haberme juntado con Alberto. Mucha gente dice que me vendí. No es así, no soy una vaca para venderme. Ojalá los que me critican vean lo que yo hago. El que critica es el que no hace nada.

Mis hijos no piensan igual que yo.

El año pasado dijo que Macri se había olvidado de usted. ¿Ahora recompuso la relación?

Recompusimos la relación, sí. Yo estaba muy enojada porque soy de decir las cosas. La relación se compuso. Además tengo buena relación con Horacio y con sus ministerios.

¿Qué diferencias ve entre Fernández y Macri?

No quiero comparar. Los dos son presidentes y cada uno cumplió en ayudarnos. Piensan distinto, pero hasta mis hijos no piensan igual que yo.

¿Cómo se lleva con el ministro Daniel Arroyo?

Lo fui a ver cuatro veces a Arroyo. Es una persona accesible y se puede conversar. Espero que cumplan con lo que me prometieron, con el compromiso del Presidente.

¿Seguirá participando en el Consejo Federal contra el hambre?

Ya fue mi participación ahí. A mi me gusta hacer, no sentarme a discutir. Lo importante es hacer. La gente necesita hechos no palabras.

¿Cree que Macri volverá a ser candidato?

No creo que vuelva a la política. Él dijo algo así. A lo mejor esté de consejero. Él no va a volver a la política y me parece bien. Todos cumplimos una etapa en la vida. 

AF

Etiquetas
stats