Schiaretti, Morales y Randazzo, en un asado federalista y anti-grieta en la casa de Urtubey

El intendente de Rosario Javkin y el gobernador de Jujuy Morales, entre los invitados a lo de Urtubey.

El exgobernador salteño fue el anfitrión en su casa de San Isidro. Juan Manuel Urtubey les hizo un asado al gobernador cordobés Juan Schiaretti y al jujeño Gerardo Moraes, a los diputados Florencio Randazzo, Graciela Camaño, Rogelio Frigerio y Emilio Monzó, más el exsenador Ángel Rozas y el intendente rosarino Pablo Javkin. Tomaron vino salteño. La reunión duró desde las 21 del miércoles hasta las 24. 

No todos los dirigentes se conocían entre sí. Se trató de una juntada inorgánica, cruzada por los mensajes políticos hacia el sistema. Especialmente, destinados a Juntos por el Cambio. Los ocho varones presentes y la única mujer invitada coincidieron en su preocupación por la dinámica grietera del debate público. También, por la crisis económica y la inflación en alza. Y protestaron por lo que consideran una mirada demasiado porteñocéntrica de la política argentina. 

“La cena tuvo como eje conversar sobre la situación del país en una mesa con otros dirigentes que se consideran fuera de la grieta. Coincidieron en que el país necesita construir consensos para salir adelante. Hablaron de la posibilidad de avanzar en el plano legislativo en reformas necesarias. Y quedaron en volver a juntarse”, afirmaron cerca de Schiaretti. 

El gobernador cordobés fue invitado por Morales, Monzó y Urtubey. “Que el debate esté concentrado en el AMBA potencia la grieta. Estamos realmente preocupados por la situación del país. Si no empezamos a buscar soluciones en serio, otra que Javier Milei, vamos a terminar en algo feo de verdad”, afirma Pablo Javkin ante elDiarioAr

“No fue un encuentro en clave electoral. Lo único que queremos es ponerle razonabilidad al debate político. Hay que multiplicar espacios así. Charlamos sobre dar debates parlamentarios, como el de los subsidios al transporte automotor”, agrega el intendente de Rosario. 

Además del tono genérico anti-grieta y en favor de una agenda más federal, la reunión encerró un mensaje hacia Juntos por el Cambio. De la mano de Morales y el PRO-peronismo soft, en la coalición opositora existe un sector que busca exhibir una identidad propia. Una marca ideológica alejada de la que impulsan los halcones cambiemitas, con Mauricio Macri y Patricia Bullrich a la cabeza. 

AF

Etiquetas
stats