A 107 años del genocidio armenio, el homenaje del arco político y la marcha de la comunidad local

La comunidad armenia en Argentina volvió a las ceremonias presenciales tras dos años de pandemia

elDiarioAR


0

La comunidad armenia en Argentina realizó este domingo una marcha en la ciudad de Buenos Aires por el 107 aniversario del genocidio armenio, en una jornada en que el presidente Alberto Fernández, la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner y todo el arco político rindieron homenaje a las víctimas.

En Israel, De Pedro rindió homenaje a víctimas del Holocausto y comprometió cooperación argentina

En Israel, De Pedro rindió homenaje a víctimas del Holocausto y comprometió cooperación argentina

La movilización, que forma parte de una serie de actividades que se replicarán en los próximos días, está organizada por Mesa Interjuvenil de la Comunidad Armenia (MICA) y comenzó desde las 15 en la Facultad de Derecho de la UBA, en Avenida Figueroa Alcorta 2263. Desde allí se dirigió a la Embajada de la República de Turquía, en reclamo de paz y del reconocimiento de la República del Alto Karabaj (Artsaj).

Se trata del primer encuentro presencial después de dos años de reuniones por videoconferencias a raíz de las restricciones por la pandemia de coronavirus, y los organizadores tienen prevista la presencia de diplomáticos y dirigentes argentinos, como la legisladora Victoria Montenegro, quien fue la oradora principal del acto.

“Nuestro compromiso siempre es con la memoria de los pueblos. Hace un mes, el 24 de marzo, cumplimos un nuevo aniversario de esa terrible dictadura cívico-militar. Sabemos lo que es la resistencia, la lucha y la necesidad de tener justicia y que las cosas se llamen por su nombre. En esta lucha está también el pueblo armenio hace ya 107 años”, declaró Montenegro, y recordó al policía armenio de la Ciudad de Buenos Aires Arshak Karhanyan desaparecido desde hace tres años.

Luego de un rezo por parte del hair surp (superior religioso) Aren Shahinian, tomaron la palabra Anush Ter Akopian y Matías Kederian en nombre de la juventud comunitaria.

“Desde el cese al fuego alcanzado hace más de un año, el acoso a la población de Artsaj es permanente. Hace pocas semanas, y con temperaturas bajo cero, cortaron el suministro de gas que calefacciona los hogares armenios. La invasión no terminó: la toma de Paruj y expulsión de su población es prueba de eso”, denunciaron.

Además, se recordó el escándalo ocurrido en Uruguay este sábado, donde el canciller turco Mevlüt Çavuşoğlu hizo el gesto de los Lobos Grises, “una organización racista, xenófoba y paramilitar de extrema derecha nacionalista de Turquía a manifestantes de la comunidad armenia durante la inauguración de la Embajada de Turquía en el país”. “No es un simple gesto: es una declaración de odio, y muestra que el verdadero objetivo de su visita en la semana del 24 de abril es provocar y continuar difundiendo el negacionismo”, dijo la juventud comunitaria.

También destacaron el reconocimiento por parte de Argentina del Genocidio Armenio a través de la Ley Nacional Nº 26.199, sancionada en 2006, y una sentencia judicial que dictaminó que los sucesos ocurridos entre 1915-1923 constituyeron genocidio.

Nuestro desafío es que Argentina también reconozca que ese genocidio continua al día de hoy, que por eso Azerbaiyán atacó Artsaj, invadió el sur de Armenia y tiene decenas de prisioneros de guerra armenios”, añadieron.

Previamente, en una ceremonia donde estuvieron autoridades políticas y religiosas locales y armenias, el presidente de las Instituciones Armenias de la República Argentina (Iara), Nechan Ichkhanian, dijo que los descendientes de armenios cumplen su “deber de conciencia para recordar los acontecimientos execrables que lesionan el raciocinio humano”. Y recordó la premisa del filósofo español Ruiz de Santayana que afirmó que “los pueblos que olvidan su historia están condenados a repetirla”.

“No olvidamos ni olvidaremos nunca; formamos parte de las generaciones que reconocen y se identifican con la gesta heroica; nos sentimos orgullosos de pertenecer a un pueblo milenario que no pudo ser extinguido por ningún sable turco”, enfatizó.

Además destacó que “llegaron a estas costas millones de inmigrantes, entre ellos armenios, que mostraron su capacidad de resiliencia, trabajaron en forma incansable, se integraron y avanzaron hacia el futuro contribuyendo a forjar la Argentina actual”.

Ichkhanian advirtió que “aún se busca un genocidio cultural” del pueblo armenio, con “añoranzas de un pasado sangriento que nos amenaza hoy en día”, pero aseveró que ahora “los armenios no están solos, pues existen en el mundo comunidades armenias organizadas que constituyen una gran diáspora para defender en un solo puño y mancomunados los valores de libertad e independencia”.

También resaltó que “la potencia de la comunidad armenia en Argentina no es menor”, y que “la máxima autoridad de la Iglesia católica, el papa Francisco, ha condenado el genocidio”.

El embajador de Armenia, Hovhannes Virabyan, dijo que “es un día de dolor y a la vez de reivindicación, de lucha por la justicia y de reflexión”.

“Reafirmamos nuestro voluntad de luchar por la justicia”, dijo, y alertó que “el pueblo armenio debe dar batalla por su supervivencia y continuamos bregando por mecanismos de acción contra los crímenes de lesa humanidad y la prevención de genocidios”.

Asimismo, en la Catedral de San Gregorio el Iluminador, en el barrio porteño de Palermo, se ofició una misa dedicada a la memoria de las víctimas canonizadas del genocidio.

Los homenajes del arco político

El Presidente recordó el 107° aniversario del inicio del genocidio armenio y aseguró que el Gobierno argentino está “al lado de las víctimas conmemorando el Día de Acción por la Tolerancia y el Respeto entre los pueblos”.

“En el 'domingo rojo' ocurrido el 24 de abril de 1915, las autoridades otomanas iniciaron un cruel genocidio sobre el pueblo armenio. Más de un millón de armenios resultaron víctimas de las mayores atrocidades. Fueron deportados y obligados a marchar cientos de kilómetros atravesando zonas desérticas. Muchos fueron asesinados cruelmente y muchos otros murieron víctimas de las torturas, el hambre y la sed”, rememoró el mandatario desde su cuenta de Twitter.

La vicepresidenta, por su parte, evocó una ley impulsada por su esposo, el expresidente Néstor Kirchner, que instauró al 24 de abril como “Día de acción por la tolerancia y el respeto entre los pueblos” en homenaje a las víctimas.

“107 años del genocidio armenio. Desde 2006, cuando por impulso de Néstor Kirchner se sancionó la Ley 26.199, se instauró al 24 de abril como 'Día de acción por la tolerancia y el respeto entre los pueblos', convirtiéndonos en uno de los pocos países en reconocerlo oficialmente”, escribió la exmandataria en su cuenta de Twitter.

El ministro de Defensa, Jorge Taiana, abogó por “reconocimiento, memoria y tolerancia entre los pueblos” y destacó que “desde 2006 nuestro país reconoce el genocidio armenio convirtiéndose así en uno de los primeros países en hacerlo oficialmente”.

“En conmemoración del genocidio armenio, este 24 de abril reflexionemos acerca del valor del pluralismo cultural, que nos enriquece. Construyamos juntos una sociedad en la que la multiplicidad de creencias, perspectivas y tradiciones convivan con respeto y en paz”, publicó en Twitter el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta.

El embajador en Brasil, Daniel Scioli, expresó: “Envío mis saludos y respeto a toda la comunidad armenia de Argentina en este 107° aniversario del genocidio armenio. Los acompaño en este Día de Acción por la Tolerancia y el Respeto entre los Pueblos, fundamental para vivir en un mundo más inclusivo, diverso y solidario”.

El ministro de Finanzas de Córdoba, Osvaldo Giordano, por su parte, señaló que “después de 107 años el genocidio armenio sigue impune”. “Este y cada día acompaño a toda la comunidad en el reclamo de justicia para su nación, hasta que la tolerancia y el respeto entre los pueblos sea una realidad”, añadió el funcionario.

El genocidio armenio

Comenzó el 24 de abril de 1915 y se prolongó hasta 1923. Entre esos años, entre 1,2 y 1,5 millones de armenios fueron asesinados por las tropas del imperio Turco Otomano con consignas discriminadoras y violentas que buscaban el exterminio físico y de todas las manifestaciones que caracterizan al pueblo armenio.

Las relaciones diplomáticas entre Argentina y Armenia comenzaron hace 30 años cuando el país asiático consolidó su independencia. En 2007, el Estado argentino promulgó la ley 26.199 que reconoce el 24 de abril como el Día de Acción por la Tolerancia y el Respeto entre los Pueblos en reconocimiento y conmemoración de la masacre de millones de armenios en el actual territorio turco.

En la actualidad, en Argentina viven cerca de 250 mil personas con raíces armenias descendientes de quienes emigraron especialmente en las primeras décadas del siglo XX que mantienen su cultura, idioma y religión.

La primera conmemoración de esta fecha fue realizada en 1919 y fue organizada por algunos sobrevivientes en una iglesia armenia de la Santa Trinidad en Estambul. A partir de ese momento, anualmente las colectividad recuerda esta fecha.

El gobierno de Turquía, por otro lado, continúa sin reconocer el genocidio y la colectividad armenia continua luchando para que no se invisibilice la historia de su pueblo.

Otras actividades por el aniversario

Para el martes próximo está previsto a las 8.30 una Santa Misa oficiada por Monseñor Pablo Hakimian en el Colegio Mekhitarista, ubicado en la calle Virrey del Pino al 3511 en la Ciudad de Buenos Aires.

El jueves 28 de abril, a su vez, la Comisión Regional de HOM organiza la decima campaña de Donación de Sangre en la Asociación Cultural Armenia en memoria de las víctimas del genocidio y también “como muestra de agradecimiento” a la Republica Argentina que “tan solidariamente cobijó a nuestros inmigrantes”, según informaron.

MB con información de agencia de noticias Télam

Etiquetas
stats