Por la cepa Delta, testean casa por casa y aula por aula en la zona sur de la ciudad de Córdoba

En Córdoba se activó un protocolo de búsqueda casa por casa de pacientes contagiados por un viajero proveniente de Perú.

“Es un terrorista sanitario”, así calificó el reconocido infectólogo cordobés Hugo Pizzi al viajero de 62 años que regresó de Perú la semana pasada a Córdoba, no guardó la cuarentena preventiva y obligatoria y provocó un brote en las primeras 48 horas de, al menos, 20 contagios de la variante Delta del virus Covid-19.

Rápidamente, y como si se tratara efectivamente de terroristas, y para prevenir la propagación de la cepa Delta, desde el Comité de Operaciones en Emergencia (COE) se activó un protocolo de búsqueda casa por casa de pacientes contagiados por el viajero, que incluyó personal de los ministerios de Salud y Educación, de la Municipalidad de Córdoba y del Ejército: “Estamos testeando a todos los alumnos de estas cuatro escuelas y a los contactos estrechos luego le hacen PCR. Mañana (por hoy) o incluso el domingo podremos tener novedades”, detalló una alta fuente del Ministerio de Salud a elDiarioAR.

Las cuatro escuelas afectadas por casos positivos y contactos estrechos de la cepa Delta del Covid-19 son “Emilio Olmos” y “Mauro Fernández” de barrio San Roque; y “República de Perú” y el “Instituto Nuestra Señora de Loreto”; de barrio Los Naranjos. Los cuatro colegios cerraron sus actividades el viernes y mañana seguirán cerrados preventivamente.

Desde el Ministerio de Educación confirmaron que “los testeos en las escuelas se están realizando grado por grado, registros en mano de cada alumno, banco por banco. Un caso que no sea testeado, que no sea detectado puede contagiar a toda su burbuja y la contagiosidad podría ser exponencial”.

En la provincia de Córdoba los alumnos de los niveles inicial, primario y secundario regresaron a clases el pasado lunes 26 de julio. Por disposición del Ministerio de Educación, se sigue adelante con el sistema mixto de dictado de clases, una semana virtual y una presencial, divididos por burbujas.

El viernes, el ministro de Educación Walter Grahovac, había anunciado que se trataba de sólo dos escuelas aisladas: “Tenemos la esperanza de que por haber actuado con rapidez no haya que ampliar las medidas de aislamientos. En realidad son dos las escuelas en las que hubo circulación. Las escuelas aisladas son el Instituto Loreto y la escuela Olmos. Y hay tres escuelas más en análisis. Esperamos precisiones de parte del Ministerio de Salud. Por suerte ocurrió en un lugar cuidado”.

Sobre la posibilidad de que haya un regreso a la virtualidad total como ocurrió antes de las vacaciones de invierno en las ciudades de más de 30 mil habitantes, el ministro cordobés lo descartó: “Por ahora no pensamos en volver a lo virtual. Vamos a tratar de mantener la presencialidad, y continuar con los seguimientos para atar todos los cabos”.

El Caso 0

El Caso 0 ingresó al país el 19 de julio por el aeropuerto Jorge Newbery y el test le dio negativo. Un primer test realizado en el aeropuerto de Lima antes de subir al avión, también le había dado negativo. Al llegar a esta provincia, desde el Ministerio de Salud cordobés se hizo un seguimiento telefónico. El lunes 26 de julio cuando se realizó el test para evaluar si se le daba el alta, se confirmó que era positivo para Covid 19 y cuando se analizó la cepa en el Instituto Malbrán, se confirmó que pertenecía a la cepa Delta, de alta peligrosidad y contagiosidad.

El pasado jueves 29 de julio, cuando se supo que un ciudadano boliviano de 62 años llegado días antes desde Perú -afincado en un barrio de la zona sur de la ciudad de Córdoba- había violado la cuarentena preventiva y provocado el contagio de 13 familiares que vivían en otro barrio; se concentraron los testeos en los barrios San Roque y Los Naranjos y cuatro escuelas de la zona: dos provinciales, una municipal y una privada. Inmediatamente fueron aisladas 160 personas, aunque no se cerraron los barrios como ocurrió en 2020 cuando se detectó transmisión comunitaria.

El viernes, los casos de infectados habían subido a 17 y los aislados a más de 600. Debido a la peligrosidad de transmisión de esta cepa y la negligencia demostrada por el viajero, Andrés Godoy, a cargo de la Unidad Fiscal de Emergencia Sanitaria (UFES) –fue creada especialmente por decreto en marzo de 2020- imputó y ordenó la detención del ciudadano proveniente de Perú, y cuatro personas ligadas a él que no respetaron la cuarentena. Los detenidos fueron alojados en un hotel internacional destinado al tratamiento de pacientes con Covid. 

Ayer, pese a los controles lanzados el jueves, la cifra llegaba a 20 infectados con la cepa Delta, y los aislados ya sumaban 800.

 Con el Ejército

Un sobrino del Caso 0 habló con El Doce, el canal de tevé del Grupo Clarín en Córdoba y declaró que él también está infectado con la cepa Delta y que su tío mantuvo contacto con gente sin aislarse preventivamente: “Vino una camioneta con personal militar y los del COE, nos encerraron y nos dijeron que podía ser realmente la variante Delta”.

El hombre contó que “llevaron a mi tío, a otra persona que estaba con él y a mi hermano vinieron y lo sacaron de la casa con su nenita de 8 años. Los más chicos de la familia no han tenido síntomas por suerte, y yo tampoco”. También señaló que “la mayoría de mi familia está vacunada; la única que no está vacunada es mi madre, que es la que más está sufriendo”.

El paciente también declaró a El Doce que el viernes llegó a su casa en la zona sur de la Capital un transporte del Ministerio de Salud de Córdoba y lo llevó a él y a su familia a los hospitales Rawson y de Niños, donde funciona el Polo Sanitario, principal centro de atención Covid-19 de la Provincia: “A las 10 de la mañana vino una traffic y nos lleva. Nos tuvieron todo el día ahí como hasta las 7 de la tarde, sin comer y sin nada porque no podemos tener ningún contacto”, se quejó. El paciente está aislado en su vivienda junto a sus tres hijos menores, dos de los cuáles son positivos y uno negativo, mientras que su esposa está internada: “Ella está internada y estable, pero nos preocupa mucho las manchas que tiene en un pulmón. Me dijeron que hay que seguirla paso a paso por el tema de la variante esta”.

Sobre la acusación del fiscal Godoy, el sobrino del Caso 0 apuntó: “El que tenga pruebas que las muestre porque apenas ellos se enteraron del positivo de mi hermano (otro familiar contagiado) ahí nomás cerraron todo y se aislaron. Nosotros oficialmente no estamos enterados de nada. No nos informó nada la Justicia, lo que sabemos, lo sabemos por las noticias”.

En la vivienda del Caso 0 y de sus familiares que no respetaron la cuarentena están apostados efectivos de la Policía de Córdoba para evitar que rompan su aislamiento.

"Un gruyere"

Pese a los anuncios de hisopados, testeos y controles en los barrios San Roque, Los Naranjos y otros de la zona sur, los vecinos de barrios periféricos como Villa La Tela, Villa Martínez, Las Violetas y Las Pichanas denunciaron que “no se están haciendo hisopados casa por casa, todo sigue normal”.

Walter “Pollo” Díaz, director de la Asociación Civil Los Benjamines de Villa La Tela graficó la situación ante elDiarioAR: “Deberían haber cerrado todo, aislado la zona, no solo los barrios. Por la avenida Fuerza Aérea es una de las salidas a Villa Carlos Paz. Desde la Dirección de Especialidades Médicas (DEM) nos habían anunciado que iban a cerrar, a aislar San Roque y Los Naranjos el mismo jueves y no lo hicieron. Somos un gruyere, estamos lleno de agujeros por donde se van a disparar los casos”.

Díaz contó que “no nos dan información, nos enteramos por los medios; no se ve gente de Salud, ni de la Municipalidad ni del Ejército como otras veces de 20202 cuando se aislaron barrios. Estamos en elecciones y no quieren tomar decisiones necesarias. Hoy sólo hubo hisopados y testeos en el dispensario de Villa Martínez, entre las dos y las seis de la tarde, pero ya estaba previsto de antes”.

Desde el Comité de Operaciones en Emergencia informaron a elDiarioAR que “los testeos que realizamos desde el jueves y este fin de semana se están analizando para detectar nuevos casos de Delta, y su ubicación geográfica, Se trata de que el foco quede circunscripto a los barrios ya detectados y que no haya circulación comunitaria dentro ni fuera de la Capital”. En caso de que se observen nuevos casos, no descartan sitiar los barrios.

GM/WC

Etiquetas