En pleno auge de casos, renunciaron más de 50 médicos en un hospital de San Miguel

"El 90% de los trabajadores están precarizados", dice uno de los médicos denunciantes

En medio de la pandemia, y tras 16 días de paro, este viernes más de cincuenta médicos del Hospital Municipal Dr. Raúl F. Larcade de San Miguel renunciaron a sus cargos. Se trata de la cúpula entera del servicio de cardiología y el servicio completo de clínica médica del hospital. El sábado se les sumó el equipo de dermatología.

El servicio de clínica médica dejó las funciones por los aprietes y las persecuciones. Era imposible trabajar. Lo mismo le pasó al servicio del cual soy jefe, el servicio de cardiología. Ayer decidimos renunciar, por lo menos la cúpula”, dice Gabriel Jans, Jefe del Servicio de Cardiología, en diálogo con elDiarioAR.

Si bien el conflicto comenzó en enero de este año, los referentes principales del reclamo denuncian que sufren precarización laboral hace años.

Hace 15 años no hay nombramientos, no nombran a ningún trabajador en blanco. Todo el mundo trabaja en negro con una figura que se llama “mensualizados”. El 90% de los trabajadores están precarizados”, explica Sebastián Motrel, médico cirujano del hospital.

“También hubo un atraso con los ingresos en relación con trabajadores de otras instituciones. Ahora estamos 40% abajo del promedio de Provincia. A todo esto se suma que a fin de 2020 empezaron a hacer recortes en el municipio, dejaron de pagar presentismo y horas extra, cosas que sumaban al salario”, cuenta y añade que los trabajadores empezaron a reclamar de forma individual pero, ante la falta de respuesta, decidieron agruparse y realizar un reclamo colectivo por mejoras salariales y en las condiciones de trabajo.

“En este tiempo realizamos manifestaciones, marchas y paros. Sufrimos amedrentamientos, desplazamientos y despidos”, sostiene Jans. “Hubo una mediación de un abogado que mandó el municipio y lo único que hizo fue amenazarnos. Amenazó con encontrar fallas en historias clínicas para armar causas legales”.

Los médicos denuncian que el conflicto “está muy trabado” y que “no hay diálogo con el municipio”.

Motrel lamenta que la situación actual del hospital luego de la renuncia masiva afecta directamente a los vecinos de San Miguel, además de al hospital en tanto hospital escuela.

“Somos hospital escuela y formadores de médicos. Clínica médica es el servicio madre del hospital y se termina con esto porque los residentes se están yendo. Ante la situación catastrófica y el conflicto, los residentes decidieron irse porque no es un lugar adecuado para su formación”, afirma.

Según estimaciones de 2017, en el partido de San Miguel viven aproximadamente 300 mil personas. El Larcade es la institución principal dentro de los tres hospitales municipales del partido.

“Los que sufren son la gente que vive en San Miguel, que van a perder un montón de calidad de atención. Que en este momento no tengan cardiología y clínica médica es una cuestión gravísima que deja prácticamente inoperante al hospital. Es trágico, es como la pérdida de un familiar. Nos duele muchísimo tener que tomar estas decisiones”, concluye Motrel.

Fuentes cercanas al municipio aseguraron que los servicios del hospital están garantizados y lo explicaron como un conflicto gremial. Las fuentes oficiales consultadas no respondieron formalmente a elDiarioAR.

MC

Etiquetas
stats