Provoca neumonía bilateral

Un médico y un enfermero murieron en Tucumán por el brote de una enfermedad no identificada

El sanatorio aislado, ubicado a ocho cuadras de la Casa de Gobierno de Tucumán.

Con la muerte de un médico de una clínica privada ubicada en el centro de San Miguel de Tucumán, el domingo, se encendieron las alarmas en el sistema de salud público provincial. El fallecimiento estaba asociado, de acuerdo a información oficial, a una extraña bacteria o virus que provoca neumonía bilateral, que en pocos días genera cuadros graves y afectó a seis pacientes, en principio. El estado de alerta subió un escalón más este miércoles porque durante la tarde falleció otro de los afectados que estaba internado en el hospital público Eva Perón desde el 21 de agosto. Tanto la primera como esta segunda víctima, un enfermero de 45 años, trabajaban en el sanatorio Luz Médica, en donde se registró el foco y por eso las autoridades sanitarias decidieron su aislamiento por siete días. Esto es, no hay operaciones, los familiares no pueden visitar a internados y tampoco hay atención en los consultorios externos.

En un intento por cortar con la ola de rumores y fake news que circularon en redes sociales y en grupos de WhatsApp, la cúpula del Ministerio de Salud de Tucumán dio una conferencia de prensa el mismo martes por la mañana. La información había crecido como una imparable mancha de aceite en una sociedad sensibilizada por los picos de la pandemia de Covid 19. En ese encuentro con los medios el ministro de Salud Luis Medina Ruiz aseveró: “Detectamos un brote de neumonía bilateral en seis pacientes, esta enfermedad es una forma de manifestarse de muchas enfermedades respiratorias. En esta época primero sospechamos de Covid 19 e Influenza, tanto Gripe A como B; incluso Hanta Virus, pero mediante la investigación se descartaron. Aún no encontramos la etiología a pesar de continuar estudiando virus y también bacterias, con cultivos por medio de un estudio que se llama FilmArray. Tenemos esa tecnología en Tucumán, que investiga 25 gérmenes, y también dieron negativo”. Sus palabras, aún con información, alimentaron las dudas y la preocupación, al desconocerse la naturaleza del brote.

Ante la decisión de que se aislara la clínica, ubicada en Marcos Paz al 900, a ocho cuadras de la Casa de Gobierno, su director ejecutivo, Alejandro Lembo, convocó también a la prensa para confirmar que la situación comenzó a desarrollarse la semana pasada pero se circunscribió sólo a los seis casos. “Pido a los comunicadores sociales que nos apoyen en este mensaje porque la paranoia que se ha generado en la sociedad no tiene nada que ver con la situación actual”, dijo. Al cierre de un intenso martes, el Ministerio de Salud aclaró que seis personas eran las contagiadas; una había fallecido, tres estaban internadas en grave estado y una en su domicilio, con seguimiento.

Este miércoles amaneció con una nueva conferencia de las autoridades sanitarias, en la que Medina Ruiz admitió que era consciente de la inquietud que se había instalado en la sociedad tucumana. “Queremos llevar tranquilidad, los pacientes están internados, hay un seguimiento estricto. Sólo tenemos que esperar la buena evolución de los pacientes que están muy graves. Comenzamos a investigar cuando dos pacientes coincidieron en los síntomas. Cuando comenzamos a buscar, coincide con la comunicación del sanatorio con otros cuatro pacientes. Por eso hablamos de un brote localizado que tienen en común ese vínculo laboral. Ya enviamos las muestras al Instituto Malbrán para la determinación y es posible que antes del fin de semana sepamos de qué se trata”, señaló.

Junto al titular de Salud se encontraba el Secretario Ejecutivo del Sistema Provincial de Salud (en los hechos, el número dos de todo el sistema), el médico Miguel Ferre Contreras, quien solicitó ser responsables frente a los rumores de una supuesta enfermedad desconocida de difícil tratamiento. Aclaró que se descartaron 25 causas distintas de enfermedades. “Pido que haya cautela entre la gente en la circulación de los rumores”, clamó. El ruego de Medina Ruiz por la evolución favorable de los pacientes se ensombreció con la noticia de la segunda muerte durante la tarde.

Durante el anochecer el Ministerio de Salud de la Nación informó que la Administración Nacional de Laboratorios e Institutos de Salud (ANLIS) Dr. Carlos Malbrán recibió las muestras provenientes de Tucumán para llevar a cabo una ampliación diagnóstica de los seis casos de neumonía de origen desconocido. El comunicado también aclara que las autoridades sanitarias nacionales y provinciales están trabajando en conjunto para realizar la investigación del brote, lo que incluye el seguimiento de los contactos de los casos y acciones específicas de control en la clínica que está aislada.

Debido al estado de preocupación que reina y fluye en redes y grupos de WhatsApp, el gobernador interino Osvaldo Jaldo fue consultado durante un encuentro con periodistas. “No soy un profesional en la materia por eso el Ministro de Salud está dando conferencias y en esto hay que ser muy prudente y responsable. Les quiero dar tranquilidad a los tucumanos porque el Ministerio de Salud está trabajando con la Nación, haciendo análisis en Tucumán y mandando muestras al Malbrán. Hoy la situación está totalmente controlada”, aseguró.

Hipótesis en medio de la incertidumbre

El médico Carlos Sale, presidente del Colegio Médico de Tucumán, fue consultado por elDiarioAR sobre esta situación y aunque se mantuvo cauto, no descartó que una neumonía bilateral -como la que contagió a las seis personas- pudiera, entre otras razones, tener origen en las bacterias conocidas como Legionella y de Leptospira. “Estamos todavía pendientes de saber de qué germen estamos hablando, esperamos que los resultados estén pronto. Hay que descartar que realmente no sea un germen que tenga normalmente un comportamiento agresivo”, señaló.

La mención a estas bacterias, que se reproducen en aguas estancadas, lodo o materia orgánica y que no se contagian de una persona a otra, surgió también de la segunda conferencia de prensa de las autoridades del Ministerio de Salud. “Cuando se habla de Legionella y de Leptospira son bacterias que necesitan de un cultivo que lleva días, por lo cual tendremos seguramente resultados preliminares esta semana, esperemos antes del fin de semana, ya que estamos en comunicación permanente con el Malbrán, pero certezas recién a partir de la semana que viene. Esperamos realmente que no aparezcan nuevos pacientes”, dijo Medina Ruiz ante una consulta.

CC

Etiquetas
stats